Continúa Gurría Inaugurando Obras Construidas en Gobiernos Anteriores

432
Continúa Gurría Inaugurando Obras Construidas en Gobiernos Anteriores
Continúa Gurría Inaugurando Obras Construidas en Gobiernos Anteriores

*Ahora una Caseta de Policía en Col 16 de Septiembre.

Tapachula, Chiapas; 13 de febrero. – Por segunda ocasión en lo que va de esta semana, el alcalde de Tapachula, Oscar Gurría Penagos, inauguró una obra que fue construida por otras administraciones municipales.
El primero de esos bochornosos actos lo realizó en la colonia Indeco Cebadilla, al sur de la ciudad, en donde aseguró que estaba inaugurando el Centro de Desarrollo Comunitario, un lugar que fue edificado con recursos federales hace ya muchos años.
A pesar de las críticas que eso generó en la sociedad por quererse agenciar obras que su administración no hizo, ahora salió con la puntada de que también inauguró la caseta de vigilancia policíaca de la colonia “16 de septiembre”, la cual en realidad se construyó hace más de diez años.
El alcalde se hizo acompañar de la regidora, Viridiana Figueroa García, quien por cierto inició su carrera política el trienio pasado defendiendo los colores de otros partidos políticos y recientemente se integró al de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), al que ahora representa en el Cabildo.
Figueroa, quien ostenta la presidencia de la Comisión de Seguridad en ese órgano colegiado municipal, y Gurría, encabezaron una ceremonia en la que después difundieron diciendo que habían inaugurado esa caseta.
Los pocos que se enteraron de la llegada efímera de ambos servidores públicos a ese sector de la ciudad, no podían ocultar su asombro ante lo que estaban escuchando sobre la supuesta inauguración.
En ambos casos ocurridos en la semana se ha omitido decir los montos invertidos y, por lo mismo, se teme que pudiera ser una estrategia para tratar de hacer creer a la población que se están haciendo obras y, quizá, para que ambos puedan adjudicarse de millonarios recursos del erario.
Ninguno de ellos ha querido responder los cuestionamientos de los sectores productivos, cámaras, colegios asociaciones civiles, organismos empresariales y representantes de la sociedad, en torno a los altos índices de inseguridad que se han registrado desde que Gurría asumió el cargo, hace ya casi cinco meses.
Tampoco sobre la sospechosa y reciente contratación de una persona, autodenominada “industria” que, se cree, pudiera ser de funcionarios municipales o de sus familiares y que ahora suministra los alimentos a los policías municipales, Protección Civil y a la Policía Escolar.
Además, no han querido ofrecer alguna explicación sobre lo ocurrido con la intoxicación de al menos 25 policías por el consumo de esos alimentos, lo que a muchos de ellos obligó a ser hospitalizados.
Mientras que Gurría y la regidora protagonizaban esa comparsa, seguían los asaltos a mano armada, los robos de vehículos y a viviendas, así como otros delitos, en diversos puntos de la ciudad.
De igual forma, los mismos ciudadanos reportaron este miércoles que las casetas de vigilancia en la ciudad están abandonadas y sirven de basurero público o de guarida de delincuentes. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello