ALFIL NEGRO

843
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
No la Chiflen

Bien dicen que ‘gallina que come huevo, ni aunque le quemen el pico’, y el diputado priista Willy Ochoa no iba a negar la ‘cruz de su parroquia’, por lo que en cuanto tomó posesión como presidente del congreso chiapaneco, lo primero que hizo fue cabildear un nuevo préstamo por 995 millones de pesos y con ello, endeudar más a los chiapanecos que ya no ven lo duro, sino lo tupido.
Supuestamente el préstamo que está empujando el nuevo dirigente del Congreso de Chiapas, será utilizado en la reconstrucción de los daños que causó el terremoto del pasado 7 de septiembre en esta entidad, lo que tiene un sabor de sospecha porque se supone que la federación va a canalizar recursos del Fondo para los Desastres Naturales, amén de una parte de los cientos de millones que está recibiendo de los gobiernos de otros países, artistas, deportistas y la sociedad civil mexicana.
Nadie sabe cuál es realmente la intención del priista Wily Ochoa y los legisladores locales, ya que al ‘cuarto para las doce’ de concluir esta administración se les ha ocurrido la ‘brillante idea’ de endeudar más a los chiapanecos, que vienen cargando esa cruz desde las pésimos gobiernos de Pablo Salazar Mendiguchía y Juan Sabines Guerrero.
Las deudas de los sexenios de los príncipes ‘Juan II’ y ‘Pablo Abner I’, se acumularon por más de 41 mil millones de pesos, los que generan no menos de 4 millones de pesos diarios por concepto de intereses, que salen de los bolsillos de generadores de impuestos
Para nadie es secreto que la administración de Manuel Velasco Coello, desde el inicio evitó caer en la tentación de prestar más dinero y realizó malabarismos administrativos para lograr pagar intereses de esa deuda, realizar obras en los 122 municipios chiapanecos y cumplir con una diversidad de programas en beneficio de sus conciudadanos.
Los más de 40 legisladores locales, entre ellos seis de Tapachula, que se supone están para defender los intereses del pueblo, se quedan callados y peor aún, dan su consentimiento para que se lleve a cabo este nuevo endeudamiento que se ampliaría a 25 años, estarán convirtiéndose en cómplices de una nueva canallada contra los chiapanecos; ’no la chiflen que es cantada’
Por otro lado, los ciudadanos han venido exigiendo a los diputados de la actual legislatura local, que informen en dónde están o qué hicieron con los recursos del Fonden que tenían bajo su resguardo; los que al parecer eran más de 80 millones de pesos y que los ‘magos de las finanzas del congreso’ han desaparecido.
De qué servirán además, las aportaciones de los partidos políticos en Chiapas, que impulsados por el legislador Eduardo Ramírez Aguilar, cuando estuvo liderando el Congreso logró cero financiamientos para esos institutos y que ese dinero de aproximadamente 250 millones de pesos, también sea utilizado en la reconstrucción de daños a damnificados tras el sismo en esta entidad.
‘El Jaguar’, explicó que este es un recurso que la sociedad lo exige y aplaude, y se estima que vendrá en el próximo presupuesto en un rubro específico para la reconstrucción, ejecutado por el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Hacienda, luego entonces, no tiene razón de ser el nuevo préstamo que está realizando el actual presidente del Congreso del Estado, Willy Ochoa y camarilla; ya que lo único que lograrán es hundir más en la miseria a los chiapanecos.
Por qué no mejor desempolvan los expedientes de ex gobernadores y ex alcaldes ratas y sinvergüenzas, para encarcelarlos y quitarles esas riquezas indebidas que obtuvieron aprovechándose del cargo de ‘representación popular’, con ese dinero que se llevaron esos ‘hampones de cuello blanco’, bastaría y sobraría para reconstruir no sólo lo dañado por los terremotos en esta entidad, sino también para las obras que se necesitan.
Por otro lado, ola de inseguridad sigue campeando en la zona del Soconusco Chiapas, las estadísticas de asaltos a mano armada, robos a transeúntes y en casa habitación, secuestros y asesinatos, han aumentado y rebasado a todas las autoridades habidas y por haber.
Aún cuando Chiapas es considerado uno de los pocos estados con menor índice delictivo, comparado con otras entidades del centro y norte del país, no se puede soslayar que en la costa soconusquense el horno no está para bollos, pese a los esfuerzos del ejecutivo estatal que ha reconocido que aún con todo lo que se ha hecho, no ha sido suficiente para contener la delincuencia organizada.
‘Los ataques del hampa organizada a la sociedad civil del Soconusco, sobre todo en los municipios de Suchiate, Frontera Hidalgo, Metapa, Tapachula y Huixtla han sido contundentes, creando una psicosis de miedo y desconfianza, al grado que están poniendo en riesgo el sueño y la esperanza de los soconusquenses, porque nazca en Puerto Chiapas la Zona Económica Especial.