EL QUINTO PODER DE MEXICO

579
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Seguridad Pública, el Talón de Aquiles
Ernesto L. Quinteros

La estrategia de seguridad pública en el municipio de Tapachula sigue siendo el talón de Aquiles del actual Ayuntamiento que encabeza el edil Oscar Gurría Penagos.
Los índices de inseguridad y las conductas antisociales en diferentes puntos de la geografía local, sigue a la alza.
Van seis meses y días desde que tomó posesión la actual administración municipal morenista, y todavía no se ven los cambios.
Todos los días los medios de comunicación y las redes sociales reportan asaltos y robos con violencia, entre otros delitos, mientras que la principal corporación de ofrecer seguridad preventiva en esta localidad, no funciona.
Sí, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tapachula le está quedando a deber mucho a la población.
Recursos hay, existen, sin embargo hay voces en la misma corporación que siguen denunciando el presunto robo y malversación de los dineros federales del Fondo IV, que sirven para financiar la operatividad de la dependencia.
Es por ello que urge una auditoría al Ayuntamiento de Tapachula por parte de la Auditoría Superior de la Federación y del Estado.
Y es que por todos los medios, Oscar Gurría se ha negado a transparentar el ejercicio de los recursos públicos, aunque por ley está obligado a informarlo.
El Edil a todas luces sigue violando la “Ley de transparencia e información pública y su reglamento”, así como tampoco cumple con lo que indica Ley de responsabilidades para los servidores públicos para el Estado de Chiapas.
Casetas de Policía No Funcionan.
Y para muestra, de que el discurso del Edil sigue contrastando con la realidad en materia de seguridad, es el asalto que reportaron las corporaciones policiacas en una farmacia el pasado fin de semana.
Los delincuentes se robaron 700 Pesos de la venta del día y un equipo de cómputo, tras amagar con armas blancas a la cajera.
Posiblemente este hecho, en nuestra violenta ciudad, lo podríamos calificar como “normal”.
Pero, todo sucedió a tan solo 300 metros (tres cuadras) de la caseta de la policía municipal en el barrio San Sebastián.
A decir de los habitantes de la zona, dicha caseta de vigilancia no funciona, es inoperante, y solo está de adorno.
Es ahí donde de nueva cuenta nos damos cuenta de la realidad, que la estrategia en materia de seguridad no funciona.
Urge hacer cambios en este rubro, y si el Edil se niega, tendrá que pagar un costo político muy alto.

De mi WhatsApp:
El Secretario de Seguridad Pública Municipal de Tapachula, debe estar certificado, y no lo está.
Debido a ello contraviene lo que marca la Ley de Seguridad Pública, ya que como funcionario en Seguridad también participa en el ejercicio de los recursos públicos y no está certificado. Es por ello que el edil Gurría podría ser sancionado, al igual que su Secretario.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana: ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
#TodosSomosElQuintoPoder
Visita: www.elorbe.com.mx