ALFIL NEGRO

392
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
El Pastor Sindicalista
“Si el río suena, es porque piedras lleva” (refrán popular)

Un reducido grupo de empleados sindicalizados del Hospital General de Tapachula, bloquearon el pasado martes las instalaciones del nosocomio, argumentando que era para solicitar la destitución de algunos funcionarios de esa institución de salud, por presuntos actos de corrupción.
Limbano Domínguez Alegría, Secretario General de la Sección 03 del Sindicato del Sector Salud en Chiapas, habló en exclusiva para EL ORBE, explicó que sus afiliados no estaban de acuerdo con el paro loco que había iniciado Manuel Vázquez, dirigente regional del grupo sindical de la sección 50, quien, acuerpado únicamente con 30 de los tres mil trabajadores del sector salud, trata de defender la posición de algunos empleados que presuntamente se han involucrado en actos de corrupción y que podrían ser sentados en el banquillo de los acusados.
Domínguez Alegría, explicó que el día lunes llegó a Tapachula a tomar la protesta del nuevo delegado regional del sindicato ‘Lázaro Cárdenas’, que depende de la sección 03 del Sector Salud en Chiapas; lo que al parecer originó el berrinche del presunto pastor sindicalista, Manuel Vázquez, quien convocó esa misma tarde a una treintena de incondicionales para iniciar un paro laboral, sin respetar los protocolos legales, afirmó.
El entrevistado, argumentó que Manuel Vázquez, es al parecer pastor de una iglesia evangelista y funge también, como líder sindical regional de la sección 50 en Tapachula; trinchera en la que presuntamente, los dirigentes nacional y estatal están empeñados en liderar enarbolando la bandera de la corrupción, como en los tiempos del tristemente célebre José Luis Selvas, quien presumen continúa desde el anonimato moviendo los hilos de la desestabilización de los tres sindicatos del sector salud en Chiapas, donde dejó un negro nudo de corrupción que trata de sostener mediante la imposición de incondicionales, como en el caso del ‘pastor sindicalista’ en Tapachula, apuntó el entrevistado.
“Es la gente de José Luis Selvas, ex dirigente estatal del sindicato del sector salud, quienes tratan de evitar la investigación desde los tiempos del entonces secretario de salud en Chiapas, Francisco Farrera, supuesto cómplice de José Luis Selvas, quienes al parecer desmantelaron y llenaron de corrupción la Secretaría de Salud en Chiapas”, afirmó el dirigente sindical, Limbano Rodríguez Alegría.
Mencionó que los viejos vicios de corrupción, entre los que destacan: la venta de licencias o permisos para empleados que no se presentan a laborar, por tener empleo en otro lado (Se considera que la sección 50 del sindicato de salud, presuntamente mantiene en forma permanente no menos de 200 licencias a trabajadores en todo el estado), la venta de contratos laborales a médicos que se otorgan (venden) con un costo mínimo de cien mil pesos, los de enfermería en 70 a 80 mil pesos, los administrativos se presume son vendidos entre 40 a 50 mil pesos.
Añadió que existen infinidad de actas administrativas que se mantienen en el anonimato, por denuncias de acoso sexual a las trabajadoras del sector salud, muchas de ellas son obligadas a sostener relaciones sexuales a cambio de no ser despedidas; ha sido un sistema corrupto, que ha imperado por casi 80 años en el sector salud, en este gobierno se está intentando acabar con esa mafia, lo que no ha sido fácil porque presuntamente es una mafia bien organizada que opera desde el SENSA (sindicato nacional de salud), afirmó Rodríguez Alegría.
Sabemos que ahora, por instrucciones del gobernador Rutilio Escandón Cadenas, han iniciado a investigar las denuncias de corrupción en el sector salud, lo que al parecer no ha sido del agrado de los dirigentes del FETSE, cuyo líder nacional es Joel Ayala, (con 70 años en el ‘liderazgo’), quien mantiene como dirigente del SENSA(Sindicato Nacional de Salud)a su sobrino Marco Antonio García Ayala, que lleva al menos 30 años ‘sacrificándose’ por los trabajadores del sector salud.
El dirigente sindical estatal en Chiapas, del Sindicato Sección 03, afirmó que ante la negativa actitud de los dirigentes sindicales de la sección 50 en esta entidad, un gran número de trabajadores empiezan a desertar hacia otros sindicatos independientes, cansados de tanta corrupción de sus dirigentes, nacionales, estatales y municipales, demostrando que hay quienes no cambian y son como las ‘gallinas que comen huevo’, aunque les quemen el pico.
En Otras cosas, Colegios, Barras y Asociaciones de abogados en la costa del Soconusco, están poniendo el grito en el cielo por el abandono procesal que existe en lo que fuera el Tribunal del Trabajo Burocrático en Chiapas, ahora recién convertido en juzgados en los que se trabaja a paso de tortuga, no hay celeridad para resolver las demandas de los trabajadores burócratas.
Miles de expedientes que están listos en etapa de ejecución en contra de los ayuntamientos de Chiapas, ahora duermen el sueño de los justos en los archivos del citado Tribunal del Trabajo; existe la sospecha, según los abogados litigantes, que la reforma a este Tribunal de Trabajo Burocrático, es para hacer más tiempo en el pago a miles de trabajadores de los ayuntamientos y otras instituciones del gobierno estatal, ya que al parecer las arcas públicas siguen vacías y la administración en bancarrota. Ya ampliaremos este tema, primero Dios.