ALFIL NEGRO

324
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“La gente se cansa de tanta pinche tranza” (Andrés Manuel López Obrador)

La Lista Negra
Oscar D. Ballinas Lezama

Se destapó la caja de Pandora, con las declaraciones del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien, en un acto desesperado por no pagar sus delitos con cárcel, decidió convertirse en Judas y traicionar a quienes se presume, fueron sus compinches dentro de la mafia del poder.
Los acusados por Emilio Lozoya resultaron en su mayoría ‘peces gordos’ de sexenios anteriores, quienes están saliendo de su confort para tratar de deslindarse de los presuntos actos de corrupción que son sindicados por el exfuncionario federal.
El lodo que está tirando el exdirector de Pemex ha embarrado a los expresidentes de la República: Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto; a los excandidatos a ocupar la ‘silla del ‘’águila’: Antonio Meade y Ricardo Anaya, así como una lista negra de políticos ‘pesados’ y de cola muy larga.
Las reacciones de los presuntos involucrados por la lengua de doble filo del ‘Judas de la mafia del poder’, han sido de un simple ‘yo no fui’ publicado en sus Twitters; Ricardo Anaya, ha sido hasta ahora, el único que decidió ponerse los guantes y subirse al ring, presentándose ante la Fiscalía General de la República a demandar a Emilio Lozoya, por el delito de daño moral.
“La acusación de Emilio Lozoya en mi contra, no solamente resulta falsa sino verdaderamente absurda, la mentira es tan burda que no resiste el más mínimo análisis”, afirmó el expresidente del Partido Acción Nacional, exsenador y exdiputado federal, según la copia de la demanda ‘filtrada’ en la FGR, el ahora el testigo ‘colaborador’ pretende salpicarlo de corrupción con declaraciones falsas, considerando que el denunciante (Lozoya) además de corrupto salió muy malo para mentir.
“Ahora soy yo quien llevará el caso ante un juez para que se investigue la verdad ante las infames mentiras de Lozoya, si alguien cometió algún delito que sea juzgado y encarcelado, pero que el Gobierno no utilice este asunto sin pruebas ni fundamento para embarrar a todos los opositores de López Obrador”, apuntó.
El exaspirante a la silla presidencial, añadió: “suelen decir que el que calla otorga, yo no otorgo ni callo, ni sueñen que me voy a dejar, conmigo se van a topar con pared”, terminó diciendo Ricardo Anaya, quien ayer presentó su denuncia por daño moral en contra del extitular de Pemex.
El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, otro de los salpicados por Emilio Lozoya, aseveró que el Gobierno Federal está tratando con este circo mediático desviar la atención de los verdaderos problemas del pueblo mexicano, sobre todo, por el mal manejo de la pandemia del Coronavirus que los ha llevado a la catástrofe sanitaria y que nunca pensaron que esto llegaría a suceder.
En la lista negra de los políticos enlodados por Emilio Lozoya, figuran: Carlos Salinas de Gortari, Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Luis Videgaray Caso, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Ricardo Anaya, Antonio Meade, Francisco Domínguez, Ernesto Cordero, Carlos Treviño Medina, Rafael Caraveo, Salvador Vega Casillas, entre otros señalados por presuntos actos de corrupción.

Los políticos enlodados por el ‘delincuente confeso’ salieron del anonimato para participar como actores de este circo nacional, con lo que presuntamente buscan esconder con las crisis sanitaria, económica y violencia, que, hasta ahora, más allá de los dimes y diretes de una caterva de políticos sinvergüenzas, se ha convertido en una pesada losa en la espalda de los mexicanos.
“Es un circo, sabemos lo que ha pasado siempre en este país, esto no es más que un método político para desprestigiar a quienes hay que desprestigiar; Lozoya se está yendo en contra de los exfuncionarios y exrepresentantes populares, quienes es difícil dudar que no estuvieran inmiscuidos, sin embargo, no vemos que la ley se quiera aplicar en forma pareja, si así fuera, entonces las denuncias que recientemente se han hecho en contra de varios funcionarios de Morena deben de hacerse efectivas, en el caso del IMSS, por ejemplo”, dijo el exdiputado federal chiapaneco, Gabriel Aguiar Ortega.
El caso es que conforme a los conocedores de la ley como el doctor en Derecho José María Soberanes, la exhibición ‘bajo el agua’ o filtración de la denuncia penal ante la FGR, viola el debido proceso y lo más seguro es que todos los mencionados como presuntos responsables jamás pisen la cárcel y todo quede en una tragicomedia que sólo busca agenciarse de votos para el partido en el poder, no así en la búsqueda de la justicia, ya que el proceso está viciado de origen. En otras palabras, puro tongo para ganar votos en el 2021.