OPINIÓN PÚBLICA

500
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

 

Santuario de Extranjeros
Gonzalo Egremy

*En tanto que países vecinos combaten a las pandillas de Maras, EU expulsará a 600 mil centroamericanos que de seguro vendrán a esta zona.

*Miles de extranjeros sobreviven en colonias populares, pero muchos han participado en la comisión de delitos, según autoridades ministeriales.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump continúa empecinado en expulsar de aquella nación a mexicanos y a centroamericanos.
No le importa que los llamados Dreamers (“soñadores” de la vida norteamericana, subrayado de quien esto teclea), se encuentren protegidos por una decisión ejecutiva migratoria.
Trump busca que cientos de miles de centroamericanos y connacionales, regresen a sus países “por las buenas” o deportados por su policía.
En Estados Unidos, desde el 2012, con Barack Obama como presidente de los EU, prevalece la denominada “Acción Diferida para los Llegados en la Infancia o DACA (en inglés: Deferred Action for Childhood Arrivals).
Fue una decisión migratoria con el fin de beneficiar a ciertos migrantes no documentados que llegaron como niños a la Unión Americana y que no contaban con cierto nivel educativo.
De ahí se ha valido Donald Trump para exigir la salida o deportación de no menos de 600 mil centroamericanos (más de El Salvador, Honduras y Guatemala) que radican y trabajan en cientos de ciudades norteamericanas.
Pero si logra expulsar a esa enorme cantidad de centroamericanos, muchísimos buscarán regresar, y mientras, quizá años, se queden por estas tierras del sur de México.
Lo lamentable es que, según estadísticas, de cada diez delitos, en su mayoría de los calificados por la Ley como graves, registrados en esta zona, en seis se hallan involucrados extranjeros.
Según estudios sobre el tema, la participación de centroamericanos en homicidios, secuestros, violación y robos, entre otros delitos, es considerable.
“De cada diez delitos cometidos en esta región fronteriza-Soconusco, en seis tiene participación directa salvadoreños, hondureños o guatemaltecos”.
Los mismos medios de comunicación han publicado la nacionalidad de homicidas (asesinos), de asaltantes de negociaciones, de ladrones de casas-habitación y de vehículos, así como de violadores.
No pasa desapercibido para el análisis del delito, la actuación de los cuerpos de seguridad pública y de la misma Fiscalía (Procuraduría) de Justicia.
A la par de los delitos descritos, grupos de indocumentados perpetran acciones en contra de nacionales mexicanos.
“Pacíficos habitantes de los alrededores de los albergues para migrantes, manejados esos lugares por curas o por supuestas asociaciones civiles sin ‘fines de lucro’, son objetos de violencia y ultraje por centroamericanos”.
Irma Leticia Garfias Almazán, profesional de la sociología y presidente de “Ciudadanos Mexicanos A.C.”, afirma que familias vecinas de refugios para extranjeros, aquí en Tapachula, sufren constantemente agresiones.
“Algunos grupos de centroamericanos dañan con pintas de leyendas soeces las paredes de las viviendas; otros más roban todo cuanto pueden”.
Esta ciudad, añade, está saturada de extranjeros indocumentados que cometen toda clase de delitos en contra de una población inerme.
En el centro de la ciudad o el parque central “Miguel Hidalgo”, se ubican todos los días, un centenar de extranjeros, al igual que en las calles aledañas.
“En los cruceros viales, como limpiavidrios, permanecen no menos de otro centenar más de hondureños, salvadoreños y guatemaltecos.
Perpetran otros delitos en contra de automovilistas, como es el daño de vehículos cuando se les niega el dinero que exigen por aventar agua sucia.
Abogados estudiosos del delito, señalan que las pandillas de Maras en El Salvador, Honduras y Guatemala, “trasladaron sus operaciones a esta parte sur de México, en donde se han asentado para traficar con todo a su alcance”.
Agregan que no es casual la participación de centroamericanos en la comisión de hechos delictuosos en contra de las familias de esta región, lo que hace todo más grave, ¿no cree usted?//Salud.