ALFIL NEGRO

356
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Cobachenses denuncian a su Directora, acusándola de que trata de regresarlos a los tiempos de las tiendas de raya”

Escándalos en Cobach
Oscar D. Ballinas Lezama

Nuevamente el escándalo envuelve a la Dirección General del Colegio de Bachilleres de Chiapas, cuya titular es Nancy Leticia Hernández Reyes, acusada por los trabajadores cobachenses de imponerles un monedero electrónico para el pago de sus despensas y lo correspondiente al importe total de previsión social.
Como si estuviera viviendo en los tiempos del porfiriato y las tiendas de raya, la directora del Cobach en presunto contubernio con el espurio líder sindical del Suicobach, Víctor Manuel Pinot, supuestamente firmaron en lo ‘oscurito’ el contrato colectivo que violenta el artículo 101 de la Ley Federal del Trabajo, donde se estipula que el salario deberá pagarse en moneda en curso legal, no siendo permitido hacerlo con mercancía, vales, fichas o cualquier otro signo representativo con que se pretende sustituir la moneda.
Los casi 8 mil trabajadores cobachenses que están inconformes con este nuevo abuso de la llamada ‘comadre incómoda’, afirman que no solamente se violenta flagrantemente la ley laboral, sino que además, el contrato colectivo carece de validez al ser firmado y avalado por Víctor Manuel Pinot, quien desde el mes de Junio del año pasado fue desconocido como Secretario General del Suicobach, debido a que después de 18 años en ese cargo, ya no se le reconoció la toma de nota, acotaron.
La base trabajadora del Colegio de Bachilleres de Chiapas ha iniciado una campaña de resistencia para no aceptar el pago de su salario mediante un monedero electrónico, el que les obliga a gastar en las tiendas de conveniencia que autorizaron la Directora General y el defenestrado exdirigente sindical, quien se niega a dejar el cargo argumentando que mientras dure la pandemia, no podrá llevarse a cabo la elección de la nueva Mesa Directiva.
Mencionaron los denunciantes, que hace unos tres años les descontaron como pago ‘adelantado’ de su pensión de retiro, entre cien a 300 mil Pesos por cada uno; el supuesto fraude se detectó cuando la Secretaría de Hacienda exigió a los ‘beneficiados’ el pago de impuestos por un dinero de sus pensiones que supuestamente ‘ya habían recibido por adelantado’; la Directora General de esa institución educativa se ha concretado a culpar a sus antecesores, sin que a la fecha se haya resuelto el caso y devuelvan más de 250 millones de Pesos a los trabajadores cobachenses.
Los empleados del Cobach juran y perjuran que, tanto la Dirección General de esa institución, como el dirigente espurio del Suicobach, no consultaron a la base trabajadora para decidir la imposición de un monedero electrónico que utilizarán para pagar salarios devengados; además, es un convenio que carece de validez jurídica, porque supuestamente Víctor Manuel Pinot firmó ese acuerdo a sabiendas de que ya había caducado su toma de nota como Secretario General del Suicobach, afirmaron los cobachenses.
Para nadie es secreto que ya estando al frente del Cobach, Nancy Leticia Hernández, en los primeros seis meses de su administración tampoco habían pagado los créditos que los trabajadores hicieron vía nómina y que les eran descontados de sus salarios cada quincena, sin que ese dinero llegara a las empresas acreedoras; lo hicieron hasta que el escándalo llegó a las calles montado en los medios de comunicación.
“Ya basta de tanto abuso a los trabajadores, cada uno es libre de cómo gastar su salario, no tenemos por qué hacerlo en las tiendas de conveniencia con quienes la Dirección General hizo convenios, no queremos regresar a los tiempos de las tiendas de raya”, dijo Elizabeth Jiménez Fonseca.
“El contrato colectivo firmado en lo oscurito por la Directora del Cobach con el exdirigente espurio del Suicobach, violenta nuestros derechos más fundamentales como trabajadores; la Secretaria de Educación y el Gobernador de Chiapas deben intervenir y ordenar una investigación a fondo y la auditoría que venimos pidiendo desde hace meses”, argumentó Flor de María Mey Chiu.
“Es una estupidez poner un monedero electrónico para el pago de los trabajadores que tienen necesidad de recibir su dinero con el que solo pueden comprar en tiendas de conveniencia, sin embargo, no podremos pagar el transporte público, nuestras rentas de casas, ya que ningún propietario acepta tarjeta electrónica, solo efectivo; además, tampoco nos han hecho el reembolso del impuesto anual de 4 mil Pesos por trabajador, aparte del impuesto normal que cada quincena nos descuentan, un verdadero atraco”, afirmó Jorge Prado.
En otras cosas, tremendo lío el de las vacunas contra el Covid en México; Hugo López Gatell, ya no sabe qué decir y, además, cuando dice algo, nadie le cree. Son 130 millones de mexicanos que necesitan vacunarse; hasta ahora, únicamente 450 mil personas han sido inoculados. Va para largo este asunto y los muertos por Coronavirus, ya rebasan los 144 mil. Dios nos ampare.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.