ALFIL NEGRO

360
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Mucho Ruido, Pocas Nueces
Oscar D. Ballinas Lezama

Aproximadamente unas 10 mil personas llevaron a cabo la marcha protestataria de la Sección VII de la CNTE y la Sección 40 del magisterio chiapaneco, para protestar en contra de la reforma de la reforma educativa, que, según Pedro Gómez Bámaca, atenta contra sus derechos laborales.
Mucho ruido, pocas nueces, se vio en este nuevo movimiento malogrado del dirigente sindical de la Sección VII de la CNTE, quien emboletó a algunos maestros de la Sección 40, estudiantes y organizaciones sociales, que juntos deberían ser un número aproximado a las cien mil personas, por lo que se consideró un verdadero fracaso.
Aunado a la pobre convocatoria de Gómez Bámaca, algunos de los participantes provocaron un grave accidente al iniciar sus desmanes y al lanzar un cohetón, dejando quemaduras graves en el rostro de dos maestras, las que fueron trasladadas al nosocomio de la capital chiapaneca.
Cuando la marcha se detuvo en al zócalo, casi al filo de las 13:30 horas, hubo algunos oradores ‘improvisados’ que alentaban a la chusma a que no detuvieran la marcha, ya que el problema de los ‘maestros’ no puede arreglarse jurídicamente, de ahí que no les queda otro camino que no sea el movimiento político.
El dirigente de la Sección VII de la CNTE, parece haber perdido en la poca credibilidad que le quedaba; se presume que durante muchos años ha sido parte de una cofradía que se ha dedicado a la confrontación y chantaje político con los gobernantes en turno, un juego perverso que al parecer les ha dado mucho dinero a ganar sobre las costillas del magisterio sindicalizado.
Los conocedores del tema juran y perjuran que el movimiento de los maestros en Chiapas, no es más que seguir con la vieja práctica de asustar con el petate del muerto y que en los años noventas les dio buen resultado a quienes han venido al frente de esta Sección chiapaneca, suponen que la mayoría de los que han liderado estos movimientos protestatarios, han logrado obtener mucho dinero bajo el agua y que pudo haber salido desde las catacumbas del erario.
Exdirigentes de la Sección 40 del magisterio en la entidad, aseguran que en 1990 decidieron pintar su raya con la Sección VII, porque supuestamente sus dirigentes solo eran ‘ojo de dinero’ se convirtieron en bucaneros de la educación, mientras que la ‘cuarenta’ buscaba soluciones a sus problemas mediante el diálogo; lo que hacían en días sábados, para que los niños no perdieran clases.
Mencionaron que aún en los tiempos cuando gobernaba Patrocinio González Garrido, quien ‘era un hueso duro de roer’, en sus diálogos lograron que no se les quitara un solo beneficio obtenido en sus luchas laborales, y no era necesario utilizar la fuerza bloqueando carreteras y calles, sin embargo, años después el espíritu sindicalista fue retorcido por la ambición desmedida de los dirigentes, quienes han desfilado al frente de los sindicatos de los trabajadores al servicio de la educación.
Los maestros y exdirigentes sindicales presumen que en esos tiempos el mismo Gobierno alimentaba los movimientos de los grupos del ala radical de la CNTE-Chiapas, hasta donde la liga diera, ya que era un plan con maña para lograr que la Federación tuviera una razón de liberar más recursos para la educación, sin embargo, nunca se reflejó o se aplicó en el renglón educativo.
Se comenta que en aquel tiempo en que no había ‘horario de verano’, surgieron algunos nombres de exdirigentes sindicales que se apropiaron de la Sección VII y la convirtieron en un rico filón de oro, entre los nombres que bailan al ritmo del sindicato magisterial de la CNTE chiapaneca suenan algunos nombres y apellidos como Adelfo, Mirón y Gómez Bámaca.
Añaden que la “época de oro” de los llamados ‘tres reyes magos’ (por aquello de que desaparecieron sin dejar rastro cientos de millones de Pesos), que presuntamente recibían grandes cantidades de dinero a través de lo que fue la Secretaría Técnica del Gobierno y después se volvieron ‘finitos’ para el chantaje utilizando el INEFECH, que en esos años se presume estaba bajo la batuta de Eduardo Zenteno.
Según los maestros denunciantes, deben investigarse y desempolvarse los expedientes de supuestas denuncias en contra de los ‘tres reyes magos’ del sindicalismo en la Sección VII de la CNTE , así como a los Exsecretarios de Educación en Chiapas, que con excepción de uno de ellos que se atrevió a renunciar al cargo para no prestarse al juego sindical, los demás aceptaron con su silencio los ‘arreglos’ que bajo el agua se realizaban para iniciar o terminar un movimiento magisterial, según presumen los informantes.
Mencionaron que actualmente en el Gobierno de la Cuarta Transformación, Gómez Bámaca trata de volver a esas viejas prácticas y no solamente convoca a la rebelión del magisterio chiapaneco, sino que bravuconamente reta a las autoridades para que lo detengan y encarcelen, argumentando que está con la conciencia limpia y no tiene nada qué temer.
El caso es que el tiempo sigue caminando y para el próximo nueve de Septiembre el líder mencionado jura y perjura que el magisterio nacional se va a paro indefinido; al menos que el 10 de este mismo mes sean recibidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador y éste acepte sus propuestas ‘laborales’.
Comentando otras noticias, es triste ver a un numeroso grupo de extranjeros indocumentados abandonados a su suerte en la propia entrada de la Estación “Siglo XXI” del INM en Tapachula; los medios de comunicación nacionales e internacionales siguen haciéndole mala propaganda a esta frontera sur.
Sería saludable que alguien interviniera para dar solución a este problema que refleja una deshumanización de algunas autoridades; si bien esa gente exige un salvoconducto para viajar al norte del país y eso está fuera de las leyes migratorias o los convenios internacionales con los derechos humanos, entonces que se les aplique la deportación y sean regresados a su país de origen, pero no deberían seguir sufriendo las malas condiciones de sobrevivir sin un techo y sin alimentación, ni servicios de salud, están abandonados a su suerte y a la misericordia de Dios.