ALFIL NEGRO

438
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Llueven las Pandemias
“Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, o si enviare pestilencia a mi pueblo” (2ª. De Crónicas 7:13)

A los chiapanecos les está lloviendo sobre mojado, ahora con el huracán ‘Cristóbal’, las precipitaciones pluviales están subiendo el margen de los ríos y arroyuelos, amenazando con salirse de sus cauces y si esto, Dios no lo quiera, llegara a suceder como hace algunos años con el huracán Stan, podría haber nuevamente destrucción y muerte.
Las lluvias no han amainado desde ayer en los diversos municipios chiapanecos, las corrientes han arrastrado vehículos hacia los ríos y arroyuelos en la capital chiapaneca, mientras que en la Costa y Soconusco los afluentes amenazan con desbordarse sobre la Carretera Costera, como es el caso del riachuelo de la comunidad ‘Ovando Turquía’ a siete kilómetros de Acacoyagua, y el Suchiate que está invadiendo las viviendas sobre las orilladas de Guatemala y México.
En el ayuntamiento de Tapachula que preside Rosy Urbina, dieron a conocer que a través de la Dirección de Protección Civil, se están coordinado con autoridades estatales y federales para mantener el monitoreo de los Ríos “Coatán”, “Texcuyuapan” y “Cahoacán”, así como el arroyuelo ‘Tiplillo’, que en menos de 48 horas amenazan con desbordar sus fuertes corrientes en las que arrastran palos, basura y cuanto encuentra a su paso, considerándose un peligro latente para cualquier persona que caiga o intente meterse en esos afluentes.
“Estamos atendiendo los derrumbes y situaciones como árboles caídos, sin que hasta ahora se hayan registrado incidentes mayores; continuamente se realizan recorridos preventivos en los márgenes de los ríos “Coatán”, “Texcuyuapan” y “Coatancito”, que se encuentran en un 35 por ciento de su nivel”, decía hasta ayer por la mañana, Julio César Cueto Tirado, titular de Protección Civil en el municipio tapachulteco, quien explicó que Puerto Madero se encuentra cerrado a la navegación debido a la presencia del denominado mar de fondo.
Habitantes del fraccionamiento Framboyanes, La Primavera y otros de la zona sur de Tapachula, manifestaron que toda la noche del martes se la pasaron con el ‘alma en un hilo’ al recordar que hace años por confiarse y no tener el aviso a tiempo de las autoridades, mucha gente no sólo perdió sus propiedades, sino hasta la vida.
Por otro lado, David León Romero, Coordinador Nacional de Protección Civil, informó que la tormenta tropical ‘Cristóbal’ entró a México por Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas y se ha dirigido a Veracruz, siendo estas las entidades en donde está impactando con gran fuerza este fenómeno natural, que en pocas horas se ha convertido en un ciclón que podría tener una duración de tres días más.
El funcionario federal pidió a la gente que se mantengan al resguardo de este huracán que nació después de la tormenta ‘Amanda’, la que al llegar a la frontera entre Guatemala y México se degradó para dar paso al ciclón ‘Cristóbal; León Romero, advirtió a la gente que no traten de cruzar los cauces de ningún río y obedezcan las indicaciones de Protección Civil.
Por su parte, el Gobernador Rutilio Escandón Cadenas, exhortó a sus conciudadanos a continuar con las medidas preventivas para no contraer el coronavirus, reconociendo que Chiapas se encuentra en el pico de la pandemia y ahora también deben protegerse en esta temporada de lluvias, siguiendo las recomendaciones de Protección Civil y Salud.
El mandatario chiapaneco, mencionó la gran importancia que tiene que la gente no se exponga a contagios de enfermedades respiratorias, ya que, ante la temporada de lluvias y ciclones, estos padecimientos pueden aumentar, sobre todo, cuando en estas semanas la entidad chiapaneca está en la fase máxima de propagación del Covid-19.
“Se están presentando lluvias en todo el territorio estatal; tenemos que cuidarnos porque, independientemente de que representan algunos peligros, también traen consigo enfermedades respiratorias. Hay que mantenerse informados y tomar precauciones para cuidar nuestra salud, integridad y patrimonio familiar”, alertó el Gobernador chiapaneco.
El caso es, que “por angas o por mangas” los chiapanecos “ya no ven lo duro sino lo tupido”, la gente que viven en los márgenes de los ríos está entrampadas en su propia suerte, porque si salen a la calle tienen el riesgo de infectarse de coronavirus, por otro lado, si se quedan en sus casas corren el peligro de morir ahogados si las corrientes de los afluentes se salen de sus cauces. No hay para dónde hacerse, sólo les queda orar o rezar pidiendo la salvación divina.
Ya lo predijo el Subsecretario de Salud en México, Hugo López Gatell, que todavía viene lo peor, ya que el coronavirus se irá en agosto para regresar en octubre y que lo hará acompañado del virus de la influenza, ambas plagas podrían irse hasta de México a mediados del 2021.Y eso que no tomó en cuenta que en Chiapas también están las plagas del Dengue, Zika y Chikungunya que desde hace años aparecen en la temporada de lluvias, dejando en claro que llegaron para quedarse. Dios nos agarre confesados.
Créalo o no, escrito está: “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”” (2ª. De Crónicas 7:14)