OPINIÓN PÚBLICA

110
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

¡Justicia por Mano Propia!
Gonzalo Egremy

*Dolorosas tragedias del viernes tienen origen en múltiples factores en donde resalta la falta de valores, y de confianza en el sistema de justicia penal.

*Señalan a Edil de Cacahoatán y a su esposa de intentar politizar a su favor la desgracia registrada el fin de semana en ese municipio.

En estos tiempos en donde las nuevas tecnologías de comunicación han sido mal orientadas por niños y jóvenes, la violencia e inseguridad pública en México y en muchos países más han aumentado gravemente.
En el vecino municipio de Cacahoatán, concretamente en el ejido Faja de Oro, se registraron hechos abominables como es el secuestro, abuso sexual y muerte de una niña de tan solo seis años de edad.
La falta de conocimientos elementales en la materia, y en criminalística, de los policías municipales, llevaron a éstos a cometer el grave error.
De acuerdo con diversos reportes, fueron a la casa de un sujeto que recién salió de prisión como presunto responsable de violación hace cuatro años.
Lo sacaron con engaños de su domicilio, según una familiar de esa persona, y lo llevaron al parque del ejido, en donde una turba lo bajó de la camioneta policial, lo golpeó, amarró, le echaron combustible y le prendieron fuego.
Nadie en aquellos momentos tenía prueba alguna de que el sujeto linchado haya sido el responsable del atroz y horrendo crimen en contra de la niña; y no se le defiende al exreo; pero…¿y si no fue él quien atacó a la menor?, de seguro entonces el criminal está en libertad y puede cometer otro homicidio.
El sábado la familia, amigos, compañeros y maestros de la escuela en donde estudiaba el primer año de primaria la niña asesinada, acudieron al sepelio y la indignación era generalizada, y con justa razón.
También la mamá del sujeto, a quien la irresponsabilidad de la policía del alcalde Julio César Calderón Sen lo llevó a que lo lincharan, buscaba el sábado la ayuda para enterrar a su hijo muerto cruelmente.
En Torreón, Coahuila, el mismo viernes se registraba otra tragedia: un niño de once años de edad fue el autor de un tiroteo en el Colegio Cervantes, donde una maestra perdió la vida, además un profesor y cinco alumnos más resultaron lesionados; el menor que disparó se quitó la vida.
Según las informaciones difundidas, el menor vivía con sus abuelos y pasaba mucho tiempo en los videojuegos, existe la teoría de que se basó en uno de ellos para acudir a la escuela y disparar con dos pistolas, un calibre .40 y la otra .22 milímetros.
Algo ocurre en las sociedades actuales que está generando violencia e inseguridad en casi todos los estratos sociales.
Nuestro Estado se ha caracterizado por los linchamientos; en la tercera semana de Febrero 2017, en el municipio de Chiapilla, la población golpeó a tres presuntos roba-autos, a quienes luego quemaron vivos.
Por esas fechas se registra el linchamiento a golpes con palos y martillos, de dos presuntos asaltantes que momentos antes había robado la nómina de obreros en una construcción en Tuxtla Gutiérrez.
Aquí mismo, en el Fraccionamiento Buenos Aires, así como en el poblado de Puerto Madero, en el ejido Raymundo Enríquez y en otras colonias, los vecinos han detenido a sujetos al momento de ser descubiertos robando en casas-habitación, y antes de entregarlos a la policía, les propinan golpizas.
Chiapas no es la única entidad en donde se han registrado linchamientos de presuntos delincuentes violadores, secuestradores, asaltantes y homicidas; pero según reportes, encabeza la lista de los Estados con esa “práctica”
Le siguen el Estado de México, Puebla, Jalisco, Sinaloa, Tamaulipas y Oaxaca; en una ciudad de esas entidades, en el 2016, les cortaron las manos a cinco ladrones y aún con vida los fueron a tirar al lado de una carretera.
Algunos sociólogos afirman que “La impunidad (en la procuración e impartición de la justicia) lanza a ciudadanos a una justicia irracional”.
En tanto que académicos refieren que “Los vengadores anónimos (o las comunidades se organizan como autodefensas) surgen cuando el Estado falla en el ejercicio de la acción penal”.
También opinan que el establecimiento del sistema de justicia penal acusatorio en México, que dejó a un lado la prisión preventiva, ha provocado más casos de impunidad para con los presuntos delincuentes.
Los linchamientos a presuntos transgresores de la Ley no son nuevos, pero lamentablemente como lo indican los sociólogos, es una “justicia irracional” por la crueldad con la que matan a los delincuentes.
Primero los amarran a algún poste de la comunidad, luego los golpean con toda clase de objetos, y algunos casos les rocían combustible y les prenden fuego; la muerte del o de los presuntos delincuentes es lenta y dolorosa.
Es la Fiscalía General del Estado la responsable de garantizar la investigación y el combate al delito, pero sus MP no atienden a las víctimas (menos reparan el daño) y dejan en libertad a hampones, y dicen carecer de presupuesto; no tienen investigadores más que un comandante que encabeza a dos para toda esta región fronteriza costa. Y pues así la gente continuará haciendo justicia por mano propia, ¿no cree usted?//Salud.