domingo, enero 29, 2023
spot_img

ALFIL NEGRO

“Por qué tantos brincos, estando el suelo tan parejo” (refrán)

El Otro México
Oscar D. Ballinas Lezama

La incertidumbre y el caos social aumentan en los municipios de la frontera sur de México, la presencia de más caravanas de migrantes indocumentados brincando el río Suchiate, donde agentes de Migración y la Guardia Nacional tratan inútilmente de contener las hordas centroamericanas.
El flujo migratorio en esta región, considerada el patio trasero de la nación azteca, continúa creando un problema económico-político y social a los soconusquenses; se presume que desde la casona de Bucareli, continúa extendiéndose la invitación a migrantes centroamericanos, ofreciéndoles trabajo, servicios médicos, vivienda y el respeto a sus derechos humanos.
Ni tarde ni perezosos, una horda de hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, se organizaron y formaron otra caravana compuestas por cientos de indocumentados que desde hace dos días están ingresando por caminos de extravío, mientras otro numeroso grupo de centroamericanos, entretiene a las autoridades mexicanas en el puente de Suchiate.
Habitantes de la frontera sur cuestionan la actitud de los Gobiernos de Centroamérica y el de México, ya que supuestamente habían firmado acuerdos para evitar la migración y mantener así, de buen humor al presidente Donald Trump, quien amenazó al Presidente mexicano con subirle los aranceles si continuaba con su proyecto de migración humanitaria, que desde los últimos meses del 2018 abrió de par en par las puertas de la frontera sur.
De nada sirvieron las firmas y promesas celebradas hace varios meses entre los mandatarios centroamericanos, para ya no permitir el flujo de migrantes de esas naciones hacia el sur de México para transitar todo el territorio azteca y llegar a la frontera con Estados Unidos.
“Este día nuestro país recibió del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y del pueblo mexicano, una cooperación de 30 millones de dólares, para llevar empleo y oportunidades a nuestras zonas rurales y reducir la migración de la manera correcta”, escribiera en su tuiter Nayib Bukele, presidente de El Salvador, quien al igual que los de Honduras y Guatemala, recibieron el ofrecimiento de un apoyo total de cien millones de Dólares por parte del Gobierno mexicano, recibiendo de entrada 30 millones cada uno.
La ayuda azteca estaba condicionada a que los Presidentes de esos países no permitirían por ningún motivo, que sus connacionales organizaran más caravanas de migrantes para ingresar de manera violenta a territorio mexicano y usarlo como trampolín hacia territorio gringo, para causar molestias al ‘Rey pelos de elote’.
Marcelo Ebrard Casaubón, flamante secretario de Relaciones Exteriores y presunto candidato a la Presidencia de la República en el siguiente sexenio, dijo que el objetivo de esta ‘ayudadita’ o inyección de varios millones de Dólares a los países centroamericanos, era para implementar el programa Sembrando Vida, en El Salvador, Guatemala y Honduras.
Explicó que los recursos para este proyecto se tomaron del fondo ‘Yucatán’ y se canalizaron a través de la Agencia Mexicana de Cooperación, como parte de la ampliación del programa en aquellos países centroamericanos, sin embargo, parece ser que algo falló y no obstante que los Presidentes de esos países recibieron sus primeros 30 millones de Dólares, de los cien ofrecidos, sus habitantes se quejan de seguir sufriendo desempleo, inseguridad, insalubridad y amenazas de muerte del crimen organizado, por lo que decidieron venirse a México y meterse a la brava.
Los habitantes de esta frontera sur, opinan que hubiera sido mejor que esos 300 millones de Dólares ofrecidos por el Gobierno de México a los de Centroamérica, se hubieran invertido en las necesidades prioritarias de las entidades más pobres y marginadas de esta nación, entre ellas, Chiapas que durante décadas ha sido tratada como el patio trasero de México.
El único que está contento con el esfuerzo del Gobierno mexicano, para no dejar pasar la migración más allá del municipio de Tapachula, es el presidente norteamericano Donald Trump, quien con un cinismo inusitado dijo estar agradecido al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien ‘le cae bien’ por la política migratoria que se implementó en esta nación azteca, empezando por los seis mil elementos de la Guardia Nacional, que comisionó AMLO para formar el muro humano contra la migración.
“Nosotros no queremos tener a todos esos ilegales en Estados Unidos, porque no es bueno, México se ha portado muy bien, si no lo hubiera hecho, le íbamos aumentar los aranceles”, de ese tamaño son las declaraciones del ‘Rey Pelos de Elote’, que lleno de soberbia humilla a los mexicanos.
López Obrador es un político que no gusta de la confrontación y en forma mesurada habló sobre el tema, explicando que la mejor política exterior es la interior, y en esa estamos muy bien en México,” Vamos a tener siempre el respeto en el concierto de las naciones”, respondió al buscabulla gringo, el hijo de Macuspana.
Ayer, el cielo del Soconusco se llenó de brosa (mucha ceniza), al parecer por la quema de la caña de azúcar previa a su cosecha, lo que provoca contaminación ambiental; para colmo, ayer también se quemó un hotel en Puerto Arista, ahí se notó la falta de un cuerpo de bomberos cercano a esos municipios. Por eso es muy importante ver las necesidades que tienen nuestros tragahumos en Tapachula, en cualquier rato hacen falta para salvar vidas y propiedades. Si no, al tiempo.

