miércoles, febrero 8, 2023
spot_img
InicioHoy EscribenPolígrafo Político

Polígrafo Político

Opositores Aquí. Socios Allá
Darinel Zacarías

“Benditos los locos que se creen Napoleones (…) los cínicos que lloran en los cines, los gatos que no dan gato por liebre, los misterios gozosos del rosario (…) Malditos sean los tontos con medallas, los hijos de mamita, los chivatos, los candidatos (cierra la muralla) la letra pequeñita del contrato”

Joaquín Sabina

El escenario electoral para este 2021 parece ser un presagio de los alquimistas de la política aldeana. Alianzas y coyunturas. Mutaciones y demás revelaciones.
En Chiapas está claro que la tropa esmeralda irá sola o con alianzas de siglas ajenas al partido oficial. Sí, va querer bailar con cualquier instituto, menos con los de morena.
El mal actuar de muchos Ediles del Movimiento de Regeneración Nacional han fraguado su tumba.
En muchas aldeas la gente se llevó un mal sabor de boca, y parece que el voto de castigo, será la mejor respuesta.
Es una gran olla express el caso de las alcaldías en Chiapas. Han dejado mal parado a sus gobernados y a quienes confiaron en ellos.
Pero sobre todo, deben estar conscientes de que Andrés Manuel López Obrador no aparecerá ya, en las boletas y ese glorioso efecto “bandwagon”, como gregarismo, expiró.
Los ejercicios demoscópicos no están nada alejados de la realidad. Los rastreos ciudadanos han arrojado datos ilustrativos infalibles.
Inseguridad, marginación, deficiencias, ingobernabilidad y demás ejes que dejan al desnudo las agendas gubernamentales de Ediles que a más de un año de gobierno, ¡Nadan de muertito!
Por ello, decimos que el escenario electoral va dar un giro de 180 grados. Los que se dicen dueños de estructuras y venden su amor dosificado a cantidades exorbitantes, deberán cambiar su psicología electoral.
Hay un aforismo que dice “Más vale malo conocido que bueno por conocer” y ese refrán tiene sobrada razón. Por eso sigo con mi juicio que el partido guinda verá mermada su popularidad.
La caballada esmeralda hará fórmula en los comicios federales. Así se refleja esa mancomunidad y apego entre Manuel Velasco y Andrés Manuel.
Pero en los referéndums locales parece que allí sí ¡La cocha va torcer el rabo! Para nadie es un secreto que los verdes van a querer buscar coyunturas con otros institutos. Excepto con Morena.
Sencillo, porque sabrán distinguir entre quienes les fructifican mejores opciones de triunfo, beneficios, posiciones, recursos, influencia. Cuidando siempre no afectar a los dueños del balón.
La proclama de amor, lealtad y servicio del dueño del bastión verde hacia el mandatario federal es incuestionable. Eso es entonces indiscutible, pero en el terreno local, parece que el amor mutó. Se acabó.
Habrá que asegurar posiciones políticas, desechar lo que no sirvió, poner escarmientos y correctivos a simuladores. Coyunturas y negociaciones como marcan los cánones.
Por los pronto, aquel hecho del Carro Completo o del Efecto Dominó, sólo quedarán los recuerdos.
El efecto Bandwagon mutó a efecto Underdog.
Así que esos que se dicen tocados por Dios y bendecidos por el Mesías, vayan midiéndole el agua a los camotes.
Simple opinión.
¿Quién dijo que tengo sed?

Artículo anteriorLA BUENA Y LA MALA
Artículo siguienteALFIL NEGRO
RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Polígrafo Político

Opositores Aquí. Socios Allá
Darinel Zacarías

“Benditos los locos que se creen Napoleones (…) los cínicos que lloran en los cines, los gatos que no dan gato por liebre, los misterios gozosos del rosario (…) Malditos sean los tontos con medallas, los hijos de mamita, los chivatos, los candidatos (cierra la muralla) la letra pequeñita del contrato”

