Se Debe Denunciar los Hechos Delictivos Para que las Autoridades Puedan Combatirlos: Obispo

413
Para que la autoridad pueda actuar, debe existir denuncias sobre los hechos se inseguridad, sostuvo el Obispo de Tapachula Leopoldo González, quien lamentó la creciente ola delictiva que se vive en la región.
Para que la autoridad pueda actuar, debe existir denuncias sobre los hechos se inseguridad, sostuvo el Obispo de Tapachula Leopoldo González, quien lamentó la creciente ola delictiva que se vive en la región.

* MONSEÑOR JAIME CALDERÓN HIZO UN LLAMADO A LA CIUDADANÍA PARA QUE LE EXIJA A LAS AUTORIDADES QUE SE RESPONSABILICE EN EL TEMA DE SEGURIDAD.
* POR LO PRONTO, SIGUEN APARECIENDO GRUPOS DE AUTO DEFENSAS EN DIVERSOS SECTORES DE LA CIUDAD.

Tapachula, Chiapas; 3 de Marzo.- “Los hechos de inseguridad aumentan en nuestro Estado. Son alarmantes las noticias que a diario nos llegan donde informan sobre la inseguridad en Chiapas”, precisó el obispo de la Diócesis de Tapachula, Jaime Calderón Calderón.
Hizo una invitación a la sociedad a seguir expresando su desacuerdo con esta situación y pedir a las autoridades que pongan especial atención en ese asunto. “Pero también tenemos que decir que en todos los aspectos de la vida comunitaria también las personas toman un papel importante, esto nos lleva a caer en la cuenta que cada uno es responsable y constructor de la paz”.
Aseguró que “en el hogar, en la escuela, en la comunidad, en el trabajo, en todos los lugares donde nos desarrollamos somos generadores de paz y nos debemos esforzar por mantenerla. Fortalezcamos los lazos de vecinos vigilantes y ayudemos a las autoridades hacer su labor denunciando cualquier anomalía en las comunidades”.
Otro de los planteamientos que hizo el Obispo, es que el cuidado del medio ambiente es un imperativo más fuerte cada día. Los ríos entre más cerca están del mar, más contaminados aparecen. En estos días se aumenta la quema de áreas verdes contaminando el aire. Las calles de las comunidades siempre tienen basura. “Todo esto nos mueve a darnos cuenta de que necesitamos hacer algo y hacerlo rápido”.
Monseñor precisó que es fácil observar que donde hay mayor cantidad de personas hay más contaminación, por tanto, hay que aprender a reciclar, reutilizar y renovar muchas cosas para hacer de nuestra casa común un lugar óptimo para vivir. En estos días suelen aumentar las temperaturas y las autoridades han dado una serie de recomendaciones que conviene aplicarlas para evitar cuadros de deshidratación, insolación o enfermedades gastrointestinales por alimentos echados a perder.
Los medios de comunicación han informado que en los primeros dos meses del año ha temblado mucho en la región, señaló. Es necesario activar un protocolo de emergencia familiar para saber cómo reaccionar en caso de un sismo fuerte. “En las parroquias pedimos a los sacerdotes tener rutas de evacuación conocidas por todos para saber actuar en caso de sismos en medio de las celebraciones o actividades de evangelización”. EL ORBE / Rodolfo Hernández González
Crece el Número de Grupos de Vigilancia Vecinal
Los linchamientos son un delito que pone en evidencia la crisis en la impartición de justicia, vulnera los derechos de los acusados y afecta el tejido social. Si bien es un fenómeno global, en México se han repetido diferentes casos debido al hartazgo de la población por la inseguridad y actividades de la delincuencia organizada, aunque también ha sido un método de control social ante la ingobernabilidad y errores de las corporaciones de seguridad pública.
Los recientes hechos de sangre que han sucedido en Tapachula, como el homicidio de dos policías y un comerciante en el Mercado “San Juan”; la pareja de jóvenes asesinados en el poblado de Puerto Madero, y la ejecución de una persona y tres heridas más en Colinas del Rey, habla de la actual crisis de inseguridad en Tapachula.
El Presidente del Frente Cívico Popular del Soconusco, Pedro Pablo Scott Ramos, se refirió que al no haber culpables encarcelados por los distintos delitos antes mencionados, origina malestar entre la población que reclama justicia, y es entonces que al no haber respuesta de las autoridades, en algunas colonias han optado por hacerse justicia por su propia mano.
La incapacidad de la policía para atender las denuncias, procesar y capturar a los delincuentes, y la ineficiencia del sistema judicial, en términos de la lentitud y de la negligencia para la imposición de las penas, se convirtieron en problemas crónicos para la sociedad mexicana.
Los pobladores y diversos sectores productivos afirman que la situación de inseguridad que se vive es reciente, que hace al menos tres años, Tapachula era un lugar apacible, donde se podía trabajar y caminar confiadamente a cualquier hora.
Sin embargo hay factores determinantes para que la delincuencia haya crecido, sin que la autoridad haya detenido esa ola delictiva.
En diversas colonias y calles del primer cuadro de la ciudad, los ciudadanos han colocado lonas, en donde señalan estar unidos contra la inseguridad y en caso de sorprender a un delincuente tomarán justicia por su propia mano, ya que han expresado estar cansados del pésimo actuar de las corporaciones policíacas contra la ola de ilícitos que se ha incrementado en los recientes días.
Puntualizó en que las autoridades deben tomar la lectura de cómo la sociedad se manifiesta a través de los medios de comunicación o las redes sociales en el tema de la inseguridad, y en la que casi siempre opinan de cometer acciones de justicia por propia mano, lo que debería ser considerado como una voz de alerta. EL ORBE/ Marvin Bautista