Se Enfrentan Opositores y Defensores de la Reforma Eléctrica

158

 

Expertos a favor y en contra de la Reforma Eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador chocaron en torno al orden de despacho de la energía en México. Mientras que los defensores de la iniciativa advirtieron que los privados han tenido trato preferencial en esa materia, los opositores afirmaron que no es así.
Durante el foro 3 del parlamento abierto en la materia, denominado «Despacho, mercado eléctrico y contratos legados», Fabián Vásquez Ramírez, empleado del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aseguró que actualmente los contratos no penalizan a las centrales privadas que no suministran energía, y por el contrario la CFE debe pagar esas pérdidas; «Ello hace que finanzas de CFE estén en números rojos».
En contraste, Paul Sánchez, investigador energético, sostuvo que del total de los permisos otorgados para despacho energético, «a CFE se le han dado la mitad, a la CFE no se le ha negado nada, no se le ha dado trato preferencial a los privados, la CFE sigue teniendo un poder en el despacho».
Advirtió que si el modelo de despacho cambia, «la CFE iniciará a operar con sus plantas que son más viejas, caras y contaminantes que las privadas», lo que generará mayores costos.
Gabriela Reyes, directora de Aprovechamiento Sustentable de la Energía, también defendió la iniciativa presidencial, y recordó que en Estados Unidos la ley permite modificar los contratos con privados periódicamente, de acuerdo a las necesidades del estado, mientras que en México la Ley de la Industria Eléctrica protege los derechos adquiridos en la reforma anterior.
«En Estados Unidos se hicieron reformas graduales y las empresas aceptaron los cambios, aquí la ley los defiende, creo que a través de esta reforma podemos lograr que convivan varios modelos de despacho», indicó.
En contra, Francisco Bueno, Ingeniero Hidráulico de la Universidad Politécnica de de Madrid, recordó que la reforma eléctrica pretende incorporar a la CENACE, encargada de definir qué empresa despachará la energía, a la CFE, lo que eliminará de tajo su autonomía.
«Quieren transformar a CENACE e incorporarla a CFE es casi un árbitro que se vuelve parte de un equipo, ello sin contar que con la reforma se eliminan también las energías renovables. En resumen, la reforma implicará mayor costo de electricidad para las empresas y los ciudadanos, a mayores precios habrá pérdida de competitividad frente a otras economías, tampoco se garantiza el despacho de energías renovables como una política de Estado», aseveró.
Por alusiones, Fabián Vásquez aseguró que la incorporación de la CENACE a la CFE no vulnerará su autonomía, y por el contrario, al garantizar que la empresa productiva despache el 54% de la energía eléctrica en México «se beneficiará al Estado al tener nuevamente el control del sector eléctrico, y para los usuarios se verá reflejado en el servicio de calidad, continuidad y seguridad». Sun