ALFIL NEGRO

203
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Palo dado ni Dios lo quita” (Refrán popular)

Protestas Infundadas
Oscar D. Ballinas Lezama

Las elecciones intermedias terminaron, los electores decidieron en las urnas poner su confianza en quienes eligieron con la esperanza de que el progreso brille en sus Estados y Municipios; por lo que en casi todo el territorio chiapaneco ya se dieron las constancias de mayoría expedidas por el IEPC en favor de los triunfadores de este handicap político.
Nadie puede negar que este proceso electoral fue una fiesta cívica, en la que el más tullido fue alambrista y el más chimuelo mascó clavos; aunque en algunos municipios aún hay rescoldos de cierta inconformidad con el recuento de las urnas se ha ido aclarando esas dudas de los inconformes, lo que es reconfortante en estos tiempos en que la sociedad está cansada de las confrontaciones.
En algunos municipios de la zona indígena sobre todo, hay algunos brotes de inconformidad por el proceso electoral de sus municipios, por lo que la gente pide la intervención de las autoridades electorales para que se haga respetar la voluntad mayoritaria de un pueblo que decidió en las urnas.
Una vez pasada la euforia electoral, la gente tiene esperanza de que las cosas vayan mejorando con los nuevos Alcaldes, así como con el trabajo de los legisladores en los diversos Congresos; por lo pronto, la visita de la Vicepresidenta de los Estados Unidos de Norteamérica parece haber traído en su agenda el buscar una solución al problema migratorio en la frontera sur del país, en donde actualmente siguen varados desde hace varios meses más de 50 mil extranjeros indocumentados.
La pandemia del Coronavirus agrava la situación migratoria en esta región, ya que hasta ahora no existe un filtro de las autoridades sanitarias ni las de migración que controle esos grupos, poniendo en riesgo a los habitantes de los municipios fronterizos, en especial Tapachula, que se ha convertido en un gigantesco albergue de migrantes indocumentados, quienes están exigiendo todos los servicios públicos que ni siquiera se tienen en muchas colonias oriundas de esta ciudad.
El aumento en los precios de la luz eléctrica, las gasolinas, el gas, las tortillas y todos los demás productos y servicios, ha puesto contra la pared a la mayor parte de la población que por la falta de fuentes de trabajo ha caído en la insolvencia económica.
Los extranjeros que carecen de documentación migratoria, tampoco encuentran trabajo y la mayoría de ellos están atenidos a la ayuda de sus compatriotas desde los Estados Unidos, otros no tienen más remedio que delinquir o prostituirse, agravando más la situación de la inseguridad y las enfermedades venéreas como el Sida.
El campo necesita urgentemente los apoyos federales, los campesinos jóvenes están emigrando hacia el norte del país y buscan brincar el ‘charco’ para ir a la tierra del Dólar, en donde dígase lo que se diga, siguen ganando mucho mejores salarios que en México.
Se espera que con la llegada de las nuevas camadas de legisladores chiapanecos, habrá un frente de apoyo a esta región tan olvidada y tan necesitada de los recursos federales para crear fuentes de trabajo.
Por otro lado, la pandemia está latente en todos los rincones del planeta, sin embargo, el esfuerzo del Gobierno Estatal en Chiapas ha logrado mantener un semáforo sanitario en verde, lo que le ha permitido a muchas escuelas volver a las clases presenciales, lo que se considera un gran paso en la recuperación de la economía estatal.
El programa de vacunación contra el Covid-19 se ha implementado con gran éxito en Chiapas, no obstante el gobernador Rutilio Escandón Cadenas no deja de advertir a la población que nadie se confíe y sigan guardando las medidas sanitarias preventivas.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.