OPINIÓN PÚBLICA

379
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Llega el T-MEC
Gonzalo Egremy

*La firma del nuevo tratado comercial de México con Estados Unidos podría darse antes del día 20 del presente mes de Diciembre.

*El acuerdo comercial no entrará en operaciones en este mismo mes, si no que sería en alguno de los seis primeros meses del 2020.

Existe la probabilidad de que en las próximas horas o en la presente semana a más tardar, se anuncie desde Washington el visto bueno para el nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.
Los representantes demócratas en el Congreso de los Estados Unidos, llegaron a un acuerdo preliminar con los sindicatos y con la Casa Blanca, sobre la nueva versión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que ha sido una de las prioridades del Gobierno de Donald Trump.
Aún falta finiquitar los detalles y el representante comercial estadounidenses deberá presentar la legislación correspondiente ante el Congreso.
El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (conocido como T-MEC o por sus siglas en inglés, USMCA) le daría tanto a Trump como a su principal opositora, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, un triunfo legislativo pese a la crisis política en Washington por el proceso para una posible destitución como Presidente de los EU de Trump.
El anuncio podría darse en las siguientes horas, aunque Pelosi aún no ha aprobado el plan según sus allegados.
El nuevo pacto comercial reemplazaría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA), que eliminó casi todos los aranceles y otras barreras comerciales entre Estados Unidos, México y Canadá.
Críticos, entre ellos Trump, los sindicatos y muchos legisladores demócratas llevaban años denunciando que el TLCAN estaba eliminando empleos en Estados Unidos porque las compañías mudaban sus fábricas al sur, donde le pagaban menos a los obreros, y enviaban los productos al norte sin aranceles.
Las tensas negociaciones, que duraron semanas y fueron estrechamente observadas por importantes sindicatos estadounidenses, derivaron en un acercamiento. Pelosi siempre ha sido partidaria del libre comercio y estuvo a favor del TLCAN cuando se firmó en 1994.
Los demócratas en distritos electoralmente competitivos han estado presionando para que se aprobado el nuevo acuerdo, a fin de demostrar un logro de la mayoría demócrata en la Cámara baja.
Si se ratifica el acuerdo, el Congreso podría quitarle algo de incertidumbre al futuro de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Canadá (su segundo mayor socio comercial) y México (el tercero), y posiblemente estimularía a la economía estadounidense.
Los agricultores estadounidenses, particularmente, están ansiosos de asegurarse de que sus exportaciones a Canadá y México sigan sin interrupciones.
El representante comercial estadounidense Robert Lighthizer negoció el año pasado el nuevo acuerdo con Canadá y México. Pero el T-MEC requería un voto del Congreso y la aprobación de demócratas sumidos en intensas negociaciones sobre aspectos técnicos del pacto.
La presidenta de la Cámara de representantes, Nancy Pelosi, alcanzó un acuerdo con la administración de Donald Trump para que el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sea votado en el Congreso de Estados Unidos con mínimas modificaciones, dijo ayer lunes la secretaria de Economía, Graciela Márquez.
“Estamos en los últimos momentos para la ratificación, ya en algunos medios se habla de un horario para el anuncio, nosotros sabemos que la señora (Nancy) Pelosi revisó el texto y están a punto (…) están de acuerdo entre Cámara de Representantes para subirlo a voto”, explicó a reporteros luego de un encuentro privado en Palacio Nacional.
Graciela Márquez confirmó que “eso era lo que estábamos esperando”, que fuera la líder demócrata quien “lo subiera” en medio de un proceso de impeachment (una especie de juicio político, subrayado de quien esto teclea) en contra del mandatario estadounidense.
Explicó que una vez que el negociador Robert Lighthizer entregó la propuesta de tratado, se tendrá que revisar para hacer los ajustes en una ‘agenda’.
Estamos muy cerca de que eso ocurra, poner punto final a un proceso en la administración pasada.
“Ajustar algunas cosas, aceptar que pueden favorecer más a un sector que a otro, y una vez que se dan esas ratificaciones por parte de los cuerpos legislativos es que se empieza a correr otro plazo más, en el que los países ajustan sus legislaciones para decir si hubo cambios”, detalló.
Según Márquez Colín, la firma en Estados Unidos podría ser antes del 20 de Diciembre, y una vez con los ajustes, se deberán hacer las traducciones, por lo que sería en el primer semestre del próximo año cuando se pondrá en marcha formalmente.
“Si es que la ratificación es en los próximos días y en la Cámara de Representantes pasa la negociación que Lighthizer le puso en la mesa a la señora Pelosi”, añadió.
En cuanto a las modificaciones, sería en el Senado de la República donde se revise la nueva versión, y será ahí donde inicie el proceso legislativo, que “de ninguna manera” puede ser sustituido.
“Los Senadores tendrán la oportunidad de revisar el texto, y concluir el proceso legislativo de aprobar una adenda”.
En relación a los temas que fueron modificados, consideró que el porcentaje no es importante, sino más bien los temas que se realizaron ajustes como el laboral y Reglas de Origen o medio ambiente.
Pues ojalá al sector agropecuario de nuestros connacionales, así como a los productores de otras ramas y empresarios, les vaya bien con el nuevo Tratado Comercial con los EU y Canadá, porque históricamente es sabido que el “poderoso” siempre avasalla al débil, ¿no cree usted?//Salud