ALFIL NEGRO

509
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Insurrección Verde
Oscar D. Ballinas Lezama

Las huestes del Partido Verde Ecologista de México en Chiapas, desenterraron el hacha de guerra, tocaron sus tambores y movieron sus banderas, explicando que lo hacen en respuesta al ‘agandalle’ de los priistas, al imponer al candidato a la Gubernatura chiapaneca en la alianza PRI-PVEM.
Al menos 18 de los Diputados de la bancada Verde Ecologista en de la LXVI legislatura del Congreso chiapaneco, renunciaron ayer en forma tumultuaria al PVEM, en respuesta a lo que han llamado un acto antidemocrático del PRI nacional, en complicidad con el dirigente del Partido Verde en el país; que al parecer traicionó a sus militantes en Chiapas, granero del voto esmeralda en México.
En su entusiasmo por ser la mayoría y estar mejor organizados que las militancias de otros partidos políticos chiapanecos, los ‘panzas verdes’ se olvidaron que los priistas nunca han actuado con democracia, que son como ‘las gallinas que comen huevo, aunque les quemen el pico’ y ahora están pagando las consecuencias.
Lo más doloroso para las huestes verdes chiapanecas, fue la presunta traición de sus dirigentes nacionales en quienes habían depositado su confianza, para defender la democracia por la que tanto han trabajo en esta entidad, olvidaron también que ‘mal paga el diablo a quien bien le sirve’; en el pecado llevaron la penitencia.
Hasta ayer, los guerreros esmeraldas no digerían lo que consideran una alta traición de su dirigente nacional, así como el agandalle del poder político efectuado por los priistas de Santo Domingo, quienes actuaron como lo han hecho siempre; es un comportamiento que distingue a los tricolores en la política nacional, no cambian ni cambiarán, porque es su naturaleza y saben que en estos menesteres el que no corre vuela.
La noticia que les dio el propio ‘Jaguar Negro’ a través de las redes sociales, cimbró en lo más profundo a los verdes chiapanecos, que ahora se arrepienten de haber luchado tantos años para formar una estructura electoral basada en el trabajo arduo de su dirigente, Eduardo Ramírez Aguilar y de su mismo líder moral que al frente del actual Gobierno Estatal, ha sido claro ejemplo de que no todo en la política está corroído por la corrupción.
Para nadie es secreto que el trabajo limpio, transparente y honesto de Manuel Velasco Coello, le ha generado al PVEM miles de simpatizantes, que el próximo 1º de Julio podrían decidir la balanza electoral, no sólo en Chiapas, sino también en los resultados de la elección del próximo Presidente de la República, de ahí la importancia de la unidad, porque una fractura como la que se está dando entre la militancia del partido verde chiapaneco con la dirigencia priista, puede llevar a una debacle a los rojos que, montados en su macho, se encuentran en el umbral de una derrota anunciada.
Hasta ayer, las huestes del partido verde en esta entidad fronteriza, tomaban acuerdos para decidir su postura ante las demás fuerzas políticas, toda vez que ya nadie duda que los priistas mandarán a la guerra a Roberto Albores Gleason, en medio de un campo minado y contra varios ejércitos unidos en su contra; porque no solo representa la antidemocracia electoral, sino es ícono de lo que el pueblo de México ya no quiere ver ni en pintura, sobre todo por el aumento de la corrupción de los priistas liderados por el ‘Señor de Los Pinos’, que además y en mala hora impulsó reformas como la energética, con las que vino a darle la puntilla a un pueblo con más de 45 millones de ciudadanos en la pobreza y 35 millones en la miseria.
Militantes del Verde chiapaneco, jura y perjuran que renunciarán a ese partido, al igual que sus Diputados locales que lo hicieron ayer en forma tumultuaria, amenazando que solamente le dejarán el ‘cascarón’ al candidato priista; lo más probable es que ahora busquen otros partidos para refugiarse y desde esa trinchera den al PRI, la ‘madre de todas las batallas’.
“Somos gente que piensa y razona, por lo que no aceptaremos ninguna imposición, venga de donde venga; si no nos preguntan quién debe ser nuestro candidato a gobernador de Chiapas en el proceso del 2018, estamos dispuestos a separarnos del PVEM cuya fuerza radica en su militancia”, afirmaron ayer integrantes del Comité Ejecutivo Municipal del PVEM, en Rincón Chamula de San Pedro, Chiapas.
Hoy, en la capital chiapaneca, las huestes verdes sostendrán una reunión estatal para defender la dignidad, según dio a conocer el hasta ahora dirigente del PVEM en Chiapas, afirmando que también él renunciará públicamente a este partido en el que su dirigencia nacional no respeta la voluntad de la militancia.
La otra cara de la moneda en esta entidad, es el movimiento de la alianza Morena-PT-PES; donde ayer celebraron que Rutilio Escandón Cadenas, acudiera al Partido del Trabajo para entregar su solicitud como precandidato a la Gubernatura chiapaneca, siendo vitoreado el hijo pródigo de Venustiano Carranza, por cientos de sus seguidores que le acompañaron.
El ‘excentinela de la casa de la justicia’, agradeció la confianza del PT, explicando que no es la primera vez que caminan juntos en los avatares de la política, por lo que añadió que está confiado del liderazgo que este instituto representa en la entidad, confiando que con ello obtendrán buenos resultados en las próximas elecciones.