ALFIL NEGRO

420
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Clamando Justicia
Oscar D. Ballinas Lezama

“Creemos es necesaria la intervención del Gobierno del Estado, en el asunto de la detención de los indígenas de Pavencul y la de varios periodistas, que el pasado lunes fueron golpeados por policías y militares en la explanada del parque central de Tapachula”, manifestó Miguel Reyes del Pino, miembro de Unidad Ciudadana.
El luchador social añadió: “La detención de la periodista Cinthya Alvarado Enríquez, pudiera tener un tinte político y, por ende, tienen que darle a la brevedad una solución política, sin embargo, vemos con preocupación que le están creando una serie de delitos, por el hecho de cumplir con su cometido de informar, parece que ahora, es delito que los periodistas hagan su trabajo”, abundó el también empresario tapachulteco.
“Es preocupante lo que está sucediendo en esta región en donde tenemos muchos problemas con la migración y la inseguridad; estamos con la visión de hacer un cambio el cual pensamos que era para ir hacia adelante y prosperar, sin embargo, todo nos indica que estamos yendo en retroceso, como si estuviéramos aun viviendo hace 40 o 50 años atrás”.
Argumentó que el único pecado de la comunicadora detenida con lujo de violencia y esposada como delincuente, es haber tratado de cumplir con su trabajo de informar y hacerlo en tiempo real, como se demuestra con los videos que en directo estuvo subiendo a las redes; finalmente, hizo un llamado al Gobierno del Estado para que intervenga y se le dé solución al problema.
Reyes del Pino hizo un llamado a las autoridades para que tengan más cordura y se haga justicia con la liberación de los indígenas detenidos, así como con la periodista y luchadora social, quien fue tratada con abuso y exceso de autoridad.
Por cierto, hasta ayer después del mediodía, ninguno de los detenidos había sido liberado, incluyendo la comunicadora social, Cinthya Alvarado Enríquez, quien está siendo procesada por los presuntos delitos de instigación a la violencia y daño doloso en contra del Ayuntamiento de Tapachula, dentro de la carpeta de investigación 228-088-501-2020.
Uno de los abogados de la comunicadora, Manuel Márquez Vázquez, señaló que los delitos por los que estaba siendo acusada la comunicadora social, no ameritaban prisión preventiva y que el Fiscal no tenía la necesidad de agotar las 48 horas para liberarla, considerando que la detenida debería haber salido antes de las tres de la tarde de ayer. (lo que no sucedió)
Explicó el abogado, que la misma ley le da la pauta al Fiscal [LB1], para que no tenga necesidad agotar las 48 horas, además, la acusación de los policías municipales no está fundamentada con prueba alguna de los supuestos hechos, amén de que los de la ley estaban obligados a darle protección a ella, no convertirse en sus verdugos al detenerla, y trasladándola esposada como una vulgar delincuente, violando sus derechos fundamentales.
Por otro lado, miembros de la Organización V Costa Grande de Chiapas, Coordinadora Regional Sección VII, condenaron enérgicamente la brutalidad y barbaridad, conque fueron sometidos y golpeados los ejidatarios de la zona alta de Tapachula, principalmente de los ejidos Toquián Grande y Pavencul.
“También detestamos la forma bestial en que fueron atacados los periodistas que cubrían la nota en ese instante, su agresión es un ataque a la libertad de expresión; que repudiamos esa actitud autoritaria de las autoridades de la policía municipal y la guardia nacional, por lo que exigimos la destitución del cargo de quienes promovieron esta agresión al pueblo”, argumentaron algunos de los maestros jubilados que integran esta organización social.
Luego pidieron que se dé apertura al diálogo y una solución inmediata a todas las demandas de los indígenas de la zona alta de Tapachula: ”el magisterio se declara atento a la exigencia y en caso necesario, nos declaramos listos para enfrentar al gobierno que sea, porque todos somos Costa Grande”, terminaron diciendo.
El caso es, que, hasta ayer por la tarde, los detenidos seguían siendo interrogados y declarados por representantes de la Fiscalía de la Zona Costa en Chiapas, mientras que algunos grupos sociales hacían y firmaban sendos escritos, que al parecer enviarán al Presidente de la República pidiendo su intervención para solucionar este problema político social, que al pasar de las horas se está convirtiendo en una bola de nieve que crece cada día.
De última hora…después de las tres de la tarde de ayer, la activista y comunicadora social, Cinthya Alvarado Enríquez, fue liberada en la Fiscalía del Estado Zona Costa.