Dimes y Diretes en el Debate de Candidatos a la CDMX

522
Durante casi 3 horas, los 7 candidatos discutieron y se enfrascaron en señalamientos sobre temas de seguridad, medioambientales y de gestión urbana.
Durante casi 3 horas, los 7 candidatos discutieron y se enfrascaron en señalamientos sobre temas de seguridad, medioambientales y de gestión urbana.

Ciudad de México. Sin contratiempos, y sin novedades se llevó a cabo el primer debate entre los siete candidatos a la jefatura de Gobierno de la ciudad de México.
Al abordar el tema de la seguridad pública y justicia el aspirante del PRI, Mikel Arriola insistió en llevar a las fuerzas federales a las delegaciones para atacar el narcotráfico, y la representante de Por la CDMX al Frente, Alejandra Barrales Magdaleno, se limitó a plantear una mayor capacitación y dignificar a la policía y blindar a los jóvenes contra las adicciones con deporte y educación,
En opinión, de Claudia Sheinbaum, se abandonó el tema de la seguridad “y no sólo eso, llenaron al gobierno de rufianes, regresó la corrupción y con ello la colusión entre el crimen y la autoridad. Hay que decirlo con todos sus letras”.
La aspirante de Morena respondió en dos ocasiones a los ataques de la perredista, a quien espetó: “Alejandra, no es ético y es vil utilizar una tragedia como centro de tu campaña electoral”. Pese a esto Barrales insistió en que acusar de ser la principal responsable de lo ocurrido en colegio Rebsamen y TEC de Monterrey a consecuencia del sismo del 19 de septiembre.
También al priísta le respondió: “Mikel, cómo te atreves a hablar del tema de los delegados, cuando tu partido tiene sumido al país en la peor violencia que jamás se haya vivido. Segundo, eres candidato y no sabes que el mando de la policía y la procuraduria está en el gobierno central no en las delegaciones”.
El debate entre las 5 candidatas y los 2 candidatos, organizado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México, sirvió como escaparate para insistir en las diatribas a sus opositores.
La candidata del Frente tenía bien claro cual era la enemiga a vencer y de inmediato arremetió contra su contrincante de Morena a la que reprobó como secretaria de Medio Ambiente y en materia de seguridad pública, acusándola de “llenar de cemento la ciudad” y de fomentar el transporte privado con la construcción de los segundos pisos y de abrir las puertas al narcotráfico en Tlalpan.
Tras ser definido por el candidato del partido Humanista Marco Rascón como chapulín de la derecha y halcón del 71, Arriola agradeció el tiempo invertido en él y lanzó una de sus tantas polémicas propuestas. “Creo que te va a caer muy mal, porque yo de niño me acuerdo de verte tapando Reforma vestido de superhéroe, pero voy a regular las marchas”.
En la ronda de las preguntas el moderador Javier Solórzano se convirtió en juez al calificar las acciones realizadas por los gobiernos anteriores en segundos pisos y seguridad.
Asimismo, la candidata de Por la CDMX al Frente, Alejandra Barrales fue cuestionada por la procedencia de dos de sus inmuebles en la ciudad de México y en Miami. Sus propuestas fueron encaminadas a realizar mejoras de movilidad en la capital.
Mariana Boy del Partido Verde Ecologista, repitió en diversas ocasiones su currícula y de lo preparada que está para gobernar la capital. Su apuesta en el primer debate fue a mejorar las condiciones de transporte público y acabar con la delincuencia.
Por su parte, la candidata del Partido Nueva Alianza, Purificación Carpinteyro, con un lenguaje técnico y con una pretensión de dominio del tema, presentó sus propuestas e intento entrar en la polémica haciendo un llamado tanto a Sheinbaum como a Barrales para que “pidieran perdón”.
Lorena Osornio, candidata independiente pasó el debate sin pena ni gloria, aunque será recordada por los tropezones constantes que tuvo durante el debate.
El próximo encuentro entre los candidatos al gobierno capitalino será el 16 de mayo. Agencias