ALFIL NEGRO

365
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Los habitantes de todo el mundo desfallecerán de miedo y ansiedad por lo que se les viene encima” (Lucas 21:26)

Punto de Quiebre
Oscar D. Ballinas Lezama

Bailando en la tablita tiene el Coronavirus a la economía mexicana, que ahora tendrá que enfrentar otra debacle con el desplome del precio del petróleo; por si fuera poco, los hambreadores aprovechan el río revuelto para aumentar el valor de productos y servicios.
En las tiendas de autoservicios, los mercados públicos y tendajones de esquina, los precios de sus productos se dispararon bajo el argumento de la oferta y la demanda; por otro lado, la mayor parte de empresas no esenciales y restaurantes, están cerrando por la falta de ventas que los está llevando a la quiebra, según informes de la Coparmex y otros organismos empresariales del país.
José Antonio Toriello Elorza, dirigente de Confederación Patronal de la República Mexicana en la Costa de Chiapas, reconoció que el 85 por ciento de los socios de Coparmex y Canaco, mantienen cerrado sus negocios en todo el país.
Añadió que sus representantes nacionales intentaron llegar a un gran acuerdo nacional con el Gobierno Federal, sin embargo, hasta ahora la Federación no ha mostrado voluntad por escuchar y actuar en consecuencia.
Toriello Elorza, dijo que los empresarios y trabajadores mexicanos se están enfrentando al mayor reto de su historia, siendo la búsqueda de una solución que evite que se pierdan millones de empleos; los salarios y prestaciones, disminuyen debido a la desaparición o debilitamiento generalizado de las empresas.
“Las crisis económicas derivada del Covid-19 está afectando a todas las fuentes de trabajo, especialmente las que, por disposición de las autoridades no pueden operar, incluyendo las llamadas esenciales, el debilitamiento es dramático a causa de la situación de sus clientes, proveedores y del entorno general”, afirmó el representante de Coparmex.
El empresario tapachulteco explicó que en una carta dirigida a los trabajadores de México, les piden mantenerse unidos ante los mensajes de algunos gobernantes y políticos que cotidianamente pretenden dividirlos, haciendo parecer como villanas a las empresas que tienen problemas reales para mantener los empleos que en el pasado crearon, y que están batallando para pagar puntual e íntegramente los sueldos, impuestos y gastos operativos.
Coparmex solicita ayuda a los trabajadores para convencer al Gobierno Federal que apoye el salario solidario, ya que es preocupante que los trabajadores conserven su ingreso, por lo que han propuesto que durante el periodo de emergencia, el Presidente de la República autorice recursos extraordinarios financiados con los impuestos que todos pagamos, para que una parte del salario de los empleados se cubra con el dinero que aporta la Federación, lo que es viable, financieramente, para la Secretaría de Hacienda.
Mencionó, por último, que esta aportación que solicitan para ayudar al sector empresarial y a su vez estos puedan seguir ayudando a los trabajadores, se está realizando en varios Gobiernos del mundo y puede marcar la diferencia, para que el trabajo de millones de empleados más pueda sobrevivir a la crisis, y que el ingreso que reciben no se vea mermado; con ello, se juega también el destino de las empresas, terminó diciendo José Antonio Toriello Elorza.
En otras cosas, según la información oficial del Secretario de Salud en Chiapas, el número de infestados aumenta cada día, aunque en proporción a lo que sucede en otras entidades, los chiapanecos han corrido con suerte hasta ahora, porque a pesar de las peticiones y esfuerzos del Gobierno Estatal y de algunos Alcaldes para que respeten las medidas preventivas, mucha gente no hace caso y en forma irresponsable sale a la calle.
Tapachula, por ejemplo, es un municipio en donde muchas personas hacen caso omiso a las peticiones de las autoridades, deambulan por calles, mercados, tiendas, restaurantes sin control alguno, por lo que se hace necesario que las tres instancias de Gobierno implementen medidas más severas para obligar a los irresponsables, que no salgan de sus casas cuando no sea necesario, que guarden la sana distancia y lleven a cabo las demás medidas preventivas contra la peste del Coronavirus.
Hay negocios donde no piden que se guarde la sana distancia, dejan que las personas hagan lo que quieran, carecen de gel y demás medidas preventivas, sin que autoridad alguna les llame la atención o castigue por ello. Lo mismo sucede en los centros de abasto, en donde los comerciantes y clientes no portan cubrebocas ni guardan la sana distancia. Dios nos ampare por lo que pueden generar estos irresponsables.