ALFIL NEGRO

350
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama

“El Covid-19, fue creado en un laboratorio y no lo provocó un murciélago” (Un cuento chino)

Las Vacas Flacas

Como ya se esperaba, Tapachula vuelve a colocarse en el primer lugar de contagiados por Covid-19, al registrar 25 del total de los 69 casos positivos que se presentaron en Chiapas en las últimas 24 horas, según informó el secretario de Salud, José Manuel Cruz Castellanos.
Para nadie es secreto que los habitantes del municipio tapachulteco, se están distinguiendo como los más obcecados en no obedecer las medidas preventivas impuestas por las autoridades de salud, con la finalidad de evitar la expansión del coronavirus y en el pecado están llevando la penitencia.
Lo malo de la actitud de las personas inconscientes, valemadristas e irresponsables, que salen a las calles sin cubrebocas y sin respetar la sana distancia cuando se encuentran en lugares concurridos, es que, no solamente se convierten en focos de infección para el resto de la ciudadanía, sino que, además, son agresivos con las autoridades o civiles que les llaman la atención por su criminal actitud, al poner en riesgo su propia vida y la de los demás.
Los mercados San Juan, Sebastián Escobar, Soconusco, San José y otros tianguis de la periferia o colonias alejadas del centro de Tapachula, están convertido en verdaderos focos de infección al deambular o trabajar en esos lugares, gente sin conciencia que es renuente a no respetar las medidas preventivas contra el Covid-19.
De poco o nada sirve que los ciudadanos responsables se cuiden día y noche, lleven a cabo todas las medidas preventivas en las que mucha gente sigue incluyendo el confinamiento dentro de sus casas, ya que los irresponsables provocan un efecto dominó que tarde o temprano terminará contaminando a mucha gente inocente y responsable, lo que está dejando cientos de infectados y decenas de muertos, según la voz del pueblo, que es la voz de Dios.
Para nadie es secreto, que la irresponsabilidad de cientos de personas en Chiapas, ha provocado la saturación de los hospitales públicos en Tapachula, Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal, convertidos en el foco de la pandemia del coronavirus; muchos de los contagiados tienen que buscar ayuda en clínicas privadas, quienes no pueden pagar el alto costo en esos lugares, no tienen más remedio que quedarse en su casa para ser tratados con remedios caseros y la bendición de Dios; estos casos no entran en la estadísticas oficiales de infectados o muertos.
Los expertos en salud coinciden que México espera una segunda oleada de contagios, que podrían ser más severos por la agresividad de la cepa del virus al trasmutar, según el propio Hugo López Gatell, subsecretario de salud pública.
El gobierno federal a través de sus voceros de la Secretaría de Educación, ya anunció el regreso a clases el próximo mes de agosto de millones de niños y jóvenes estudiantes; al parecer, no se está tomando en consideración que a un mes quince días de esa fecha, el país no logra domar la pandemia y la curva del Covid sigue ascendiendo, creando una crisis apocalíptica de ‘vacas flacas’.
La mayoría de los padres de familia en Tapachula, coinciden en opinar que mandar a sus hijos a las escuelas en pleno pico de la pandemia, sería como enviarlos al patíbulo, en donde serán fácil víctimas del coronavirus; está sucediendo con el desconfinamiento, porque la mayor parte de los habitantes del pueblo azteca, desafortunadamente carecen de cultura y responsabilidad. Como botón de muestra, Tuxtla Gutiérrez y Tapachula.
En China, que presume de gran cultura y disciplina, luego de celebrar con bombos y platillos su ‘triunfo’ sobre el Covid-19, ahora han tenido que tragarse su orgullo y echarse para atrás al tener un rebrote de contagios, que de entrada los obligó a realizar más pruebas y cerrar sus escuelas para continuar con las clases virtuales.
Qué sería de México, en donde no hay cultura suficiente y mucho menos una disciplina oriental, mandando a millones de niños y jóvenes al patíbulo del coronavirus, cuya curva de contagios no ha bajado un centímetro; las cifras de infectados y muertos cada día son más, pese a las declaraciones oficiales de que se ha domado la pandemia y la invitación para que la ciudadanía pierda el miedo y salga a las calles.
Trascendió en las redes sociales, que el Covid-19 es un virus creado dentro de un laboratorio y que no fue no provocado por el murciélago, que es una versión de los cuentos chinos. ¿Será? Entonces por qué a Rusia, Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia y otros países del primer mundo que les ha ido como en feria con la pandemia, están tan calladitos.