Artículo anteriorPolígrafo Político
Artículo siguienteOPINIÓN PÚBLICA
RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

ALFIL NEGRO

“Por qué tantos brincos, estando el suelo tan parejo” (refrán)

El Otro México
Oscar D. Ballinas Lezama

La incertidumbre y el caos social aumentan en los municipios de la frontera sur de México, la presencia de más caravanas de migrantes indocumentados brincando el río Suchiate, donde agentes de Migración y la Guardia Nacional tratan inútilmente de contener las hordas centroamericanas.
El flujo migratorio en esta región, considerada el patio trasero de la nación azteca, continúa creando un problema económico-político y social a los soconusquenses; se presume que desde la casona de Bucareli, continúa extendiéndose la invitación a migrantes centroamericanos, ofreciéndoles trabajo, servicios médicos, vivienda y el respeto a sus derechos humanos.
Ni tarde ni perezosos, una horda de hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, se organizaron y formaron otra caravana compuestas por cientos de indocumentados que desde hace dos días están ingresando por caminos de extravío, mientras otro numeroso grupo de centroamericanos, entretiene a las autoridades mexicanas en el puente de Suchiate.
Habitantes de la frontera sur cuestionan la actitud de los Gobiernos de Centroamérica y el de México, ya que supuestamente habían firmado acuerdos para evitar la migración y mantener así, de buen humor al presidente Donald Trump, quien amenazó al Presidente mexicano con subirle los aranceles si continuaba con su proyecto de migración humanitaria, que desde los últimos meses del 2018 abrió de par en par las puertas de la frontera sur.
De nada sirvieron las firmas y promesas celebradas hace varios meses entre los mandatarios centroamericanos, para ya no permitir el flujo de migrantes de esas naciones hacia el sur de México para transitar todo el territorio azteca y llegar a la frontera con Estados Unidos.
“Este día nuestro país recibió del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y del pueblo mexicano, una cooperación de 30 millones de dólares, para llevar empleo y oportunidades a nuestras zonas rurales y reducir la migración de la manera correcta”, escribiera en su tuiter Nayib Bukele, presidente de El Salvador, quien al igual que los de Honduras y Guatemala, recibieron el ofrecimiento de un apoyo total de cien millones de Dólares por parte del Gobierno mexicano, recibiendo de entrada 30 millones cada uno.
La ayuda azteca estaba condicionada a que los Presidentes de esos países no permitirían por ningún motivo, que sus connacionales organizaran más caravanas de migrantes para ingresar de manera violenta a territorio mexicano y usarlo como trampolín hacia territorio gringo, para causar molestias al ‘Rey pelos de elote’.
