Una Mujer sin Filtro

471

 

Luis Armando Pacheco

Una Mujer Sin Filtro es la nueva comedia de Fernanda Castillo de la mano del director Luis Eduardo Reyes, es el remake de Sin Filtro (Chile 2016), que por el momento no he visto aún, así que no podré comparar ambas por lo que solo hablaré de la versión mexicana. La película es sobre una mujer descubriendo ser asertiva en su vida diaria, conociendo tanto los beneficios como los problemas que puede causar.
Este no es tanto mi tipo de películas, más por gustos personales que otra cosa, ya que a veces para mí la comedia en el cine mexicano se vuelve a veces un género un poco cansado, sin embargo, no estoy en contra de ellas, es bueno que la industria de cine mexicano produzca películas y la audiencia mexicana vaya a verlas. Es una película dominguera en la que uno puede pasar realmente un buen rato, es bastante graciosa en sus mejores momentos mostrando un humor bastante mexicano.
Sin embargo, sufre de un primer acto bastante monótono en cuestión de comedia, pero tiene un gran segundo acto, donde varios cabos del primero terminan atados de maneras bastante hilarantes, es a partir del inicio de este segundo acto donde la película se eleva creando situaciones bastante satisfactorias y graciosas. Es este segundo acto que repara al primero (de hecho la campaña publicitaria se centra mucho en este segundo acto). El tercer y último acto es donde sufre más la película, esto no se puede ejemplificar mejor que con una escena dramática donde ciertas proporciones de escena y actuación sufren una baja de calidad, después de esta escena la película continúa sin muchas cosas extraordinarias que uno anhela del segundo acto, dándonos un mensaje un poco malo en cuestiones morales que básicamente nos dice que para que uno arregle los problemas tiene que explotar en furia, en la película eso es hilarante, en la vida real no tanto.
Sin embargo, tiene un mensaje más profundo que no fue explotado de manera interesante, y ese, es la misoginia mexicana, la película muestra varias situaciones cómicas donde los personajes antagónicos disminuyen al personaje principal por ser mujer y dichas situaciones no son tan exageradas como uno podría creer si hubieran tomado la comedia para centrarse más en estos problemas que, con la asertividad, tenderíamos un producto mucho más interesantes.
Una mujer sin Filtro es recomendable si quieren ver una divertida comedia mexicana. Puede que tenga algunos problemas con el primer y tercer acto pero es en el segundo donde uno se puede divertir en verdad. Síganme en Twitter para ver opiniones cortas de películas, y recomendaciones en @itspach.