ALFIL NEGRO

758
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Dragón de mil Cabezas
Oscar D. Ballinas Lezama

No se pueden echar las campanas al vuelo en la víspera de la transición del gobierno de Enrique Peña Nieto, al que comandará Andrés Manuel López Obrador; lo que tendrá que hacerse en forma oficial a partir del mes de Diciembre de este mismo año.
Nos queda claro que los mexicanos no pueden exigir de buenas a primeras que el nuevo Presidente de la República saque la varita mágica y antes de sentarse en la silla del águila empiece a desenredar el galimatías que le va a dejar de herencia ‘el príncipe de las reformas’.
Si bien es cierto que el ‘Santón de Macuspana’ viene con toda la buena intención de mejorar las condiciones de vida del pueblo mexicano, sobre todo de los más pobres y marginados, que representan la mayoría de los habitantes de este país de las maravillas; donde nunca pasa nada y cuando pasa, tampoco pasa nada.
Será interesante ver al nuevo Tlatoani dándole solución a los problemas de la nación azteca, sobre todo a lo relacionado con la inseguridad provocada por el crimen organizado, que es un ‘dragón de mil cabezas’; hasta ahora existe la promesa de López Obrador de combatir la corrupción dentro del gobierno, castigando a quienes la practiquen.
Para nadie es secreto que los aztecas están ansiosos de que cumpla su promesa de ‘barrer las escaleras de arriba para abajo’ con toda la suciedad que va encontrar; hasta ahora, muy pocos dudan que su equipo vaya a fallarle al tabasqueño.
Sin embargo, mientras son peras o manzanas la sociedad mexicana sigue siendo golpeada por la violencia que genera el crimen organizado, los habitantes de este país ya no sienten lo duro sino lo tupido, porque no hay día de Dios en que no aparezcan asesinados, secuestrados, asaltados, violados, sin que los que representan la ley puedan o quieran detener este flagelo social.
Otro de los grandes problemas que confrontará López Obrador, es la creación de fuentes de trabajo, que según los analistas políticos no será tan fácil hacerlo en un país que se encuentra ‘atiborrado’ de empresas trasnacionales, que si bien dan empleos a muchos mexicanos, han dejado en claro que operan bajo un sistema casi de ‘tienda y raya’; convirtiendo a los empleados en los esclavos del siglo XXI que a duras penas obtienen de esas empresas un mísero salario para sobrevivir en forma indigna.
El nuevo Presidente tendrá que nadar a contra corriente, con el peso sobre sus espaldas de un compromiso hecho de palabra ante de millones de mexicanos que le apostaron a su proyecto; muchos querrán ver el cambio antes de que cante un gallo, cuando lo más seguro es que lleve su tiempo, considerando que Roma no se hizo en un día.
Ojalá la gente entienda que administrar la gobernanza no es como ‘hacer enchiladas’; todos coinciden en que con el cambio de Gobierno se busca una tablita de salvación para los mexicanos que han ’tocado fondo’, sobre todo con las reformas educativa, hacendaria y energética, que vinieron a darle la puntilla a un pueblo harto de engaños con promesas incumplidas, ’la mula no era arisca’ y ahora mucha gente no confía, hasta no ver, no creer, argumentan los incrédulos.
El nuevo Presidente de la República ha recibido en sus manos una verdadera ‘papa caliente’, y tendrá que hacer uso de toda su experiencia y capacidad política-administrativa para poder ‘sacar el buey de la barranca’; ojalá que así sea, que los mexicanos entiendan que deberán trabajar hombro con hombro con su nuevo guía para que el esfuerzo del pasado primero de Julio no se esfume en un sueño malogrado.
En otras cosas, finalmente las autoridades electorales en Chiapas ratificaron el triunfo de Rutilio Escandón Cadenas, que ya es virtualmente el nuevo Gobernador de Chiapas, luego de que Manuel Velasco Coello le haga entrega formal de la administración estatal.
Escandón Cadenas reconoció que nunca en la historia de Chiapas y México se había dado tanta concurrencia de electores en las urnas: ”eso refleja, sin duda, que el pueblo quiere una verdadera transformación, y aquí en Chiapas, eso nos mantiene motivados”, expresó el nuevo Gobernador chiapaneco que fue electo en las urnas.