Marcelo Ebrard Casaubón, flamante secretario de Relaciones Exteriores y presunto candidato a la Presidencia de la República en el siguiente sexenio, dijo que el objetivo de esta ‘ayudadita’ o inyección de varios millones de Dólares a los países centroamericanos, era para implementar el programa Sembrando Vida, en El Salvador, Guatemala y Honduras.
Explicó que los recursos para este proyecto se tomaron del fondo ‘Yucatán’ y se canalizaron a través de la Agencia Mexicana de Cooperación, como parte de la ampliación del programa en aquellos países centroamericanos, sin embargo, parece ser que algo falló y no obstante que los Presidentes de esos países recibieron sus primeros 30 millones de Dólares, de los cien ofrecidos, sus habitantes se quejan de seguir sufriendo desempleo, inseguridad, insalubridad y amenazas de muerte del crimen organizado, por lo que decidieron venirse a México y meterse a la brava.
Los habitantes de esta frontera sur, opinan que hubiera sido mejor que esos 300 millones de Dólares ofrecidos por el Gobierno de México a los de Centroamérica, se hubieran invertido en las necesidades prioritarias de las entidades más pobres y marginadas de esta nación, entre ellas, Chiapas que durante décadas ha sido tratada como el patio trasero de México.
El único que está contento con el esfuerzo del Gobierno mexicano, para no dejar pasar la migración más allá del municipio de Tapachula, es el presidente norteamericano Donald Trump, quien con un cinismo inusitado dijo estar agradecido al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien ‘le cae bien’ por la política migratoria que se implementó en esta nación azteca, empezando por los seis mil elementos de la Guardia Nacional, que comisionó AMLO para formar el muro humano contra la migración.
“Nosotros no queremos tener a todos esos ilegales en Estados Unidos, porque no es bueno, México se ha portado muy bien, si no lo hubiera hecho, le íbamos aumentar los aranceles”, de ese tamaño son las declaraciones del ‘Rey Pelos de Elote’, que lleno de soberbia humilla a los mexicanos.
López Obrador es un político que no gusta de la confrontación y en forma mesurada habló sobre el tema, explicando que la mejor política exterior es la interior, y en esa estamos muy bien en México,” Vamos a tener siempre el respeto en el concierto de las naciones”, respondió al buscabulla gringo, el hijo de Macuspana.
Ayer, el cielo del Soconusco se llenó de brosa (mucha ceniza), al parecer por la quema de la caña de azúcar previa a su cosecha, lo que provoca contaminación ambiental; para colmo, ayer también se quemó un hotel en Puerto Arista, ahí se notó la falta de un cuerpo de bomberos cercano a esos municipios. Por eso es muy importante ver las necesidades que tienen nuestros tragahumos en Tapachula, en cualquier rato hacen falta para salvar vidas y propiedades. Si no, al tiempo.

Artículo anteriorPolígrafo Político
Artículo siguienteOPINIÓN PÚBLICA
RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

ALFIL NEGRO

“Por qué tantos brincos, estando el suelo tan parejo” (refrán)

