Monreal Pide Reforma Laboral Para Menores en el Campo

183

 

Ante los altos niveles de pobreza, violencia y enrolamiento del crimen que se vive en zonas rurales del país, se requiere una reforma para bajar la edad laboral a los 16 o 17 años y programas que ayuden a combatir esos fenómenos y aprovechar el potencial del campo mexicano, aseguró Ricardo Monreal presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado.
El legislador morenista enfatizó lo anterior al participar en la inauguración del Foro: «Oportunidades Laborales para Jóvenes en el Sector Agropecuario», organizado por la Alianza Hortofrutícola Internacional para el Fomento de la Responsabilidad Social y el Consejo Nacional Agropecuario.
Monreal adelantó que dialogará con los coordinadores parlamentarios para «empujar» la reforma que busca que quienes pertenecen a este sector de la población puedan emplearse en actividades productivas antes desde los 16 o 17 años; se trata, agregó, de una iniciativa que presentó la senadora Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo.
Irónicamente, explicó, a este sector se le impide trabajar actualmente en lo que se considera como labores peligrosas o insalubres, que implican el uso de químicos, manejo de maquinaria, vehículos pesados y las que determine la autoridad competente.
«Esta ley tenemos que modificarla para que los jóvenes puedan ser empleados desde los 16, 17 y antes de los 18. Actualmente les está prohibido y las empresas, compañías o productores no pueden contratarlos porque incurren en responsabilidad».
El también coordinador de Morena dijo que ésta es una disposición inadecuada, fuera de contexto, «que empuja a los jóvenes a emplearse en actividades lamentablemente criminales, porque no tienen acceso al mercado laboral».
«Es un gran problema que espero resolverlo en el próximo periodo de sesiones (…) Voy a hablar con todos los coordinadores para poder empujar esta modificación, indispensable, necesaria para que los jóvenes puedan emplearse en actividades productivas y no sean consideradas labores peligrosas o insalubres», enfatizó Monreal.
La pandemia de Covid-19, mencionó, ha originado esta nueva mirada al campo como un espacio para el desarrollo y el crecimiento de México.
En el encuentro, que se llevó a cabo a distancia, el líder de la mayoría legislativa reiteró que el gran reto consiste en abatir la pobreza, particularmente la rural; así como fortalecer la producción y la productividad, en un marco de legalidad y sustentabilidad ambiental, que propicie mejores condiciones de vida de los habitantes del sector rural.
Asentó que el desafío que enfrenta el campo mexicano es mayúsculo y se justifican las acciones que precisen mejores condiciones de vida de sus habitantes.
Los 17 millones de personas que viven en situación de pobreza, sólo del medio rural, acotó, ameritan que el Estado promueva políticas públicas dirigidas al campo, con ideas prósperas de negocios entre inversionistas y productores; acompañamiento técnico, innovación tecnológica, que se traduzca en el mejoramiento de la capacidad productiva en una sinergia de ganar-ganar en beneficio de todos.
Si bien hay pobreza y desigualdad en el campo, agregó el legislador, ahí se concentra la mayor riqueza de recursos naturales: tierra, vegetación y agua, que proveen los servicios ambientales a las zonas urbanas y reúne la riqueza de la biodiversidad natural y cultural.
«Estoy convencido de que la producción de alimentos es el área más competitiva que México posee frente al mundo», manifestó el coordinador parlamentario de Morena.
Del mismo modo, asentó que es impostergable analizar, en el marco del Sistema de Pensiones de México, la seguridad social para los pequeños propietarios, ejidatarios, comuneros, colonos. Sun