EL QUINTO PODER DE MEXICO

529
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Enfrentan a Delincuencia, Armados de Valor
Ernesto L. Quinteros

Armados con mucho valor, pero sin armas ni equipo de protección, con una escasa y nula capacitación, mal comidos y mal pagados, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tapachula enfrentan a la delincuencia común y organizada, quienes en ocasiones portan mejores armas que ellos.
El actual Gobierno Municipal, emanado de las filas del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), y que aún preside Oscar Gurría Penagos, le sigue echando muchas ganas para pasar a la historia de esta ciudad como “la peor administración municipal”, que a la fecha ostenta el nefasto exedil priista Neftalí Del Toro Guzmán.
Los hechos de sangre ocurridos por la mañana de este martes, en el mercado “San Juan”, y que califica a nuestra ciudad como “insegura y violenta”, en los medios de comunicación nacionales, estatales y locales dan cuenta de ello, y ponen al descubierto dos cosas muy delicadas en la actual administración municipal:
1.- Que esta administración municipal sigue una política rapaz, en donde los mismos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal han denunciado, con anticipación, y siguen denunciando, que presuntamente el Edil con su parentela, se siguen robando los recursos públicos, principalmente los fondos de seguridad que manda la Federación cada mes, para la operatividad de la SSPM.
Para ello, según los guardianes del orden, el Edil  y su esposa Laura García Arjona, utilizan a empresas de familiares y amigos con prestanombres, en donde se compran insumos para la corporación, como el ya conocido y penoso caso de la compra de los alimentos contaminados, teniendo como resultado a varios policías intoxicados. A la fecha, no existe una investigación seria al respecto.
2.- Que la omisión de los jefes policíacos, empezando por el Secretario de Seguridad Municipal, es inmensa, pues en él recae la responsabilidad de haber mandado a trabajar a sus elementos desarmados.
Además, por protocolo de seguridad nunca debió haber permitido que los policías a su mando enfrentaran a un delincuente armado, quien momentos antes ya había demostrado de lo que era capaz.
Todo esto es evidencia de que la corporación está de cabeza y siendo consumida, desde su interior, por la corrupción.
En retrospectiva, la muerte de los elementos de los policías municipales es un hecho lamentable que se pudo haber evitado.

Brotan las Irregularidades en SSPM.
Mientras, la noticia de los sangrientos hechos se esparcía a la velocidad de la luz y cobraba fuerza en medios nacionales e internacionales.
Hoy, debido a estos lamentables hechos, muchos uniformados están perdiendo el miedo y han denunciado que muchos de sus compañeros salen a trabajar desarmados, mientras que quienes portan armas no traen municiones.
Además, presuntamente, el área administrativa de la SSPM no ha contratado los seguros de vida de una buena parte de los elementos.
En pocas palabras, los guardianes del orden están en un evidente estado de indefensión, y salen a trabajar únicamente armados…pero de valor.
Desafortunadamente los índices delictivos en la ciudad siguen en aumento, y ahora, los delincuentes ya no le temen a las corporaciones policiacas.
Siguen sin Informar, No hay Transparencia.
Al parecer la transparencia y la rendición de cuentas es algo que en la actual administración municipal no va a pasar. Son temas que solo utilizaron en campaña para prometer un cambio a la población. Y sí, hoy vemos ese mentado cambio…estamos más inseguros que antes.
Hasta el día de hoy se desconoce el motivo por el que el actual Edil no ha informado en qué condiciones recibió la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, y por andar de tapadera ha tenido que cargar también con un montón de culpas en este rubro. ¿Hasta cuándo va a aguantar?
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx



Armados con mucho valor, pero sin armas ni equipo de protección, con una escasa y nula capacitación, mal comidos y mal pagados, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tapachula enfrentan a la delincuencia común y organizada, quienes en ocasiones portan mejores armas que ellos.
El actual Gobierno Municipal, emanado de las filas del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), y que aún preside Oscar Gurría Penagos, le sigue echando muchas ganas para pasar a la historia de esta ciudad como “la peor administración municipal”, que a la fecha ostenta el nefasto exedil priista Neftalí Del Toro Guzmán.
Los hechos de sangre ocurridos por la mañana de este martes, en el mercado “San Juan”, y que califica a nuestra ciudad como “insegura y violenta”, en los medios de comunicación nacionales, estatales y locales dan cuenta de ello, y ponen al descubierto dos cosas muy delicadas en la actual administración municipal:
1.- Que esta administración municipal sigue una política rapaz, en donde los mismos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal han denunciado, con anticipación, y siguen denunciando, que presuntamente el Edil con su parentela, se siguen robando los recursos públicos, principalmente los fondos de seguridad que manda la Federación cada mes, para la operatividad de la SSPM.
Para ello, según los guardianes del orden, el Edil  y su esposa Laura García Arjona, utilizan a empresas de familiares y amigos con prestanombres, en donde se compran insumos para la corporación, como el ya conocido y penoso caso de la compra de los alimentos contaminados, teniendo como resultado a varios policías intoxicados. A la fecha, no existe una investigación seria al respecto.
2.- Que la omisión de los jefes policíacos, empezando por el Secretario de Seguridad Municipal, es inmensa, pues en él recae la responsabilidad de haber mandado a trabajar a sus elementos desarmados.
Además, por protocolo de seguridad nunca debió haber permitido que los policías a su mando enfrentaran a un delincuente armado, quien momentos antes ya había demostrado de lo que era capaz.
Todo esto es evidencia de que la corporación está de cabeza y siendo consumida, desde su interior, por la corrupción.
En retrospectiva, la muerte de los elementos de los policías municipales es un hecho lamentable que se pudo haber evitado.

Brotan las Irregularidades en SSPM.
Mientras, la noticia de los sangrientos hechos se esparcía a la velocidad de la luz y cobraba fuerza en medios nacionales e internacionales.
Hoy, debido a estos lamentables hechos, muchos uniformados están perdiendo el miedo y han denunciado que muchos de sus compañeros salen a trabajar desarmados, mientras que quienes portan armas no traen municiones.
Además, presuntamente, el área administrativa de la SSPM no ha contratado los seguros de vida de una buena parte de los elementos.
En pocas palabras, los guardianes del orden están en un evidente estado de indefensión, y salen a trabajar únicamente armados…pero de valor.
Desafortunadamente los índices delictivos en la ciudad siguen en aumento, y ahora, los delincuentes ya no le temen a las corporaciones policiacas.
Siguen sin Informar, No hay Transparencia.
Al parecer la transparencia y la rendición de cuentas es algo que en la actual administración municipal no va a pasar. Son temas que solo utilizaron en campaña para prometer un cambio a la población. Y sí, hoy vemos ese mentado cambio…estamos más inseguros que antes.
Hasta el día de hoy se desconoce el motivo por el que el actual Edil no ha informado en qué condiciones recibió la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, y por andar de tapadera ha tenido que cargar también con un montón de culpas en este rubro. ¿Hasta cuándo va a aguantar?
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx