ALFIL NEGRO

231
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

El México del sur
Oscar D. Ballinas Lezama

“Aquí en esta frontera sur la crisis está pegando muy fuerte, porque no hay crecimiento económico, no hay empleo, no se promueve el desarrollo, no hay inversión pública federal; ni siquiera mil millones de pesos, que fue lo que costó la ampliación del hangar presidencial para guardar el avión de Peña Nieto”, dijo hace unos dos años Andrés Manuel López Obrador, en una gira por el Soconusco.
El hoy Presidente de la República llegó a la costa chiapaneca, cuando sus adversarios políticos rumoraban de una injerencia de Rusia para financiar su campaña, por lo que habitantes de Tuxtla Chico lo recibieron con una enorme manta con la leyenda: ”los rusos de Tuxtla Chico con Andrés Manuelovich”.
Fue en esos días en que también estuvo en Tapachula, en donde manifestó que esta región la Federación lo tenía en el más completo abandono, añadiendo que los habitantes de esta frontera del sur de México fueron muy afectados con la decisión del Gobierno de Enrique Peña Nieto, que les aumentó el IVA en ese sexenio y lo pasó del 11 por ciento al 16 por ciento.
El hombre que ahora se sienta en la silla del águila expresó que le llamaba poderosamente la atención que del otro lado de la frontera con Guatemala la gasolina fuera más barata que en México, siendo que en el país chapín a diferencia de Chiapas, no tienen un solo pozo petrolero.
“Estos genios que han egresado de las universidades extranjeras, han dominado la economía en los últimos años en nuestra nación, han sido un fiasco y quieren seguir gobernando el país, son tecnócratas del neoliberalismo, a los que nos gustaría preguntarles por qué en México la gasolina, gas, diesel y la luz es más caro que en Guatemala y los Estados Unidos, cuando allá no tienen la materia prima como nosotros”, mencionó López Obrador, en aquellos tiempos de campaña.
Luego él se respondería: ”esta carestía que provoca el aumento en los precios de los energéticos, como sucede con la luz eléctrica para consumo industrial que en Chiapas subió hasta el 400 por ciento, tiene que ver con la corrupción y la impunidad que imperan en México”.
Encarrerado en sus declaraciones, añadió aquel día en Tapachula: “en Guatemala tienen en la cárcel al expresidente de la república, porque le comprobaron que robó 40 millones de pesos, no llega ni a carterista en comparación con los políticos corruptos de nuestro país; nosotros padecemos corrupción e impunidad, pero eso se va a terminar muy pronto y va haber justicia, crecimiento en empleos, bienestar, paz y tranquilidad en México”, terminó diciendo el ‘Señor de la cuarta transformación’.
El actual Presidente de México ya desgastó el huarache y sudó la camiseta por estas tierras de la frontera sur, ya nadie le puede contar cuentos chinos, como él mismo lo declarara en su visita a esta región, el olvido y la marginación de los sureños también es histórica.
En Chiapas, sobre todo en el Soconusco, el olvido de la Federación durante décadas ha sido grosero e insultante, quizás mucho más que nuestros hermanos del norte que a diferencia de los del sur, su cercanía con una de las naciones más poderosas y ricas del mundo, les hace recibir aunque sea de rebote, beneficios como la adquisición de los Dólares que se mueven en ambas fronteras, así como el acceso para que compren gasolina más barata en las gasolineras de Pemex ubicadas en aquel país.
Si bien el Presidente en turno ya cumplió su palabra con los habitantes de la frontera norte, en cuanto a bajarles el IVA y darles mucho más beneficios, la gente del sur no pierde la fe en cuanto a que la cuarta transformación tendrá que llegar a estas tierras todo paridoras, en donde el gobernador Rutilio Escandón Cadenas está echando toda la carne al asador para que sus conciudadanos obtengan un mejoramiento en su nivel de vida.
Poco a poco la luz se va dando para los chiapanecos; hay confianza en que el Ejecutivo Federal atienda las gestiones que ya se están realizando desde el gobierno chiapaneco, además que existe la promesa de López Obrador de levantar de sus cenizas a esta entidad en donde los costeños ya empezaron a levantar la voz, pidiéndole al Presidente que esa promesa de ayuda no vaya a quedar en el vacío como en los sexenios anteriores.
Se espera que el Presidente de la República ordene a las autoridades correspondientes a que investiguen a fondo el asunto del robo de las gasolinas y actos de corrupción de empleados y funcionarios de Pemex, de empresarios gasolineros, policías, ejército, exdiputados
y Exsenadores, Exgobernadores y Expresidentes de la República que están metidos en ‘el ajo’, quienes presuntamente han robado al pueblo de México millones de millones de Pesos; no solo 40 millones como el Expresidente de Guatemala que sigue en la cárcel.
Los guatemaltecos no hicieron ninguna consulta popular, como se pretende hacer en México para encarcelar a los ladrones de cuello blanco; los chapines simplemente aplicaron la ley y metieron a la cárcel al ladrón, ojalá que ahora en México no se vayan a dar tantos brincos con el suelo tan parejo y las ratas huachicoleras sean castigadas por sinvergüenzas.