ALFIL NEGRO

341
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Cartas Sobre la Mesa
Oscar D. Ballinas Lezama

“En Chiapas prevalece la justicia, respetamos los derechos humanos y todo tipo de libertades; cualquiera acto de provocación y violencia se condena y se investiga”, dijo el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, al pintar su raya en el asunto del enfrentamiento de la policía estatal, contra presuntos estudiantes normalistas y padres de familia de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.
Este escabroso asunto con el que se trata de manchar la buena imagen, el arduo y honesto trabajo que ha venido realizando el Ejecutivo Estatal, con la finalidad de mejorar las condiciones de vida de los chiapanecos que siguen entrampados en la multimillonaria deuda que les dejaron como herencia los gobernantes anteriores, de la noche a la mañana y prácticamente de la nada, surge un grupo de voces protestatarias que al parecer no pudieron dialogar con algunos representantes de las autoridades y se armó la de San Quintín.
Escandón Cadenas ha tenido que hacer verdaderos malabarismos con los dineros del pueblo, buscando economizar recursos al implementar una política de austeridad republicana, que le ha ayudado a empezar a sacar el buey de la barranca.
Con acciones como la que ocurrió el domingo pasado, quienes tienen bajo su responsabilidad los mandos policiacos, van a tener que dar explicaciones convincentes de los motivos que tuvieron para contravenir el espíritu de la cuarta transformación, de no utilizar la fuerza e implementar la ley del garrote, cuando tanto el Presidente de la República, como el Gobernador de Chiapas coinciden en los abrazos y no balazos.
Se espera que el Gobernador ordene una amplia y profunda investigación de estos hechos, con los que algunos mal intencionados tratan de echar abajo el buen trabajo que en más de un año ha desarrollado el hijo pródigo de Venustiano Carranza.
Si existiera alguna responsabilidad, quien la tenga deberá pagar las consecuencias, aunque hasta ayer, la Fiscalía General del Estado continuaba buscando la punta del hilo de la madeja; mientras tanto, las redes sociales hacen un ruido implacable buscando chivos expiatorios, en este caso, se presume que la policía actuó con exceso de fuerza y originaron un linchamiento político en contra del que no tenía vela en ese entierro.
En otras cosas, ayer lunes fue otro día muy movido por el crimen organizado, trascendió que cuatro delincuentes armados hasta los dientes, lograron asaltar las oficinas de la CFE ubicadas sobre la Central Sur y 4ª. Poniente, los clientes de esa empresa privada sufrieron minutos de pesadilla infernal, hasta que, al parecer, los malandracos lograron llevarse más de un millón de Pesos y dejaron sudando por el miedo a los usuarios, muchos de los que hacían fila en los cajeros para pagar los elevados recibos de luz que están llegando este mes.
Más tarde, los pobladores de Puerto Madero vieron con desesperación cómo el fuego consumía sus palapas, lo que podría hundirlos económicamente si es que no encuentran una solución política y el respaldo de la sociedad, con un financiamiento adecuado, para que como el Ave Fénix pueda levantarse de entre sus cenizas.
Causó escozor entre los trabajadores del Hospital Regional, la noticia que se dio en EL ORBE, sobre los actos de corrupción que presuntamente cometen desleales empleados que ya agarraron de su marchante a esta noble institución de salud.
Las primeras investigaciones ya arrojaron el perfil del presunto responsable, quien cuenta ya con antecedentes de robo en el mismo hospital que en ese entonces se ubicaba sobre la carretera a Los Cerritos; también se fugó la información sobre una de las pruebas presentadas ante la Función Pública, en contra de uno de los médicos que presuntamente tiene un cargo directivo en Colima, al mismo tiempo trabaja en el Hospital General de Tapachula, y se presume que durante el día, es Director en un hospital de Manzanillo Colima, mientras que por la tarde viaja a Tapachula para laborar en el Hospital ‘Manuel Velasco’.
El citado galeno, según su talón de pago del 31 de Diciembre del 2019, tiene la clave presupuestal número M01004070040117, con filiación SARJ5109131-M0, recibiendo un salario quincenal de 24,803.00 Pesos, sin embargo, con los descuentos le queda una cantidad líquida de 14,966.96 Pesos, (EL ORBE tiene en su poder copia de esa documentación oficial), las autoridades administrativas del Hospital General aceptaron que este caso ya está en manos de las autoridades, sin embargo, reconocieron que no hay avances en contra de los presuntos responsables.
Burócratas del Estado de Chiapas están que ni les calienta el sol, ya que la actual reforma que hizo el Congreso Estatal chiapaneco, los deja en estado de indefensión al aumentar los años de vida para poder tener derecho a jubilarse o pensionarse. (Ya les escribiremos sobre este tema)