ALFIL NEGRO

97
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren y se convirtieren de sus malos caminos, entonces perdonaré sus pecados y sanaré la Tierra” (2ª. De Crónicas 7:14)

El Gran Señor
Oscar D. Ballinas Lezama

Bajo los ardientes rayos del sol que ayer cayeron con toda su fuerza sobre miles de personas que se aglomeraron en la plancha del Zócalo de la Ciudad de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador rindió su Primer Informe de Gobierno.
El ‘Señor de Macuspana’ volvió a mostrar el músculo, luego de doce meses de luchar contra viento y marea, su popularidad aún sigue siendo mucho mayor que cualquiera de sus antecesores en la Presidencia de la República; aprovechó para recordarle a sus millones de seguidores que la política de la Cuarta Transformación ha empezado a convertirse en una realidad.
Destacó que de los cien compromisos que hizo hace un año, 89 de estos ya están cumplidos; advirtió que México aún se encuentra en un proceso de transición, en donde lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer.
El Presidente advirtió que no están jugando ni simulando, que es un cambio de régimen, añadiendo que este gobierno se caracteriza por la honestidad, la democracia y el humanismo; luego pidió un año más para consolidar la cuarta transformación.
Aseguró que en un año más, los conservadores no tendrán vergüenza para poder revertir los cambios que está inculcando este Gobierno, explicando que en sus más de 40 años de vida pública, ha tenido al pueblo como un ángel de la guarda, que lo ha sacado a flote: ”el pueblo es mucha pieza y no me va a traicionar, agradezco la protección y apoyo que me ha brindado; yo solo soy un dirigente, el pueblo es el gran señor, el que gobierna y está transformando a México”, puntualizó en medio de los aplausos y algarabía de miles de ciudadanos, muchos se cobijaban bajo la sombra de las banderas que ondeaban en el corazón del Zócalo.
Dijo que, en estos doce meses de su administración ha separado el poder económico del poder político, que su Gobierno representa a ricos, pobres, creyentes, librepensadores, gente de todas las ideologías, orientación sexual, cultura, idioma, lugar de origen, nivel educativo y posición socioeconómica.
Argumentó que en este sexenio se está transitando hacia una verdadera democracia, han acabado la vergonzosa tradición de fraudes electorales; cantándoles claro a los políticos, al decir: “quien utilice recursos públicos o privados para comprar votos y traficar con la pobreza de la gente, o destinen parte del presupuesto para favorecer a candidatos de partidos irá a la cárcel, sin derecho a fianza”.
Sobre aviso no hay engaño, fue el mensaje del Gran Tlatoani, que se espera empiecen por respetar los militantes de Morena, ya que el buen juez por su casa empieza, y hasta ahora los ‘morenitos’ no han sido unas madres de la caridad, al grado que entre ellos mismos se han acusado de efectuar las viejas practicar de los partidos oponentes, al menos en el primer intento de la elección interna de la directiva nacional del partido Morena, prevalecieron los supuestos fraudes en las urnas y el padrón electoral.
Amenazó a los gobernantes y funcionarios con revocar sus mandatos por ineficiencia o malas prácticas o actitudes gubernamentales; exhortó al Poder Legislativo a que elimine las trabas legales para la aplicación del método de consulta popular y que cancele el fuero a los servidores públicos, empezando por el Presidente de la República; será muy interesante conocer los resultados sobre este tema el próximo año y que no vaya a ser solamente pura ‘baba de perico’, luego salgan con su ‘domingo siete’ de no aplicar las leyes creadas, con las que muchas veces solo se busca crear popularidad.
Habló también de terminar con los dispendios de los gobernantes y funcionarios en los tres niveles de Gobierno, sobre todo los de alto nivel que llegaban a ganar hasta 700 mil Pesos mensuales; eso en lo que se refiere al salario que muchas veces era utilizado para los ‘chicles’, ya que las verdaderas ganancias estaban en el desvío del presupuesto, así como los millonarios ‘moches’ a cambio de otorgar la construcción de obras públicas.
Informó que el avión presidencial sigue a la venta, así como otros 71 aviones y helicópteros que usaban los anteriores gobernantes y funcionarios, hasta para ser trasladados a jugar golf; lo malo del asunto es que aún no parece haber cliente para estas aeronaves.
Sobre el controvertido crecimiento o decrecimiento económico, López Obrador manifestó que la competitividad no tiene sentido como objetivos en sí mismos, sino como medios para lograr un objetivo superior (¿?) Con ello, el Presidente demostró tener otros datos que no concuerdan con los expuestos en los diversos medios de comunicación y supuestos expertos en la materia, que juran y perjuran que en el tema económico a México le fue como en feria en este primer año de Gobierno.
Sin embargo, el ‘Gran Tlatoani’ reconoció que aún tienen que trabajar mucho, porque no son buenos los resultados en cuanto a la disminución de la incidencia delictiva en el país, afirmando que ya está atendiéndose esa problemática que constituye uno de sus principales retos a vencer, lo que está seguro podrá salir avante para lograr serenar al país: ”México se va a pacificar, es mi compromiso; en este tiempo han soplado buenos vientos y estamos llevando a la práctica una transformación profunda, con poca confrontación y sin violencia política”.