EL QUINTO PODER DE MEXICO

260
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

 

México, el Gigantesco Campamento Migrante
Ernesto L. Quinteros

La oleada de migrantes de distintas nacionalidades disminuyó en las últimas horas en esta región de la frontera sur de México.
Sin embargo, miles de extranjeros de diversas nacionalidades, en su mayoría haitianos, ya fueron reubicados en distintas entidades del país, para que supuestamente desde ahí continúen con su proceso de regularización migratoria.
Incluso, se habla de que el objetivo es darle asilo y refugio a un alto porcentaje de estas familias.
Sin embargo, esta percepción de disminución del éxodo migrante en Tapachula, que siempre cruza de Guatemala a territorio mexicano, es por las fiestas decembrinas.
Por eso se espera que la oleada de migrantes se incremente en Enero del año próximo, sobre todo porque el Gobierno Federal sigue mandando el mensaje equivocado que aquí se les seguirá ayudando con refugio y transporte a los extranjeros, para instalarse en la entidad que ellos elijan.
En pocas palabras, estamos ante el escenario de que México se convierta en el campamento de migrantes más grande del mundo. Lo que en teoría no es malo, sin embargo, como ya lo hemos comentado en otras ocasiones, “aquí también tenemos a millones de familias pobres”.
En pocas palabras, el Gobierno Federal debería de tener prioridades por atender, y la economía nacional no está como para hacer anuncios que podrían traer consecuencias más complejas. ¿O cuál es el objetivo?
La crisis migratoria y humanitaria que se vive en la frontera sur de nuestro país, es “un tema de seguridad nacional”, que se debe atender con mucha responsabilidad.
Seguir mandando el mensaje de que aquí en México se va a recibir a los migrantes, porque supuestamente aquí hay trabajo y desarrollo, no solo es equivocado. Es una gran mentira para miles de familias de distintas nacionalidades que vienen huyendo de sus países de origen de la violencia, inseguridad y de la falta de oportunidades.
INM, un Nido de Corrupción.
En días pasados trascendió que por fin autoridades federales destituyeron al Delegado del INM en Chiapas, Aristeo Taboada Rivera.
Sin duda, ya era insostenible que permaneciera en el cargo después del penoso y lamentable hecho sangriento en donde perdieron la vida 56 migrantes que viajaban hacinados en un tráiler, y terminaron accidentados en la entrada de Tuxtla Gutiérrez.
Las impactantes imágenes de los cuerpos esparcidos por la carretera y las banquetas, entre ellos mujeres y niños, le dieron la vuelta al mundo y el principal cuestionamiento que todos se hicieron es cómo este pesado camión había burlado los retener de vigilancia que existen en la zona.
Es del dominio público que en el Instituto Nacional de Migración hay una imperante corrupción, en medio de esta crisis migratoria y humanitaria, lo que ha hecho millonarios a unos cuantos funcionarios de la dependencia federal.
Por lo pronto, se sabe que ya entró al relevo en la delegación del INM en Chiapas, Paola López Rodas; ojalá que esta nueva funcionaria por lo menos haga un papal más decoroso que el exmilitar.
Urge que el tema migratorio no sólo se atienda con sentido humanitario, sino también de manera responsable, aplicando las leyes existentes, y definiendo nuevas políticas y acciones que estén a la altura de las circunstancias de la problemática.
Por lo pronto, ante el cambio de Delegado en Chiapas, la Secretaría de Gobernación no ha sancionado hasta ahora a los agentes que mantenían una volanta en la caseta de peaje de la autopista de Chiapa de Corzo, el pasado 9 de Diciembre, cuando pasaron dos tráileres cargados de migrantes y acondicionados con ventanillas en el techo de la caja, pero kilómetros después, uno de estos se accidentó, con el saldo de 56 migrantes fallecidos y 105 heridos.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana.
¡Ánimo!
Comentarios y denuncias:
[email protected]
Visita:
www.elorbe.com
Web:
elquintopoderdemexico.com
y Facebook:
elquintopoderdemexico
#AplanaLaCurva
#QuedateEnCasa
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.