El Otro México
Oscar D. Ballinas Lezama

La incertidumbre y el caos social aumentan en los municipios de la frontera sur de México, la presencia de más caravanas de migrantes indocumentados brincando el río Suchiate, donde agentes de Migración y la Guardia Nacional tratan inútilmente de contener las hordas centroamericanas.
El flujo migratorio en esta región, considerada el patio trasero de la nación azteca, continúa creando un problema económico-político y social a los soconusquenses; se presume que desde la casona de Bucareli, continúa extendiéndose la invitación a migrantes centroamericanos, ofreciéndoles trabajo, servicios médicos, vivienda y el respeto a sus derechos humanos.
Ni tarde ni perezosos, una horda de hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, se organizaron y formaron otra caravana compuestas por cientos de indocumentados que desde hace dos días están ingresando por caminos de extravío, mientras otro numeroso grupo de centroamericanos, entretiene a las autoridades mexicanas en el puente de Suchiate.
Habitantes de la frontera sur cuestionan la actitud de los Gobiernos de Centroamérica y el de México, ya que supuestamente habían firmado acuerdos para evitar la migración y mantener así, de buen humor al presidente Donald Trump, quien amenazó al Presidente mexicano con subirle los aranceles si continuaba con su proyecto de migración humanitaria, que desde los últimos meses del 2018 abrió de par en par las puertas de la frontera sur.
De nada sirvieron las firmas y promesas celebradas hace varios meses entre los mandatarios centroamericanos, para ya no permitir el flujo de migrantes de esas naciones hacia el sur de México para transitar todo el territorio azteca y llegar a la frontera con Estados Unidos.
“Este día nuestro país recibió del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y del pueblo mexicano, una cooperación de 30 millones de dólares, para llevar empleo y oportunidades a nuestras zonas rurales y reducir la migración de la manera correcta”, escribiera en su tuiter Nayib Bukele, presidente de El Salvador, quien al igual que los de Honduras y Guatemala, recibieron el ofrecimiento de un apoyo total de cien millones de Dólares por parte del Gobierno mexicano, recibiendo de entrada 30 millones cada uno.
La ayuda azteca estaba condicionada a que los Presidentes de esos países no permitirían por ningún motivo, que sus connacionales organizaran más caravanas de migrantes para ingresar de manera violenta a territorio mexicano y usarlo como trampolín hacia territorio gringo, para causar molestias al ‘Rey pelos de elote’.
Marcelo Ebrard Casaubón, flamante secretario de Relaciones Exteriores y presunto candidato a la Presidencia de la República en el siguiente sexenio, dijo que el objetivo de esta ‘ayudadita’ o inyección de varios millones de Dólares a los países centroamericanos, era para implementar el programa Sembrando Vida, en El Salvador, Guatemala y Honduras.
Explicó que los recursos para este proyecto se tomaron del fondo ‘Yucatán’ y se canalizaron a través de la Agencia Mexicana de Cooperación, como parte de la ampliación del programa en aquellos países centroamericanos, sin embargo, parece ser que algo falló y no obstante que los Presidentes de esos países recibieron sus primeros 30 millones de Dólares, de los cien ofrecidos, sus habitantes se quejan de seguir sufriendo desempleo, inseguridad, insalubridad y amenazas de muerte del crimen organizado, por lo que decidieron venirse a México y meterse a la brava.
Los habitantes de esta frontera sur, opinan que hubiera sido mejor que esos 300 millones de Dólares ofrecidos por el Gobierno de México a los de Centroamérica, se hubieran invertido en las necesidades prioritarias de las entidades más pobres y marginadas de esta nación, entre ellas, Chiapas que durante décadas ha sido tratada como el patio trasero de México.
El único que está contento con el esfuerzo del Gobierno mexicano, para no dejar pasar la migración más allá del municipio de Tapachula, es el presidente norteamericano Donald Trump, quien con un cinismo inusitado dijo estar agradecido al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien ‘le cae bien’ por la política migratoria que se implementó en esta nación azteca, empezando por los seis mil elementos de la Guardia Nacional, que comisionó AMLO para formar el muro humano contra la migración.
“Nosotros no queremos tener a todos esos ilegales en Estados Unidos, porque no es bueno, México se ha portado muy bien, si no lo hubiera hecho, le íbamos aumentar los aranceles”, de ese tamaño son las declaraciones del ‘Rey Pelos de Elote’, que lleno de soberbia humilla a los mexicanos.
López Obrador es un político que no gusta de la confrontación y en forma mesurada habló sobre el tema, explicando que la mejor política exterior es la interior, y en esa estamos muy bien en México,” Vamos a tener siempre el respeto en el concierto de las naciones”, respondió al buscabulla gringo, el hijo de Macuspana.
Ayer, el cielo del Soconusco se llenó de brosa (mucha ceniza), al parecer por la quema de la caña de azúcar previa a su cosecha, lo que provoca contaminación ambiental; para colmo, ayer también se quemó un hotel en Puerto Arista, ahí se notó la falta de un cuerpo de bomberos cercano a esos municipios. Por eso es muy importante ver las necesidades que tienen nuestros tragahumos en Tapachula, en cualquier rato hacen falta para salvar vidas y propiedades. Si no, al tiempo.

Artículo anteriorPolígrafo Político
Artículo siguienteOPINIÓN PÚBLICA
RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com