«Mi Rival soy yo»: Donovan

145

Ulrich Richter
Abogado y Activista, Maestro en Ciencias Penales

Siempre es grato leer las historias de éxito que logran nuestros compatriotas. Esta semana hubo varias noticias que nos enorgullecen, como la del joven promesa Donovan Carrillo, el patinador artístico mexicano que en su debut disputó la final de los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing 2022.
Hace 14 años empezó a practicar de la mano de su entrenador Gregorio Núñez en una pista de hielo en Guadalajara, siendo el caso que él acompañaba a su hermana quien era la que entrenaba, por lo que él era un simple observador, y así empezó a tomar la pista.
Como muchos deportistas, ha enfrentado adversidades de toda índole; en el año 2013 tuvo que emigrar a León, Guanajuato, porque la pista que visitaba en Guadalajara cerró, así que tuvo que dejar a su familia y seguir preparándose, pero incluso esa pista no contaba con las medidas olímpicas requeridas.
Así brincó los obstáculos y logró llegar a los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing donde con una puntuación de 79.69 en el programa corto pasó a la final; para todos los mexicanos ya es un ganador y un orgullo para México.
No solo destaca como un artista en el patinaje sobre hielo, también por su forma de pensar y actuar. Tan solo me permito citar lo que comentó al haber logrado el éxito: «El primer rival al que tienes que vencer es a ti mismo y eso, a veces, es muy difícil en los entrenamientos porque sabes que eres al que tienes que vencer día con día y no nada más en un evento, una de mis metas es vencerme a mí mismo».
«Me da gusto que soy parte de estos nuevos personajes que rompen paradigmas. Soy parte de este grupo de deportistas y esto me da mucha alegría porque ése también ha sido uno de mis motores y de mis motivantes en mi deporte: saber que puedo ser el ejemplo para todas estas generaciones y demostrarles que, con trabajo, dedicación, y disciplina pueden lograr sus objetivos, pueden hacer lo que a ellos les gusta sin que alguien les diga que no es para ellos, que no es cuestión de género, cuando uno quiere hacerlas cosas las puede hacer», señaló el patinador.
No puedo pasar por alto el trabajo de la esquiadora nacionalizada mexicana Sarah Schleper, quien se convirtió en la mujer con más participaciones olímpicas en esta disciplina.
Pero además de Sarah y Donovan quienes nos dan buenas noticias, también son dos mexicanos están nominados a los Premios Oscar, y entre ellos destacan Guillermo de Toro con «El Callejón de las Almas Perdidas», que va por mejor película, fotografía, diseño de vestuario y de producción. Y el cineasta Carlos López Estrada (hijo de la productora de televisión Carla Estada) quien lo está en la categoría de mejor película animada por su largometraje «Raya y el Último Dragón», y «CODA» nominada como mejor película, y mejor guion adaptado en la que participa el mexicano Eugenio Derbez.
Debemos de estar muy orgullosos de nuestros compatriotas que están triunfando en el extranjero, cuando hoy nos hacen falta mexicanos que triunfen en México y #PorMéxico. Sun