ALFIL NEGRO

323
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Porque es necesario que esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad” (1ª. Corintios 15:5)

Ya Era Justo
Oscar D. Ballinas Lezama

Durante décadas, los municipios del Soconusco en Chiapas habían sido ignorados e invisibles para los Gobiernos Federales que desfilaron en Los Pinos; en el último sexenio priista, prometieron industrializar Puerto Chiapas, sin embargo, con la llegada de la cuarta transformación el gozo se fue al pozo.
El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador llegó con la espada desenvainada y no ha dejado títere con cabeza en donde huele el tufo de la corrupción; como la Zona Económica Especial en el sureste mexicano, que sería el proyecto más importante del expresidente Enrique Peña Nieto.
Este proyecto federal que llenó de esperanzas a los habitantes del Soconusco, se anunció con una presunta inversión de 8 mil 234 millones de Pesos y una supuesta generación de 31 mil 80 empleos directos; fue otra de las obras que tuvieron arranque de burro viejo, al ser echadas al cesto de la basura por el ‘centinela de la anticorrupción’’.
Para nadie es secreto que, al iniciar el Gobierno de la cuarta transformación, los primeros municipios fronterizos beneficiados fueron los de la zona norte con diversos estímulos fiscales, rehabilitación de calles, escuelas y hospitales, entre otros apoyos federales como el aumento al salario mínimo, bajar los precios de las gasolinas y la energía eléctrica.
Las voces del sur siguieron levantándose para tratar de ser escuchadas en su búsqueda de justicia, ahí, entre los que exigían al Gobierno Federal que era hora de voltear el rostro hacia el sur, estuvo el hoy senador por Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar, que buscó por todos los medios legales y políticos que esa justa petición del pueblo chiapaneco, finalmente fuera atendida por el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Recientemente, antes de concluir este año apocalíptico de muertos y otras desgracias que arrastra la pandemia del Coronavirus, el inquilino del palacio nacional firmó un decreto para otorgar beneficios fiscales a diversos municipios en la frontera con Guatemala, entre ellos: Tapachula, Suchiate, Metapa, Frontera Hidalgo, Tuxtla Chico, Unión Juárez y Cacahoatán, entre otros.
La reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Sobre la Renta (ISR) en 18 municipios de Chiapas, son como una pequeña luz al final del túnel, los que de no suceder algo extraordinario, se estarían aplicando a partir del mes de Enero del 2021.
El parlamentario chiapaneco, Eduardo Ramírez Aguilar, afirma que ahora todos los municipios fronterizos con Guatemala y Belice, obtendrán ese beneficio fiscal, suponiendo que, con ello, las gasolinas serán más baratas, así como los diversos servicios y productos.
Ramírez Aguilar confía en que con este apoyo presidencial podrían iniciarse en Chiapas nuevos proyectos de desarrollo agropecuario, agroindustrial, de infraestructura y de servicios que podrían traer más inversiones y un mayor número de turismo, que podrían ser detonantes para esta zona de la frontera sur de México.
Ahora es cuestión de esperar la ‘hora cero’ del 2021, para ver si esos compromisos aterrizan y benefician realmente a los chiapanecos y no solamente a las transnacionales, como ha ocurrido en sexenios pasados; otro de los grandes pendientes son los exagerados cobros que realiza la CFE, sin importarle a Manuel Bartlett que con ello siguen ahorcando la débil economía popular.
Chiapas, en especial en la zona de los Altos y el Soconusco, tienen muchos rezagos sociales, sin embargo, la voluntad del Presidente por dar el primer paso con la finalidad de ‘sacar al buey de la barranca’, ya se vio con el documento que se firmó para otorgar los primeros beneficios a esta zona, que durante décadas ha sido considerada como el patio trasero de México.
En otras cosas, hay un verdadero tsunami de aspirantes políticos que buscan a lo largo y ancho de los municipios soconusquenses, ser tomados en cuenta para ‘sacrificarse’ por sus conciudadanos; todos levantan la mano, la mayoría sin tener el perfil y cargando tremenda cola de corrupción o de incapacidad.
Por si fuera poco, ya aparecieron un montón de partidos políticos de reciente formación recién y cuyos dirigentes andan en busca de ‘candidotes’; hay uno que para llamar la atención, está incorporando en sus filas a un gran número de luchadores del ring.
Redes Sociales Progresistas, propiedad de la maestra Elba Esther Gordillo, es dirigido por su yerno José Fernando González Sánchez, quien ha convertido la política en un ring de lucha libre, llevando como candidato a ‘El Místico’; en Tapachula, se rumora que podrían lanzar como candidato a ‘Mascarita Sagrada’. ¿Será?
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.