ALFIL NEGRO

522
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Predicando en el Desierto
Oscar D. Ballinas Lezama

Algunas de las voces protestatarias que han surgido en el Soconusco están exigiendo un poco de justicia para esta región enclavada en la frontera sur de México, afirmando que la falta de fuentes de trabajo, el aumento de la violencia por la inseguridad, entre otros flagelos sociales, han creado gran descontento de mucha gente que apenas sobrevive en esta región, marginados y olvidados desde hace varias décadas.
Sin embargo, hasta ahora, parece ser que esas voces claman en el desierto; la Federación aún no voltea el rostro hacia los municipios de esta frontera sur, donde los problemas socioeconómicos se están agudizando por el exceso de migrantes varados en Tapachula, la violencia y falta de lugares para trabajar.
Los habitantes de la Costa han solicitado al gobernador del Estado, Rutilio Escandón Cadenas, y al mismo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, su pronta intervención para gestionar e invertir los recursos públicos que sean necesarios para el mejoramiento de las condiciones de vida de la mayor parte de la gente que vive sobre la Costa chiapaneca, quienes llevan muchos años esperando ese milagro.
“La inseguridad, la injusticia y la falta de empleos en Chiapas son temas que necesitan ser atendidos por el Gobierno; aunque las autoridades nos pueden decir que esto es parte de la violencia generalizada que se vive en el país”, mencionó el Obispo de Tapachula.
Más adelante, añadió: ”no podemos ir acostumbrando a nuestros pueblos y ciudades a teñirse de rojo, con la sangre que día a día es derramada por nuestros ciudadanos; por ello, nuevamente nos unimos a la preocupación de las familias chiapanecas y de los distintos sectores de la sociedad, para lograr que se termine con los focos de inseguridad que se van incrementando en la región y todo el vasto territorio de Chiapas”.
Pidió a las autoridades que organizan mesas de seguridad, que no minimicen la situación de Tapachula y los demás municipios soconusquenses y de toda la entidad chiapaneca, los que deben de atender de inmediato, no querer tapar el pozo cuando el niño se haya ahogado.
Jaime Calderón explicó que hablar de los procesos de construcción de una cultura de paz en un mundo globalizado y con múltiples desafíos, es hablar necesariamente de uno de los fenómenos que en estos últimos años ha sido motivo de diversos foros y debates, la migración.
El prelado católico argumentó que son diversas las causas que motivan e impulsan a las personas a dejar sus lugares de origen, para incursionar en una nueva vida; una de esas causas es sin duda, los conflictos internos que se vive en muchos países, apuntó
“Creemos que, desde la Diócesis de Tapachula, podemos impulsar un proceso de construcción de culturas para vivir pacíficamente, esto es posible desde la reconstrucción de identidades de las víctimas que fueron tocadas por la violencia; esto constituye un factor clave para el apoyo a las personas que en sus lugares de origen y en los de acogida no son considerados parte de la comunidad política”, terminó diciendo el clérigo.
En otras cosas, los empresarios gasolineros siguen jugando con los precios del combustible, aumentándolo y haciendo como que le bajan unos centavos de vez en cuando, sin embargo, los cobros van para arriba casi siempre; ayer, la Premium y la Magna amanecieron en más de 19 Pesos por litro, sin que los consumidores puedan quejarse o denunciar el abuso, ya que las oficinas de la Profeco fueron enviadas a Tuxtla Gutiérrez.
Por cierto, se había dicho que las oficinas de la Secretaría de Economía en Chiapas funcionarían en Tapachula, pero hasta ahora parece que no se ha cumplido con esa disposición; ni su titular Yamil Melgar se aparece por este caluroso municipio, y eso que el titular de esa dependencia estatal dejó el musch (ombligo) en esta ciudad.
Otro funcionario, pero éste del ramo federal, que se ha venido haciendo ‘rosca’ con el cambio de sede de sus oficinas, es Manuel Bartlett, titular de la CFE, quien, según el Presidente de la República, despacharía en la capital chiapaneca, pues ya lleva un año y del Exsecretario de Gobernación, ni sus luces.
Grave la denuncia de algunos ganaderos de la Costa, quienes juran y perjuran que el contrabando de ganado de Centroamérica, rebasa el millón de reses anuales, siendo Tapachula y municipios aledaños los primeros en resentir este problema que va más allá de las pérdidas económicas al sector ganadero, sino el enorme riesgo de salud en que las autoridades responsables de vigilar que no exista contrabando, están exponiendo a los consumidores de una carne de ganado que pudiera estar enfermo, pero que no es detectado por la falta de un cerco sanitario.
Aseguran que en el rastro de Tapachula anteriormente se sacrificaban un mínimo de 80 reses diarias para surtir a los mercados locales, sin embargo, actualmente sólo se matan 10 reses y el consumo sigue siendo el mismo o más, por lo que se preguntan, ¿de dónde salen las otras 70 reses sacrificadas?
Los quejosos añaden que se les hace extraño que ninguna autoridad de los tres niveles de Gobierno se dé cuenta del contrabando enorme de reses en pie o destazadas, son trasladadas en cientos de modernos tráileres que en su mayoría transitan sin ningún problema por las carreteras federales de Chiapas, hasta llegar a Veracruz y en esa entidad, presumen los quejosos, el ganado es engordado para luego ser vendido en la Ciudad de México; no dudan que la mafia del poder logre exportarlo vía marítima a los Estados Unidos. Algunos ganaderos de la Costa, como Julio Herrera Toledo, han afirmado que no temen ‘agarrar al toro por los cuernos’.
Desde el Hospital General, se informó que culminó con éxito el proceso de evaluación con fines de acreditación en el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos (cáncer), por parte de acreditadores de los Estados de Querétaro, Sonora y Chihuahua; esto, en el Centro de Cancerología en Tapachula. Bien por el director Omar Gómez Cruz, que viene sosteniendo una batalla contra esta letal enfermedad que cada día aumenta en la región del Soconusco, y el mundo.