ALFIL NEGRO

307
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, ni os levantaréis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para inclinaros a ella; porque yo soy el Señor” (Levítico 26:1)

La Paja en el Ojo Ajeno
Oscar D. Ballinas Lezama

Gran descontento ha generado en la comunidad evangélica de Tapachula, la construcción de una enorme biblia hecha de piedra en los terrenos de Los Cerritos, a la que, al parecer, pretenden rendirle adoración a sabiendas que con ello difunden la idolatría, dijeron los cristianos inconformes.
Explicaron que la instalación de la biblia de piedra en un lugar dedicado para realizar deportes, nada tiene que ver con el verdadero espíritu cristiano, añadiendo que este movimiento tiene más visos políticos.
Añadieron los quejosos que a la inauguración del símbolo de la idolatría, ni siquiera se presentó el titular de Asuntos Religiosos del Ayuntamiento tapachulteco, Josué Nájera, sino que presuntamente fue la asistente de éste funcionario quien se tomó esa atribución.
Finalmente, miembros de la Asociación de Pastores Evangélicos de Tapachula (APET), pintaron su raya con quienes apoyaron la instalación del nuevo monumento a la Biblia, sin tomar en cuenta que el espíritu del Gobierno de la cuarta transformación se fundamente en el pensamiento juarista, que luchó por separar la iglesia de la política.
Aunque los inconformes tampoco andan muy bien en cuanto a mantenerse lejos de la idolatría, si tomamos en cuenta que ese grupo de evangélicos fueron los primeros en construir y colocar una biblia de piedra sobre el malecón en la Cuarta Poniente y río Coatán, es como estar viendo la paja en el ojo ajeno.
Sobre este asunto, el pastor evangélico Maya Lucas, exdirector municipal de asuntos religiosos en el municipio, aclaró que esas estatuas de la Biblia no se hacen para adorarlas y descartó que ésta actitud que han tomado los ‘representantes del pueblo de Dios’ en Tapachula, sea con la finalidad de rendir pleitesía a un ídolo de piedra, y que nada tiene que ver con lo que escrito está: ”Guárdense de los ídolos” (1ª de Juan 5:21)
En otras cosas, gran expectación ha causado la rebeldía de los policías federales a un mandamiento presidencial, aunque hasta ayer por la tarde sigue el estira y afloja, que busca llegar a una solución mediante el diálogo.
Al menos, en Chiapas, las cosas parecen más tranquilas en este renglón, hasta ahora la Guardia Nacional, la Policía Federal y Migración han venido trabajando en coordinación con el Gobierno del Estado, logrando bajar los altos índices del flujo migratorio; aunque el renglón de inseguridad y el contrabando en el río Suchiate, la ciudadanía espera con ansias que la nueva corporación policiaca agarre el toro por los cuernos y ayuden a combatir estos flagelos.
En Tapachula se anunció una solución al problema que genera la recolección de la basura, por lo que las autoridades municipales dieron a conocer la renta de varios camiones, que ayer iniciaron la recolección y se supone deben ser suficientes para dar el servicio a toda la comunidad, ya que hasta ahora, después de la inseguridad, la basura es otro de los grandes problemas de la Perla del Soconusco y del resto de los ayuntamientos chiapanecos; el sentir de los tapachultecos, es que la administración municipal sea transparente y no vayan a salir después con que a ‘chuchita la bolsearon’.
Se hace necesario que este municipio tenga también un buen manejo del basurero a cielo abierto, porque diariamente se están acumulando cientos de toneladas de basura, que podrían ser aprovechadas mediante el reciclaje correcto, para obtener recursos y además ayudarían a mejorar el medio ambiente.
Una nueva planta potabilizadora de agua es otro tema que interesa a los habitantes de Tapachula, ya que por décadas se ha sufrido el pésimo servicio de Coapatap; un problema que actualmente se ha convertido en un gran dolor de cabeza para las autoridades que han desfilado en ese organismo descentralizado, sin encontrarle la cuadratura al círculo y las quejas aumentan; la planta ya no potabiliza y la red de la tubería conductora del agua está hecha pedazos, añadiendo el problema de salud para los consumidores del vital líquido.
Ojalá la Federación tome cartas en el asunto de otorgar los recursos necesarios que ayuden a solventar estas necesidades, así como deberán estar pendiente para vigilar que ese apoyo no sea desviado, que todo sea bajo la transparencia que pregona la cuarta transformación, que no haya borrón y cuenta nueva y se castigue a quien se salga del guacal.