PROFECO Cierra Oficina en Tapachula Para Reubicarla en TG

829
Según el titular federal Francisco Sheffield Padilla, son parte de las medidas de austeridad.

Tapachula, Chiapas; 9 de Julio.- A partir de este martes, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) cerró definitivamente sus oficinas en Tapachula y sus funciones serán atraídas por la Delegación ubicada en la capital, Tuxtla Gutiérrez.
El titular a nivel nacional de esa dependencia, Francisco Sheffield Padilla, emitió el oficio PFC/OP/101/2019, dirigido a la Coordinadora General de Administración, Berenice Alba González para girar las instrucciones en torno al cierre de las oficinas.
En la misiva hace referencia a un memorándum, de fecha 3 de Mayo, emitido por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en el que -según Sheffield- el mandatario instruye a la administración pública federal a implementar medidas de austeridad adicionales.
Por eso, la PROFECO, con la finalidad de dar cabal cumplimiento a las medidas señaladas en el documento de la Presidencia y en atención a que las instituciones deberán sujetarse el presupuesto destinado, decidió cerrar varias oficinas en el país.
Estas son la Delegación Sur y la de Naucalpan, en la Ciudad de México; nueve Subdelegaciones ubicadas en Manzanillo, Ciudad Obregón, Tapachula, Xalapa, Ecatepec, Mexicali, Playa del Carmen, Iguala y Ciudad Juárez.
Así también, se ordenó el cierre definitivo de cuatro Unidades de Servicio, localizada en Chetumal, Coatzacoalcos, Matamoros y San Juan del Río.
Se informó que, en el caso de Tapachula, las medidas entraron en vigor a partir de este martes y ahora comenzó un proceso de desmantelamiento de las oficias para trasladarlas a Tuxtla Gutiérrez.
Sobre ese tema, Carlos Murillo Pérez, en representación de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) local, dijo en entrevista para EL ORBE que es una mala medida, porque esa dependencia servía para presentar los abusos de los expendedores, prestadores de servicios y del propio Gobierno.
Consideró que, al trasladar ese lugar a la capital chiapaneca, ya nadie de la Costa y de la Frontera Sur presentará sus quejas porque el viaje representa pérdida de mucho dinero y tiempo, lo que afectará a poco más de un millón de habitantes del Soconusco.
Lamentó que Diputados federales y locales que representan a Tapachula y los municipios circunvecinos no estén haciendo absolutamente nada para defender los intereses de la Frontera Sur.
“En realidad ni siquiera sabemos quiénes son los legisladores y qué es lo que hacen para justificar lo que ganan cada 15 días”, opinó.
De igual forma recordó que las denuncias en el Soconusco ante la PROFECO las encabezó durante varios años la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Telmex, coincidentemente por pésimo servicio, cobros injustificados y altas tarifas.
Así también, que el tercer lugar lo ocupaba el Comité de Agua Potable y Alcantarillados de Tapachula (COAPATAP) y que ahora tampoco habrá un lugar dónde presentar las inconformidades “y eso significa que el gobierno nos está dejando en un estado de indefensión”.
Lo mismo se hizo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), de la que dejaron una empleada en Tapachula para recibir documentos y remitirlos, como si fuera una oficialía de partes, pero sin ningún poder de resolución.
Dejó en claro que, casi en su totalidad, la población que asistía a la Profeco de Tapachula era de muy escasos recursos económicos que acudía en su desesperación de pelear que no le cortaran los servicios públicos a consecuencia de no poder pagar tarifas altísimas.
Adelantó que habrá cifras falsas de los resultados del Gobierno, porque se dirá que se redujo considerablemente los reclamos en la región Soconusco, cuando en realidad es que ya no hay dónde quejarse.
“Estamos viviendo una crisis que aún no toca fondo. No hay obras y están desmantelando a Tapachula, como si nos estuvieran orillando al precipicio del olvido”, puntualizó. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello