Severa Crisis Enfrentan Productores

480
Severa Crisis Enfrentan Productores
Severa Crisis Enfrentan Productores

*Bajos Precios, Falta de Agua y Coyotaje las Causas.
Tapachula, Chiapas; 14 de Febrero.- Productores agrícolas del sector social califican de preocupante la escasez de agua para el riego de sus cultivos, a esto deben agregarle los bajos precios y la falta de comercialización que los hace caer en manos del coyotaje.
Nicolás Núñez Flores, en representación de campesinos del sector social del cantón Isleven, en la zona baja del municipio, dijo que desde el año pasado solicitaron a las autoridades del ramo agrícola que les brindaran la atención como consecuencia de la falta de agua que padecen año tras año, pero nunca les dieron respuesta.
Nuevamente enfrentan la sequía que cada vez es más drástica y no han sido tomados en cuenta por ninguna autoridad, a pesar de que han entregado documentos que únicamente les firman de recibido; ahora esperan que el nuevo Gobierno en sus tres niveles los voltee a ver, tal como lo ha prometido el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Se está secando la plantación de banano, plátano macho, sandía, papaya, entre otros cultivos, que están resintiendo la escasez de agua con el inicio de la temporada de estiaje, apenas cuentan con un pozo de 15 metros de profundidad y una destartalada bomba a base de diesel que es insuficiente.
Núñez Flores indicó que como consecuencia de la sequía ha habido una baja en la producción, cuando anteriormente tenían suficiente agua, cosechaban 5 toneladas de maíz por hectárea, pero bajó hasta 2.5 toneladas, algunos cuando mucho logran las tres toneladas, y en la temporada que se le denomina ‘de segunda’, no hubo nada de producción.
La misma problemática enfrentan con el cultivo de plátano, ya que al no haber agua no hay producción y al no tener talla y peso, el “coyote” se los compra a como quiere, actualmente les han pagado a 3 Pesos el kilogramo. Anteriormente cosechaban entre 10 a 15 toneladas por hectárea, pero ahora apenas y logran sacar los gastos de la inversión, lo que les preocupa.
Hay demasiada desilusión entre el sector agrícola social, muchos hasta han decidido dedicarse a otra cosa y los pocos que siguen apenas sobreviven junto con su familia, hay casos en los que los hijos ya no pueden continuar sus estudios de preparatoria, mucho menos la universidad, señaló.
El kilogramo de semilla seleccionada de maíz que utilizan para sembrar cuesta 150 Pesos el kilogramo, mientras que el de soya está en 27 Pesos el kilogramo, cuando ya se vende el producto, la soya vale más que el maíz, “eso también no lo podemos creer, no es posible que la semilla que compramos barata valga más cuando se comercializa y el maíz su precio es bajo cuando se vende la cosecha”, añadió el campesino. EL ORBE / Rodolfo Hernández González