Joaquín Sabina

El escenario electoral para este 2021 parece ser un presagio de los alquimistas de la política aldeana. Alianzas y coyunturas. Mutaciones y demás revelaciones.
En Chiapas está claro que la tropa esmeralda irá sola o con alianzas de siglas ajenas al partido oficial. Sí, va querer bailar con cualquier instituto, menos con los de morena.
El mal actuar de muchos Ediles del Movimiento de Regeneración Nacional han fraguado su tumba.
En muchas aldeas la gente se llevó un mal sabor de boca, y parece que el voto de castigo, será la mejor respuesta.
Es una gran olla express el caso de las alcaldías en Chiapas. Han dejado mal parado a sus gobernados y a quienes confiaron en ellos.
Pero sobre todo, deben estar conscientes de que Andrés Manuel López Obrador no aparecerá ya, en las boletas y ese glorioso efecto “bandwagon”, como gregarismo, expiró.
Los ejercicios demoscópicos no están nada alejados de la realidad. Los rastreos ciudadanos han arrojado datos ilustrativos infalibles.
Inseguridad, marginación, deficiencias, ingobernabilidad y demás ejes que dejan al desnudo las agendas gubernamentales de Ediles que a más de un año de gobierno, ¡Nadan de muertito!
Por ello, decimos que el escenario electoral va dar un giro de 180 grados. Los que se dicen dueños de estructuras y venden su amor dosificado a cantidades exorbitantes, deberán cambiar su psicología electoral.
Hay un aforismo que dice “Más vale malo conocido que bueno por conocer” y ese refrán tiene sobrada razón. Por eso sigo con mi juicio que el partido guinda verá mermada su popularidad.
La caballada esmeralda hará fórmula en los comicios federales. Así se refleja esa mancomunidad y apego entre Manuel Velasco y Andrés Manuel.
Pero en los referéndums locales parece que allí sí ¡La cocha va torcer el rabo! Para nadie es un secreto que los verdes van a querer buscar coyunturas con otros institutos. Excepto con Morena.
Sencillo, porque sabrán distinguir entre quienes les fructifican mejores opciones de triunfo, beneficios, posiciones, recursos, influencia. Cuidando siempre no afectar a los dueños del balón.
La proclama de amor, lealtad y servicio del dueño del bastión verde hacia el mandatario federal es incuestionable. Eso es entonces indiscutible, pero en el terreno local, parece que el amor mutó. Se acabó.
Habrá que asegurar posiciones políticas, desechar lo que no sirvió, poner escarmientos y correctivos a simuladores. Coyunturas y negociaciones como marcan los cánones.
Por los pronto, aquel hecho del Carro Completo o del Efecto Dominó, sólo quedarán los recuerdos.
El efecto Bandwagon mutó a efecto Underdog.
Así que esos que se dicen tocados por Dios y bendecidos por el Mesías, vayan midiéndole el agua a los camotes.
Simple opinión.
¿Quién dijo que tengo sed?

Artículo anteriorLA BUENA Y LA MALA
Artículo siguienteALFIL NEGRO
RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Polígrafo Político

Opositores Aquí. Socios Allá
Darinel Zacarías

“Benditos los locos que se creen Napoleones (…) los cínicos que lloran en los cines, los gatos que no dan gato por liebre, los misterios gozosos del rosario (…) Malditos sean los tontos con medallas, los hijos de mamita, los chivatos, los candidatos (cierra la muralla) la letra pequeñita del contrato”

Joaquín Sabina

El escenario electoral para este 2021 parece ser un presagio de los alquimistas de la política aldeana. Alianzas y coyunturas. Mutaciones y demás revelaciones.
En Chiapas está claro que la tropa esmeralda irá sola o con alianzas de siglas ajenas al partido oficial. Sí, va querer bailar con cualquier instituto, menos con los de morena.
El mal actuar de muchos Ediles del Movimiento de Regeneración Nacional han fraguado su tumba.
En muchas aldeas la gente se llevó un mal sabor de boca, y parece que el voto de castigo, será la mejor respuesta.
Es una gran olla express el caso de las alcaldías en Chiapas. Han dejado mal parado a sus gobernados y a quienes confiaron en ellos.
Pero sobre todo, deben estar conscientes de que Andrés Manuel López Obrador no aparecerá ya, en las boletas y ese glorioso efecto “bandwagon”, como gregarismo, expiró.
Los ejercicios demoscópicos no están nada alejados de la realidad. Los rastreos ciudadanos han arrojado datos ilustrativos infalibles.
Inseguridad, marginación, deficiencias, ingobernabilidad y demás ejes que dejan al desnudo las agendas gubernamentales de Ediles que a más de un año de gobierno, ¡Nadan de muertito!
Por ello, decimos que el escenario electoral va dar un giro de 180 grados. Los que se dicen dueños de estructuras y venden su amor dosificado a cantidades exorbitantes, deberán cambiar su psicología electoral.
Hay un aforismo que dice “Más vale malo conocido que bueno por conocer” y ese refrán tiene sobrada razón. Por eso sigo con mi juicio que el partido guinda verá mermada su popularidad.
La caballada esmeralda hará fórmula en los comicios federales. Así se refleja esa mancomunidad y apego entre Manuel Velasco y Andrés Manuel.
Pero en los referéndums locales parece que allí sí ¡La cocha va torcer el rabo! Para nadie es un secreto que los verdes van a querer buscar coyunturas con otros institutos. Excepto con Morena.
Sencillo, porque sabrán distinguir entre quienes les fructifican mejores opciones de triunfo, beneficios, posiciones, recursos, influencia. Cuidando siempre no afectar a los dueños del balón.
La proclama de amor, lealtad y servicio del dueño del bastión verde hacia el mandatario federal es incuestionable. Eso es entonces indiscutible, pero en el terreno local, parece que el amor mutó. Se acabó.
Habrá que asegurar posiciones políticas, desechar lo que no sirvió, poner escarmientos y correctivos a simuladores. Coyunturas y negociaciones como marcan los cánones.
Por los pronto, aquel hecho del Carro Completo o del Efecto Dominó, sólo quedarán los recuerdos.
El efecto Bandwagon mutó a efecto Underdog.
Así que esos que se dicen tocados por Dios y bendecidos por el Mesías, vayan midiéndole el agua a los camotes.
Simple opinión.
¿Quién dijo que tengo sed?

Artículo anteriorLA BUENA Y LA MALA
Artículo siguienteALFIL NEGRO
RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com