ALFIL NEGRO

484
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama

¡Viva Chiapas!

Verdadero entusiasmo propició las declaraciones del senador Eduardo Ramírez Aguilar, sobre el tema de una iniciativa que pretende reducir el cobro del IVA en la frontera sur de México, la que durante décadas ha sido la más olvidada y marginada por la Federación.
Gran parte de la sociedad chiapaneca coincide en que también se debería de solicitar al Congreso de la Unión, eliminar el impuesto sobre nómina, ya que afecta a los empresarios que generan empleos; añadieron que también se debería descartar el 2 por ciento de impuestos sobre hospedaje por afectar a empresarios hoteleros y repercutir en el sector turístico.
Para nadie es secreto que Chiapas ha sufrido desde muchos años atrás la marginación grosera del gobierno federal, la pobreza, la insalubridad y el analfabetismo se convirtieron en los principales flagelos de los habitantes de esta entidad, ubicada sobre la línea fronteriza del sur del país.
EL ORBE, hace alusión en su nota principal de ayer, lo beneficioso que sería que a esta región fronteriza del sur de México se le cobrará menos IVA, tomando en consideración que el comercio vive por la presencia de los hermanos guatemaltecos, quienes fueron beneficiados con la Tarjeta de Visitante Regional (TVR).
Para nadie es secreto que en la pasada legislatura pasada, el hoy ex diputado federal, Enrique Zamora Morlet, promovió y logró que con ese documento los visitantes chapines ingresaran sin problema alguno a territorio chiapaneco, logrando con esto aumentar el número de visitantes que venían a comprar o pasear para conocer los lugares turísticos, no solamente de Tapachula y municipios aledaños, sino que podían ingresar hacia el norte del estado, provocando una derrama económica importante para toda la región chiapaneca.
Es gobierno de la Cuarta Transformación tiene ahora en sus manos hacerle un poco de justicia a Chiapas, sobre todo al Soconusco, donde hace unos 195 años atrás, al igual que el resto del territorio chiapaneco, estaban bajo el dominio de las autoridades guatemaltecas; sin embargo, en esa época Chiapas fue invitada a unirse a la Nueva República Mexicana integrándose a México, el 14 de septiembre de 1824 mientras que el Soconusco lo hizo en 1882.
Como parte de esta historia, se sabe que una vez consumada la independencia de México, los habitantes del territorio del actual estado de Chiapas, incluido el del Soconusco, enfrentaron un dilema: formar parte de Guatemala, de México o permanecer como una colonia del imperio español.
Desde aquellos tiempos, Chiapas ya sufría la discriminación y marginación, estaba en un doble aislamiento, por un lado de la capital de la Nueva España y por otro sufría el olvido del gobierno de Guatemala; para colmo de males, la economía chiapaneca resultaba poca atractiva para los españoles.
Por eso nació la idea de independizarse de España y de Guatemala, siendo el fraile Fray Matías de Córdova, entre otros luchadores sociales de aquellos tiempos, quienes promovieron el plan de Chiapas Libre, sin embargo, en el pecado llevaron la penitencia porque al no estar con ‘sandía ni con melón’, se cometían grandes abusos contra su población y para colmo de males, el abandono continuaba aumentando su pobreza y eso los llevó a decidirse a pertenecer a una nación en donde tuvieran mejores oportunidades de vida, siendo el 14 de septiembre de 1824 cuando formalizaron el compromiso de su anexión a México.
No obstante, la ‘maldición gitana’ ha perseguido a los habitantes de esta entidad, que, pese a tener uno de los suelos donde se produce petróleo, electricidad, ganado, abundante pesca, café, cacao, plátano y en algún tiempo, también floreció el algodón; existen grandes ríos, lagunas, esteros, playas, selvas, arqueología, entre otras riquezas naturales, poco a poco se han venido deteriorando por la ambición de malos políticos.
Desesperados por sobrevivir con un poco de dignidad y justicia, muchos chiapanecos se rebelaron saliendo del fondo de la selva, se mostraron al mundo para que vieran que no son invisibles y que, viviendo en una tierra tan rica, han sido los más pobres, su grito de ¡ya basta!, lo escuchó el mundo, aun así, la ayuda que les llegó para taparles la boca no ha sido suficiente y viven esperanzados que los nuevos gobernantes les ayuden a dejar un mejor Chiapas para sus hijos.
Por si fuera poco, los habitantes de este estado fronterizo han vivido tiempos apocalípticos, la madre naturaleza tampoco les ha perdonado y ha causado muerte y destrucción entre los habitantes de la frontera sur, sobre todo, en la zona del Soconusco , donde fenómenos como el huracán Stan y los sismos del 2017 y 2018,acabaron con la esperanza de mucha gente, hasta la fecha siguen sin terminarse viviendas y escuelas destruidas por la fuerza del terremoto que los obligó a bailar la samba de la muerte.
Hoy, a casi diez meses que el Gobierno Federal y Estatal han tomado el timón del barco de la cuarta transformación, vuelve a renacer esa ilusión de recibir un poco de justicia para sobrevivir con dignidad; de ahí, la enorme importancia de que el Congreso de la Unión apoye iniciativas como las presentadas por Eduardo Ramírez Aguilar, así como también siga ayudando con la misma fuerza que lo está haciendo ahora, a la administración del gobernador Rutilio Escandón Cadenas.
A 195 años de su anexión a México, Chiapas está viviendo otro momento histórico, si logra que quedarse entre los beneficiados de la cuarta transformación, lo que hasta ahora, la mayoría de los chiapanecos lo consideran un hecho, Dios quiera que así sea. ¡Viva Chiapas!