EL QUINTO PODER DE MEXICO

100
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Por Ernesto L. Quinteros

Ley Seca …¿y Gurría?

Los tapachultecos pensaron que el actual gobierno municipal morenista, que aún encabeza Oscar Gurría Penagos sería diferente.
Sin embargo, ha resultado más de lo mismo, ha copiado cada uno de los vicios y corruptelas que se realizaban en el pasado.
Con motivo de las fiestas patrias emitió una ley seca que al final del día la mayoría de los negocios no respetó, pues es del dominio público que el objetivo es meter al aro de la “recaudación bajo el agua” a los dueños de establecimientos con venta de bebidas embriagantes.
No importa sean botanero, discoteca, bar o como usted le quiera llamar a las cantinas, todos se tienen que caer con su cuota, y con ello brincaron la ley seca del pasado 15 de Septiembre.
El comunicado enviado por el Ayuntamiento tapachulteco, a los propietarios y/o encargados de establecimientos con venta de bebidas alcohólicas del municipio de Tapachula Chiapas, decía lo siguiente:
Por instrucciones del edil y con fundamento en los artículos 115 constitucional fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 82 de la Constitución Política del Estado libre y soberano de Chiapas, 10 del reglamento de bebidas alcohólicas, 41 fracción del reglamento de la Administración Pública Municipal en coordinación con el numeral 18 del reglamento de la Ley de Salud del estado de Chiapas en materia de Control Sanitario de Establecimientos que expenden o suministran bebidas alcohólicas se les comunica que de las 00:00 horas del 15 de Septiembre hasta la 13:00 horas del día 16 de Septiembre del 2019, se decreta Ley Seca.
Esto claro, sólo para el primer cuadro de la ciudad que comprende del polígono conformado de la Diecisiete calle Poniente y Oriente, a la Octava calle Poniente y Oriente, y de la Novena avenida Norte y sur, a la Catorce avenida Norte y Sur, acorde al artículo 108 inciso fracción XV del bando de policía y buen gobierno del municipio de Tapachula.
¿Pero qué cree estimado lector?, la gran mayoría de los negocios con venta de bebidas alcohólicas no respeto dicha disposición.
Valdría le pena saber a cuánto ascienden los ingresos obtenidos por el Ayuntamiento de Tapachula por el cobro de extensión de horario, las tarjetas sanitarias y otros impuestos que pagan estos giros al Ayuntamiento.
Y a todo eso agréguele las decenas de negocios irregulares o clandestinos que venden bebidas embriagantes en diferentes puntos de la ciudad, y que también operan con la complacencia de las autoridades locales.
No cabe duda que la transparencia gubernamental sigue siendo letra muerta en el actual gobierno morenista.
Según datos extra oficiales, a lo largo y ancho de la geografía local, existen un promedio de “3 mil 800 establecimientos con venta de bebidas embriagantes”.
Algunos operando con licencia y todo, pero un gran número lo hacen al margen de la ley.
Según fuentes del propio Ayuntamiento en Tapachula, supuestos inspectores de la Dirección de Alcoholes, son los que cada semana, quincenal y mensual, según sea el giro y el acuerdo que hayan hecho, pagan cuotas para no tener problemas con las autoridades locales.
Pero hagamos números simples, supongamos que sólo existen en la ciudad mil establecimientos de diferentes giros que se dedican a la venta de bebidas embriagantes y supongamos también que sólo pagan 500 pesos mensuales, así barato.
Estaríamos hablando que sólo de cuotas mensuales recaudadas serían 500 mil pesos, dinero que obviamente se sabe no entra a las arcas municipales.
La pregunta es: ¿A los bolsillos de quién van a parar estos recursos?, ¿tendrá conocimiento el edil Oscar Gurria o finge demencia?… La mejor opinión es la de usted.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimooo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx #TodosSomosElQuintoPoder