Polígrafo Político

529
Polígrafo Político
Polígrafo Político

El Retorno de los Talibanes a Unión Juárez
Darinel Zacarías

“El elefante está ciego, el domador malherido. El lanzador de cuchillos, por llevarse algo al bolsillo trabaja de afilador. El hombre bala se enfada, su pólvora está empapada de tanto decir adiós”
Joaquín Sabina

En el mes de Junio de 2018, documenté el arribo de 400 judíos ortodoxos al municipio de Unión Juárez. Su estancia en este gélido municipio, causó polémica.
Y es que esta congregación judía es motejada como secta ultraortodoxa, tiene su estadía en El Amatillo, un pueblo entre El Salvador y Guatemala. Y los llaman los “perseguidos”.
Hoy, nuevamente se les ha visto en los municipios de Cacahoatán y Unión Juárez, parece que su retorno nuevamente está cerca.
Vienen por un permiso de 180 días y están en busca de una hacienda u hotel que les permita vivir cómodamente.
Sin embargo, por ahora su peregrinar ha desatado mucho más polémica. Y es que se les ha asociado con diversos delitos que van desde trata de personas, violaciones, incesto, tortura y secuestro.
Les llaman Lev Tahor, en Israel les denominan “Talibanes Judíos”, son asociados con el uso del terrorismo extremo y el cataclismo, donde van buscan imponer su ideología y se fanatizan con tener el sometimiento y todo, bajo su control.
Su polémica, va más allá de ultraconservadora vestimenta. Son perseguidos, desde los tiempos de su Rabino Shlomo Erez Helbrans, quien murió ahogado en el afluente Shujubal, ubicado en san Jerónimo, perteneciente a Unión Juárez.
Los cerca de 400 judíos ortodoxos asilados en Unión Juárez, decidieron mudarse de manera momentánea a Guatemala, con rumbo a la aldea El Amatillo, Santa Rosa en Guatemala, para realizar el llamado Kadish, en lo que ellos denominan Viaje Divino.
Uriel Goldman es el secretario de esta comunidad Lev Tahor, quién en su momento explicó que su estancia en Unión Juárez obedecía a buscar asilo político, pues habían sido expulsados de Estado Unidos, luego de Canadá y posteriormente de Sololá, Guatemala.
Sin embargo, estas 60 familias se han dispersado en Guatemala y Chiapas. Son buscados por la justicia y acusados de diversos delitos. Dicen que son un grave peligro. Y las autoridades, ya prendieron las alarmas.
El hecho que desató el expediente fue, la desaparición de Chaim Teller, de 12 años, y su hermana Yante Teller, de 14, quienes fueron encontrados por las autoridades en la municipalidad de Tenango del Aire, a unos 40 kilómetros al sur de la Ciudad de México.
Según la acusación, los adolescentes fueron secuestrados el pasado 8 de Diciembre cerca de su hogar en la localidad de Woodridge (Nueva York) por miembros de Lev Tahor, quienes planeaban llevarlos de vuelta al campamento del grupo en Guatemala.
Pese a su descripción de la vida austera, en los últimos días, han surgido varias acusaciones en torno al uso de formas extremas y violentas de control sobre sus miembros, incluyendo el uso de castigos corporales contra menores y el matrimonio forzoso de mujeres menores de edad con hombres mayores.
Por lo pronto, han arribado ya a los municipios de Cacahoatán y Unión Juárez algunas familias que son o fueron miembros de esta secta. Huyen, es claro. No sabemos si de sus líderes religiosos o de las autoridades
Es un tema de seguridad nacional y las autoridades deben estar atentas al actuar de estas familias judías. Por lo pronto quién se frota las manos es Diego Valera Fuentes, pues su hotel era el que les renta en 12 mil Pesos diarios, si lo multiplicamos por 180 días, sí le genera grandes dividendos.
PD1: En una rueda de prensa a “modo”, el Edil tapachulteco fue asesorado para salir y anunciar con bombo y platillo la operación limpieza contra el ambulantaje. Sin embargo, nunca respondió sobre los 300 mil Pesos diarios que entraban por concepto de derecho de piso. Al contrario, Gurría se mostró irritado e intolerante, se paró y salió disparado.
PD2: Cosa contraria a la austeridad y la cara bonita de la 4T, quien esta semana se mostró muy feliz fue la síndico municipal de Tapachula, Rosa Irene Urbina Castañeda, pues estrenó lujoso y costoso “Chalet” en la zona residencial de Unión Juárez. Para nadie es novedad que adquirir un inmueble en la zona de descanso de la Suiza Chiapaneca es un gusto que no cualquiera puede darse.
¿Quién dijo que tengo sed?