ALFIL NEGRO

283
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“El carnicero de hoy, puede ser la res de mañana (refrán popular)

Médicos Asesinos
Oscar D. Ballinas Lezama

“Nueve años han pasado y sigo sin encontrar justicia para mi hijo, le pedí ayuda al mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, tampoco el primer mandatario hizo nada para intentar salvar la vida de mi primogénito Germán Giovanny ‘N’, quien después de una larga agonía murió el pasado 20 de junio del 2020”, dijo Dora Noemí Rodríguez Sánchez.
La desconsolada madre del joven profesionista que falleció como consecuencia de una presunta mala intervención quirúrgica, en la que terminaron involucrados varios médicos locales y un hospital privado ubicado al norponiente de Tapachula, jura y perjura que el delito de lesiones culposas con agravante de responsabilidad médica, está comprobado, conforme a los peritajes hechos por personal de la Fiscalía General de Justicia.
Rodríguez Sánchez, envuelta en un mar de llanto afirmó que en Chiapas no existe justicia, pues no es posible que, a nueve años de haber denunciado un delito cometido en contra de su hijo, las autoridades correspondientes continúen trayéndola del tingo al tango sin resolver la situación jurídica de los presuntos involucrados, de los cuales únicamente detuvieron a dos de ellos, tardando más en meterlos en la cárcel que en liberarlos.
Explicó que los presuntos médicos responsables se han defendido como ‘gatos boca arriba’, negando su culpabilidad aún cuando todas las pruebas están en su contra, entre ellas el dictamen médico emitido con fecha del 25 de Enero del 2013, por un Perito Médico de la entonces Procuraduría General de Justicia en el Estado, en el que se determina responsabilidad de los doctores que atendieron al hoy fallecido.
Entre los galenos que las autoridades judiciales determinaron que tenían responsabilidad médica por su presunta negligencia están: César Roberto ‘N’, su esposa Carmen ‘N’ y Ricardo ‘N’, quienes presentaron un expediente clínico del paciente que atendieron con deficiencias con respecto a la Norma Oficial Mexicana 004/SSA3/2012 del expediente clínico.
Dentro del expediente penal número 135/2015, según la madre joven, las autoridades judiciales determinaron que el médico César Roberto ‘N’, tiene responsabilidad por el abandono que hizo de su paciente, al no estar pendiente de su evolución como su médico tratante, ya que fue el primero en haberlo intervenido quirúrgicamente y presuntamente, haberle hecho un mal corte de forma accidental en uno de los intestinos, provocándole una peritonitis.
En el mismo expediente judicial el Ministerio Público hace ver que otro de los médicos, de nombre Luis ‘N’, que atendió posteriormente a Giovanny ‘N’, el joven que a sus 28 años de edad entró al sanatorio privado ubicado sobre la parte norponiente de Tapachula, buscando remedio a su dolor de estómago, no recibió de parte de este otro doctor la realización debida de la valoración médica preanestésica, como lo establece la Norma Oficial Mexicana 170-SSAI-1998 de anestesiología.
En esa misma causa penal exoneraron al doctor José Elpidio ‘N’, quien al parecer cumplió con la interconsulta y al proporcionar al joven, un tratamiento adecuado posterior al acto quirúrgico, especificando que quedaba, además, a cargo del servicio de cirugía con estudios de laboratorios los cuales a pesar de que, si los solicitó, nunca le fueron realizados al paciente por los encargados o administradores del hospital privado.
Se encontró también con una grave responsabilidad a la doctora Carmen ‘N’, esposa del médico que llevó a cabo la intervención quirúrgica, ya que ésta médica actuó con negligencia en la atención de Giovanny ‘N’, al omitir solicitar estudios de laboratorio para valorar la evolución hemodinámica del paciente, solicitados por el médico especialista Inter consultante en su nota de fecha 29/09/11 a las 7 de la mañana de ese día.
Esta última doctora, presuntamente tuvo también responsabilidad por su impericia al no detectar los signos inminentes de sepsis (enfermedad grave por infección) que ameritaba urgentemente otra intervención quirúrgica, así como tampoco hizo alguna nota médica para que se tomara en cuenta la sintomatología de un cuadro agudo de peritonitis que estaba sufriendo el paciente.
Otro doctor que está bailando en la tablita por su presunta responsabilidad en este caso, es Noé ‘N’ quien al parecer no solicitó exámenes de laboratorio preoperatorios preanestésicos, inobservando la NOM-170, haciendo su trabajo solamente confiando en resultados de laboratorio de fechas anteriores, sin tener la historia clínica del paciente.
La madre de la presunta víctima de estos ‘médicos’, añadió que hasta la fecha se han formado 20 tomos del expediente penal, ya que las pruebas que al parecer están a la vista de todos y son irrefutables, han sido cuestionadas mediante una diversidad de amparos presentados por los abogados de los médicos a quienes ahora acusa de asesinos, toda vez que la figura jurídica de lesiones graves cambió con la muerte de Giovanny, a delito de homicidio por negligencia médica, apuntó la ofendida.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.