Personal de Enfermería: Del Enojo a la Disidencia

196

Rodrigo Vera

Con el propósito de eliminar las pésimas condiciones en las que labora el personal de enfermería del país, el más afectado por la pandemia del covid-19, el gremio pretende formar el Consejo Mexicano Único de Enfermería (CMUE) y el Sindicato Nacional Independiente de Enfermería (SNIE), ya que las actuales organizaciones sindicales –denuncian- no defienden sus demandas.
La OMS consideró 2020 como el año del personal de enfermería y partería; el l7 de Abril último publicó su primer informe global sobre estos trabajadores de la salud en el contexto de la crisis sanitaria global.
En dicho informe México aparece con un dato de 2018: una densidad de 20 a 29 trabajadores de enfermería por cada 10 mil habitantes. Muy por debajo de otros países, como Brasil y Chile, que tienen más de 100 en la misma densidad poblacional.
Según datos del Sistema de Información Administrativa de Recursos Humanos en Enfermería (SIARHE), adscrito a la Secretaría de Salud, un organismo que incluye información de 13 sistemas de salud públicos, educativos y privados en el país, en 2018 hubo un registro de 282 mil 365 enfermeras en México, mientras que en 2019 esa cifra cayó a 281 mil 501.
En un análisis enfocado a escala de las dependencias, el SIARHE muestra información preocupante relacionada con la plantilla activa de enfermería en el país dentro del Gobierno en 2018. La Secretaría de Salud perdió a 4 mil 138 integrantes del sector, 11.3 cada día. De esa cifra, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador únicamente logró recuperar, en 2019, 2 mil 923.
Para 2020, en plena pandemia, la administración lopezobradorista apenas registró a 4 mil 869 profesionales de enfermería y tuvo que contratar a 500 más para tratar de mitigar la demanda creciente de pacientes por covid-19.
El Gobierno de la 4T ha mostrado poco interés en mejorar las condiciones de trabajo del plantel de enfermería y en atender la escasez histórica del personal en México, salvo las medidas obligadas por la actual crisis sanitaria.
En Julio último, López Obrador refirió que el país necesitaba 123 mil médicos generales para cumplir con la norma internacional. Pero no habló del número de enfermeros que requiere. Tampoco lo hizo cuando convocó, un mes después, a que médicos jubilados y desempleados se incorporaran al sistema de salud para cubrir la deficiencia.
Desamparo.
El enfermero Emmanuel David Che León, actual vocero del CMUE, explica que se han visto en la necesidad de crear el consejo “porque siempre hemos trabajado en condiciones laborales muy precarias.
“Ahora con la pandemia hemos sido el personal de salud más afectado, tanto en número de contagios como de muertes.”
– ¿Más afectado, incluso, que los médicos?
-Sí, claro. El médico tiene, por lo general, menos contacto con el paciente: llega, lo diagnostica y le receta medicamentos. En cambio, la enfermera debe permanecer cuidándolo y dándole el tratamiento médico. Le dedica mucho más tiempo y, por lo tanto, está mucho más expuesta al contagio. La enfermería es precisamente eso, la profesión que se encarga del cuidado de los enfermos.
Che León ejemplifica con un caso: “Durante esta conformación del CMUE ya hemos detectado la muerte de 12 enfermeras que fueron contratadas para atender la emergencia sanitaria.
“Pese a que la mayoría eran madres, a ninguna de sus familias se les ha dado indemnización alguna. Están muriendo de covid-19 en el total desamparo.
“A otras enfermeras se les deja de pagar su salario al momento de contagiarse y dejar de trabajar. Esto sucedió, por ejemplo, con una compañera que labora en la Secretaría de Salud de Quintana Roo y que estuvo en terapia intensiva”.
Además, denuncia que los salarios que recibe el personal de enfermería son muy bajos y no corresponden con su capacitación ni con el riesgo al que están expuestos.
“Es común que una enfermera de contrato reciba un salario de mil 800 pesos quincenales. En algunos Estados ganan menos, como en Guerrero, donde la Secretaría de Salud estatal les paga mil pesos a la quincena.”
Las “pésimas condiciones laborales”, recalca Che León, son las que orillaron al gremio a formar el CMUE y el SNIE. Apro