ALFIL NEGRO

352
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá” (Mateo 24:21)

Llueve Sobre Mojado
Oscar D. Ballinas Lezama

Lo que nos faltaba en México, huracanes, tormentas tropicales y frentes fríos, que a la par de la pandemia del Coronavirus están causando destrucción y muerte en los Estados de Veracruz, Tabasco y Chiapas, en donde sus habitantes llevan varios días bajo la furia de Tláloc.
La magnitud de esta tragedia provocada por la naturaleza llegó en el peor momento de la historia política de la nación azteca, ya que el 2 de Abril del año en curso se publicó en el Diario Oficial de la Federación, un decreto con el que el Ejecutivo Federal eliminó los fideicomisos constituidos por acuerdos, cuyo monto total ascendía a 740 mil millones de Pesos; se dijo que el Fonden (Fondo para Desastres Naturales) también había pasado por la guillotina presidencial.
Por azares del destino, uno de los Estados más golpeados por la depresión tropical ha sido la tierra que vio nacer al hoy inquilino del palacio nacional, en donde el gobernador tabasqueño Adán Augusto López, entró en los dimes y diretes con el director general de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett; ambos se culparon por el supuesto mal manejo de las presas de Malpaso y de Peñitas, lo que puso a la población al filo de la muerte.
Tuvo que intervenir el Presidente de la República, quien en una de sus mañaneras aclaró que no hubo mal manejo de las presas y felicitó a ambos por el buen trabajo que habían hecho en la tragedia que vive el pueblo tabasqueño. (¿?)
En Veracruz, los pobladores afectados por las tormentas explicaron que tampoco ellos estaban ‘cantando mal las rancheras’, en cuanto al abandono de sus autoridades y acusaron al Ejecutivo Estatal de esa entidad de estarse haciendo ‘el tío lolo’ frente a la inundación que sufren miles de veracruzanos.
A contrapelo de lo que sucede en esas dos entidades que les llueve sobre mojado, en Chiapas, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas y la mayor parte de sus funcionarios, así como el Ejército Mexicano están haciendo todo lo que está a su alcance para brindar ayuda a miles de damnificados, sobre todo en la zona Alta en donde la creciente de los ríos desbordados no solamente arrasó con sus construcciones y animales, sino que provocó varios muertos y desaparecidos.
Los municipios de Chamula y San Cristóbal de Las Casas fueron severamente dañados por el desbordamiento de los ríos ‘Amarillo’ y Fogótico, que obligaron a cientos de personas a salirse de sus casas; el sureste de México al igual que Centroamérica, ha resentido los efectos de la devastación del frente frío, que según el Sistema Estatal de Protección Civil, desbordó más de 87 ríos, destruyó completamente 11 puentes y ha causado la muerte de 27 personas; esa región chiapaneca está siendo colapsada por la depresión tropical y la pandemia del Covid-19.
Por su parte, Escandón Cadenas envió un mensaje de fraternidad a las familiares de quienes han perdido la vida por la furia de la naturaleza, principalmente en la zona indígena.
“Todos juntos estamos haciendo la tarea para ayudar a los damnificados por este frente frío y Eta, quiero decirle a la gente que están pasando por este momento tan difícil de urgencia causado por los fenómenos naturales, que no están solos y que vamos a seguir ayudándolos a tener todo lo necesario para que puedan seguir adelante”, afirmó el Ejecutivo chiapaneco.
En el Soconusco parece que la pandemia del Coronavirus pasó de largo, ya muy poca gente recuerda al letal virus y andan sin cubrebocas, organizando fiestas, realizando reuniones hasta con 50 personas sin guardar la sana distancia y dizque para saludar a los ‘calientes’, quienes no se cansan de prometer que van a cambiarle la vida a sus conciudadanos. El viejo estilo de los mercaderes de la manipulación, no cambian.
Combis y taxis del transporte público van y vienen hasta las ‘manitas’, la mayoría de los pasajeros no portan cubrebocas y viajan como ‘sardinas’; las cantinas sin control alguno al igual que la mayor parte de tiendas y mercados. No cabe duda que Dios es grande, el Covid-19 no causa bajas en esta zona del país; mientras en Estados Unidos, China, España, Italia, Francia, entre otros, han tenido que regresar al confinamiento y están bajo medidas extremas, como el toque de queda.
El contenido de esta columna es responsabilidad de su autor.