Intentan Linchar a Cuatro Ladrones en Puerto Madero; Población Está Harta de la Impunidad y Delincuencia

1949
Cuatro ladrones se salvaron de ser linchados por una turba enardecida que pretendía quemarlos vivos en Puerto Madero, después de haber asaltado a una señora; sin embargo fueron salvados por un grupo de rescate de diversas corporaciones policiacas.
Cuatro ladrones se salvaron de ser linchados por una turba enardecida que pretendía quemarlos vivos en Puerto Madero, después de haber asaltado a una señora; sin embargo fueron salvados por un grupo de rescate de diversas corporaciones policiacas.

* DEBIDO AL NUEVO SISTEMA PENAL ACUSATORIO, DELINCUENTES ENTRAN Y SALEN DE LA CÁRCEL, DE AHÍ QUE REGRESAN RÁPIDAMENTE A SEGUIR HACIENDO DE LAS SUYAS EN LAS COMUNIDADES Y COLONIAS.

Autoridades rescataron a cuatro delincuentes antes de que fueran quemados vivos.

Tapachula, Chiapas; 12 de Febrero.- Autoridades de los tres niveles de Gobierno hicieron uso de la fuerza pública la noche de este domingo, para rescatar aún con vida a cuatro presuntos asaltantes en la población de Puerto Madero, justo antes de que cientos de personas los quemaran vivos.

Los primeros reportes señalan que alrededor de las 19 horas, los señalados como delincuentes, supuestamente habían asaltado de manera violenta a una señora en la Calzada Las Escolleras, cerca del Centro de Salud, y que, al verse descubiertos por transeúntes, se habían ocultado en esas instalaciones.
Ante los gritos de auxilio de la víctima, pobladores se fueron concentrando en el lugar y lograron retener a las cuatro personas.
Momentos después arribó la unidad 348 de la Policía Municipal. Los uniformados inmovilizaron a los acusados, los subieron a la patrulla y cuando intentaron trasladarlos a la comandancia, los pobladores lo impidieron.
Para ese entonces, unos 50 tricicleros se habían unido a los habitantes de ese sector y juntos bloquearon la patrulla y exigían a los policías que entregaran a los supuestos ladrones.
Por ello los municipales pidieron refuerzos y poco después arribaron unidades y elementos de diversas corporaciones adscritos a la Base Operativa Mixta (BOM), pero los manifestantes los superaban ampliamente en número.
Se trató de persuadirlos para que entregaran a los hampones. En lugar de conseguirlo, según narraron algunos testigos, les rociaron gasolina y trataban de prenderles fuego, además de que agredieron con piedras al policía municipal, Víctor Gómez Sánchez, de 34 años de edad.
Este fue atendido por paramédicos de Protección Civil y trasladado de emergencia en la ambulancia PC-052, hacia un hospital privado de la ciudad, para que recibiera atención médica.
Mientras todo eso ocurría, fue activada una alerta de seguridad y por lo mismo varios comandos con policías antimotines, fue desplazado hacia ese punto.
Parecía que no habría forma de rescatar a esas cuatro personas, cuando repentinamente arribaron los antimotines, se desplegaron, conformaron una columna táctica, avanzaron rápidamente hacia la turba y dispararon gases lacrimógenos.
Esas maniobras les permitieron llegar hasta la patrulla y rescatar a los presuntos delincuentes, quienes fueron trasladaos de inmediato a Tapachula para presentarlos ante las autoridades judiciales.
Los pobladores gritaron a los policías que esas cuatro personas traían en jaque a la comunidad y que pudieran estar relacionados con al menos 20 asaltos y la lesión con arma de fuego a un marino.
Así también, que hace unos 15 días habían detenido a otros dos sujetos acusados de participar en un violento asalto, y los entregaron a las autoridades.
Sin embargo, días después, fueron liberados sin culpabilidad alguna y que incluso, regresaron a Puerto Madero y amedrentaron a sus captores, porque el actual Sistema de Justicia Penal “sirve para una chingada”, dijeron, ya que inmediatamente que entran a la cárcel los dejan libres, y cuando los citan a declarar, presentan documentos falsos de que están enfermos.
Ante ello y por el incremento desproporcionado de la delincuencia, así como por la ineptitud de los responsables de brindar la seguridad a la población, optaron por formar los grupos civiles de autodefensa, que son los que están deteniendo a los asaltantes.
Desconocen si por actos de corrupción están siendo liberados rápidamente o por el Nuevo Sistema Penal Acusatorio, que la opinión popular considera solamente sirve para proteger a los delincuentes y desampara a las víctimas.
Según el acuerdo que habían tenido en la víspera, habitantes del Puerto coincidieron que era necesario dar un escarmiento ejemplar a los delincuentes que fueran detenidos, incluso quemarlos vivos, y evitar que las autoridades los volvieran a liberar, como si nada hubiera pasado.
Al filo de la media noche se realizaron patrullajes para regresar la estabilidad social de la comunidad.
Se calcula que en el operativo de rescate participaron unos 350 elementos de diversas corporaciones. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello/Roberto Corado Mosqueda