ALFIL NEGRO

435
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
El Estira y Afloja

En un “estira y afloja” desde las mañaneras, el Gobierno Federal sigue empeñado en ser juez y parte de las elecciones del próximo 6 de junio, creando un clima hostil que nada abona a la democracia que tanto se “cacaraquea” de dientes para afuera.
Por otro lado, el circo mediático que se ha creado con algunos candidatos opositores a Morena, no han logrado desviar por completo la atención de la gente en el tema de la tragedia del metro en la ruta 12; el dolor, la impotencia y el olor a injusticia sigue permeando entre los mexicanos, principalmente los que viven en la “urbe de hierro”, que están sufriendo en carne propia la insensibilidad e incapacidad de un gobierno que no acaba de dar el estirón.
Ocupados en los futuros resultados de una elección de la cual dependerá la suerte política del primer mandatario, el gobierno de la Cuarta Transformación parece haberse olvidado de las prioridades de sus conciudadanos, quienes siguen sufriendo los embates de una pandemia que no acaba de irse, aunque se trate de minimizar el tema con el anuncio de las vacunas como la panacea en el problema sanitario a nivel mundial.
Los muertos y los infestados por coronavirus, según informes oficiales ya son los menos, sin embargo, el programa de vacunación no se ha cumplido en toda su magnitud, no obstante se está haciendo un esfuerzo por inmunizar el mayor número de personas que se pueda.
Por otro lado, la crisis económica sigue siendo un motivo de preocupación para la sociedad mexicana, más allá de las cuentas alegres de un gobierno que se ha perdido en los laberintos de los linchamientos políticos, el pueblo mexicano sigue sufriendo hambre por la falta de fuentes de trabajo y los desmesurados aumentos en los precios de todos los productos y servicios, principalmente las gasolinas, el gas y la energía eléctrica.
Con el escándalo de la tragedia del metro en la Línea 12, ahora los políticos responsables están repartiendo culpas y los ‘presidenciables’ Ebrard y Sheinbaum, quieren lavarse las manos; ya decidieron que el ‘chivo expiatorio’ sea el perredista y ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien conociendo las limitaciones y lagunas de las leyes mexicanas, se atrevió a subirse al trapecio sin red protectora, sabiendo que están de por medio 26 personas muertas y un centenar de heridos.
En Chiapas el programa de vacunación sigue viento en popa, sin embargo, ante la proximidad del inicio de las clases presenciales, los normalistas nuevamente hicieron de las suyas el martes pasado por la noche, bloqueando la salida poniente de la capital chiapaneca, en donde incendiaron el puesto de control de la policía.
Según fuentes oficiales, ayer miércoles por la mañana estos estudiantes trataron de seguir causando destrozos y aterrorizando a la sociedad en el Zócalo de Tuxtla Gutiérrez, frente al palacio de Gobierno, por lo que tuvo que intervenir la policía para desalojarlos.
Al parecer el trasfondo es que el líder de la Sección 7 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación(CNTE), Pedro Gómez Bahamaca, presuntamente podría estar tras bambalinas dirigiendo este movimiento desestabilizador. Hoy podrían radicalizarse las protestas, aprovechando que líderes de todo el país estarán en un Congreso Nacional de la CNTE en Tuxtla Gutiérrez.
La ciudadanía coincide en que se debe aplicar el estado de derecho, ya que nadie puede estar por encima ni al margen de la ley en este país, sin embargo, pareciera que nadie quiere respetar los ordenamientos legales; las autoridades siguen haciéndole al ‘tío lolo’, poniendo en riesgo las elecciones del 6 de junio.
Como reguero de pólvora corrió ayer el rumor de la presencia en Tapachula del Subsecretario de Salud en México, Hugo López Gatell, quien al parecer llegó en una gira de trabajo en lo que el tema principal sería la instalación de albergues y refugios para migrantes.
Si acaso, el ‘príncipe de la mentira’ debería venir a Tapachula, sería para solucionar la falta de un filtro sanitario que controle la salud de los miles de migrantes que ingresan como “Pedro por su casa” a la Frontera Sur; sin documentos que acrediten su ciudadanía ni su situación de salud.