Rechazan Empresarios y Consejo Consultivo del COAPATAP Incremento a Tarifas en Tapachula

1263
El alcalde Neftalí del Toro Guzmán y su director del COAPATAP José Antonio Ovando, atracan a la población con incrementos desmedidos al vital líquido.
El alcalde Neftalí del Toro Guzmán y su director del COAPATAP José Antonio Ovando, atracan a la población con incrementos desmedidos al vital líquido.

 

 

*¿POR QUÉ NO SE COBRAN LOS 50 MILLONES DE PESOS QUE ADEUDAN LOS MOROSOS?
*35 MIL USUARIOS NO CUENTAN CON MEDIDORES, POR LO TANTO NO PAGAN EL VITAL LÍQUIDO Y QUIEREN “CARGARLE EL MUERTITO” AL COMERCIO ESTABLECIDO.
*ESTARÁ ENTERADO EL GOBERNADOR DEL ESTADO, DE LO QUE ESTÁ HACIENDO NEFTALI DEL TORO?

Tapachula, Chiapas. Junio 13.- El Consejo Consultivo del Comité de Agua Potable y Alcantarillados de Tapachula advirtió éste martes al organismo que no avala los incrementos a las tarifas que realizó en los últimos días a los usuarios que, de acuerdo a los representantes de los sectores productivos, supera el mil por ciento.
El Consejo, en donde participan los representantes de las cámaras, colegios y asociaciones civiles, sostuvieron una reunión con los directivos del Coapatap, para externar su postura.
De acuerdo a quienes participaron en ese evento privado, el tema principal fue el rechazo a los incrementos desmedidos que realizó la administración que preside Neftalí del Toro Guzmán, en la facturación que se empezó a distribuir en los últimos días.
En esa reunión, los consejeros acordaron a que las empresas y usuarios en general que hayan recibido sus recibos con alteraciones en las tarifas, que acudan al organismo para rectificarlos.
Así también, que mientras se vuelve a expedir los recibos sin los aumentos que se dieron, no se suspenda el suministro a nadie.
En el acto, los directivos del Coapatap argumentaron en su defensa que hubo errores derivados de la instalación de un nuevo software, y aceptaron su responsabilidad.
Tal y como se habían comprometido en l víspera con comerciantes, los funcionarios pidieron un plazo para corregir esas irregularidades, y volver las tarifas que se venían aplicando hasta el mes pasado.
Los consejeros dejaron en claro que no permitirán la imposición de tarifas, y menos cuando éstas sean desproporcionadas y atenten en contra de la economía del municipio.
El compromiso del Coapatap fue que esas facturaciones no procederán, y que iniciarán con el remplazo de las efectivas para éste mes.
Los aumentos al agua potable del Ayuntamiento local causó gran irritación entre la sociedad desde el lunes e inmediatamente los empresarios protestaron.
Esas tarifas para agua potable colocaban a Tapachula como el municipio con ese servicio más caro en la República Mexicana, y posiblemente del mundo.
De acuerdo a lo expresado por los sectores productivos, los aumentos fueron desde un 300 hasta un 3 mil por ciento, con relación a los que se pagaba el mes pasado.
Se espera que a las empresas y usuarios que pagan de manera automática sus recibos, vía transferencias bancarias, reciban el rembolso de parte del Coapatap.
75 MIL USUARIOS Y MILES CLANDESTINOS
En el suministro de agua potable en Tapachula se han realizado miles de actos de corrupción a través de los años, y por ello, las tomas clandestinas.
En la construcción de calles, se ha detectado que muchas empresas de diversos giros, incluyendo cantinas, así como majestuosas residencias, les fue modificado desde el Coapatap, su clasificación tarifaria a propósito para que pagaran, quien sabe desde cuántos años atrás, solamente lo mínimo, es decir, como si fueran humiles viviendas con familias en extrema pobreza.
De acuerdo a cifras oficiales, hay alrededor de 75 mil tomas contratadas en la ciudad, con los que se recauda cerca de ocho millones de pesos mensuales.
Se sabe que el organismo tiene un adeudo histórico de poco más de 120 millones de pesos y que incluso han hecho préstamos para el pago de las nóminas de sus trabajadores, como el caso del aguinaldo.
De igual forma, se estima que hay una cartera vencida que oscila en los 50 millones de pesos, pero se desconoce el porqué se dejó crecer esos adeudos y quienes son los que deben. Los morosos representan alrededor del 15 por ciento de los usuarios totales.
Hay un reporte de unas 10 fugas diarias en diversos puntos de la ciudad, porque el 60 por ciento de la red de agua potable ya es obsoleta, en virtud de que tienen más de 50 años de uso.
Mientras tanto, la Planta Potabilizadora de Tapachula tenía unos 15 años de que no recibía mantenimiento y más de 30 de servicio, e incluso se encuentra agrietada por sismos y pudiera colapsar en cualquier momento.
Además, que se requiere de más de cien millones de pesos para la captación directa del río Coatán, en virtud a que actualmente el agua la reciben a través del desfogue de la presa “Cecilio del Valle” de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y cada vez que lavan sus canales, se queda sin agua la ciudad hasta en una semana.
Dentro de los actos de corrupción del Coapatap, está el cobro de unos 400 contratos que la administración anterior cobró, pero que no hizo las instalaciones.
El uso y destino de los recursos de ese organismo ha obligado al Gobierno del Estado a aportar recursos para evitar la quiebra, como los 10 millones de pesos que entregó para que se abonara al IMSS y al Infonavit, y con ello renegociar la deuda.
Como se trata de un organismo descentralizado, los recursos tuvieron que ser enviados al Ayuntamiento para que éste a su vez lo remitiera a su destino final, pero no se hizo y tampoco se sabe en que fueron utilizados. A lo mejor están siendo utilizados para la construcción de un restaurant de lujo.
De los 75 mil usuarios, poco más de la mitad carece de medidores, con eso pudieran recuperar lo que quieren cobrar a las empresas que sí pagan y que con el aumento los lanzarán a la quiebra. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello