ALFIL NEGRO

374
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares” (Mateo 24:7)

Suenan los Tambores de Guerra
Oscar D. Ballinas Lezama

‘El niño Dios te escrituró un establo, y los manantiales del petróleo, el diablo’, escribió el poeta Ramón López Velarde, en su poesía ‘Suave Patria’, que le viene como anillo al dedo a la situación que a nivel mundial están viviendo las naciones de Irán y Estados Unidos, quienes sostienen una pelea a muerte por los hidrocarburos.
Según los analistas políticos, el Gobierno de los Estados Unidos ha obligado a casi todos los países del mundo a comprar o vender petróleo usando Dólares, sin embargo, en el 2018, Irán que es considerado el cuarto productor de petróleo en el planeta, desafió a los gringos al transferir hidrocarburos a China, Corea del Sur, Grecia, India, Italia, Japón, Taiwán y Turquía, cobrándoles en ‘Yuan’ (moneda china), lo que lógicamente encolerizó a los norteamericanos, que ni tarde ni perezosos empezaron a buscarle tres pies al gato, para tener pretextos de iniciar una guerra contra los iraníes.
Los expertos en estos menesteres señalan que matar al general Soleimani, un héroe nacional iraní, fue una provocación directa de los Estados Unidos, una invitación a la guerra que podría considerarse como una decisión arrebatada del ‘rey pelos de elote’, lo que puede costarle su carrera política o darle la victoria para su reelección.
Será cuestión de esperar lo que decida Dios, quien podría tocar el corazón al soberbio y testarudo ‘rey loco’, que le sigue jalando la cola al tigre sin importarle que, con ello, desate la furia de todos los demonios de la guerra, provocando el Armagedón que abriría las puertas del infierno.
En otras cosas, militantes de la Asamblea Popular del Soconusco y la Frontera, afirman que el presidente Andrés López Obrador, reconoció en la pasada ‘mañanera’, que los pasados gobiernos neoliberales entregaron el país a la industria minera, siendo Carlos Salinas de Gortari, quien más licencias extendió y Felipe Calderón, fue quien entregó más concesiones de hectáreas.
En este mismo costal de corrupción y abusos, el actual ‘gran Tlatoani’, metió también a los expresidentes Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Enrique Peña Nieto, quienes entregaron un total de 117 millones de hectáreas a las empresas privadas, sin cobrarles ningún impuesto para que impulsaran la actividad minera, según los exmandatarios que con su actuar dejaron chiquito al también vende patria, Antonio de Santa Anna.
Dirigentes de la APSYF en la Costa chiapaneca, manifestaron que es incongruente que ahora el Gobierno de la cuarta transformación, al igual que sus antecesores se niegue a reducir los impuestos en esta región, impidiendo con ello el impulso de la economía, así como el incentivar la inversión.
“Vaya desgracia la nuestra, hoy estamos lleno de minas que asesinan a la Sierra Madre de Chiapas y el Soconusco, los dueños de estas empresas no pagan impuestos o si lo hacen es en lo mínimo, mientras los soconusquenses seguimos viendo cómo saquean nuestras tierras, envenenan nuestros ríos y destruyen nuestro ecosistema”, aseveró Guillermo Petris Gamboa, cofundador de la Asamblea Popular del Soconusco y la Frontera.
Comentando otras cosas, muchos chiapanecos parecen no estar de acuerdo con el nuevo pago de reemplacamiento de vehículos en esta entidad, argumentan que con este nuevo impuesto se contraviene el espíritu de la administración de la cuarta transformación, ya que el presidente López Obrador, juró y perjuró que no habría ningún impuesto más a los mexicanos.
Los inconformes acusan a los Diputados locales de ser unos buenos para nada, quienes al parecer desconocen cuál es su obligación como ‘defensores’ de los intereses de sus conciudadanos, concretándose a levantar el dedo para aprobar todas las iniciativas que les envían, sin verificar que estas disposiciones sirvan solamente para perjudicar más el bolsillo de los generadores de impuestos.