Migrantes Ingresan y se Entregan al INM, Frontera Abierta: Cuento de Nunca Acabar

178
Mientras más de tres mil migrantes deambulan en Tapachula esperando el “salvoconducto”, por el río Suchiate el paso de indocumentados no se detiene.

*EN GRUPOS, EXTRACONTINENTALES CONTINUAN INGRESANDO SIN EL MINIMO OBSTACULO POR EL RÍO SUCHIATE. *CON LA INTENCION DE OBTENER EN MEXICO EL PASE DE SALIDA, QUE LES PERMITA LLEGAR A LOS ESTADOS UNIDOS.

Tapachula, Chiapas; 9 de Septiembre.- A pesar de la crisis humanitaria y al incremento de retenes carreteros por parte de la Guardia Nacional, Policía Federal y elementos del Instituto Nacional de Migración (INAMI) en la frontera sur, a diario continúan ingresando decenas de migrantes africanos con la intención de llegar a los Estados Unidos.
Este lunes, un grupo de aproximadamente 40 migrantes extracontinentales se entregaron de manera voluntaria en el módulo que el Instituto Nacional de Migración abrió la semana pasada a un costado de la explanada principal de la Estación Migratoria «Siglo XXI», con la intención de obtener el anhelado salvoconducto que les permita continuar su tránsito hacia el norte del país.
Uno de los migrantes provenientes del Congo, en entrevista, dio a conocer que ingresaron junto con un grupo de sus connacionales el pasado domingo, y lo hicieron de manera ilegal a través del río Suchiate, sin embargo, al llegar a territorio mexicano se han encontrado con diversas problemáticas que les impide continuar con su viaje.
Con su dificultad para hablar el español, dijo que no fue difícil ingresar a México porque el río Suchiate no es tan profundo, por lo que pudieron pasar caminando y otros a nado, además no se compara a las dificultades que se han enfrentado en su travesía.
Al cuestionarlo sobre cómo había sido el viaje, señaló «es algo muy duro, si llegamos aquí es gracias Dios, por lo menos estamos en un lugar, y para nosotros los hombres tal vez pudo ser fácil, pero hay mujeres embarazadas piernas jodida, no tiene como comer y no tiene dinero, se van a morir de hambre, es complicado».
Para llegar a territorio mexicano tuvieron que realizar una travesía de varios días por Ecuador, Colombia, Perú, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, y Guatemala, en cuyos países obtuvieron todas las facilidades para transitar, sin embargo, en México se han topado con la postura de impedir que continúen su camino hacia los Estados Unidos.
Desde muy temprano, este grupo de aproximadamente 40 migrantes extracontinentales se concentraron en una parte de la explanada de la Estación Migratoria en espera de que el personal del Instituto Nacional de Migración comenzará a dar atención en el módulo instalado, para poder entregarse de manera voluntaria, toda vez que este es el procedimiento que realizan estas personas cuando ingresan, supuestamente para poder obtener con mayor facilidad el pase de salida, tal y como ocurría anteriormente.
Ante la tardanza y desesperación de estar bajo los incandescentes rayos del sol, los africanos comenzaron a levantar la voz y exigir al personal del INAMI que los atendieran y amenazaron con derribar las vallas metálicas, y fue de esta manera como pudieron ingresar a realizar su trámite en grupos de 5 personas.
«Migración México no tiene respeto para africanos, parece no tener derechos internacionales, Panamá y Costa Rica respeta africanos y ayuda, aquí puros militares, mujeres y crianza no tener comida ni lugar para dormir, y migración no nos atiende» narró otro de los extracontinentales.
La intención de este grupo días es la misma que la del contingente que permanece varado en Tapachula desde hace más de 3 meses, obtener el pase de salida que les permita continuar su camino, toda vez que, su intención de ingresar hacia los Estados Unidos y no de quedarse en territorio mexicano, tal y como pretende el Gobierno Federal al negarles el también llamado salvoconducto.
La crisis humanitaria en la frontera sur se ha agudizado, pues el Instituto Nacional de Migración continua con la postura de retener en esta zona a los miles de migrantes africanos, y a pesar de la protesta que mantiene un grupo aproximado de 400 extracontinentales les ha negado el pase de salida que les permita transitar libremente por territorio mexicano.
En lugar de brindar las condiciones para que los extracontinentales continúen su camino, el 10 de Julio la entonces Directora General de Control y Verificación Migratoria, Ana Laura Martínez de Lara, emitió un documento que establece que los extracontinentales tienen que abandonar el país solo por la frontera sur y no por la norte.
Este documento restringe todas las posibilidades de los migrantes, y en este sentido el INAMI ha cometido un sinfín de atropellos para negar los pases de salida.
Ante la postura de negar los pases de salida, un grupo de aproximadamente 400 africanos permanecen en plantón desde hace 21 días, quienes permanecen en condiciones de hacinamiento y sin ayuda de alimentos ni agua, lo que ha pegado fuertemente en la salud de los extracontinentales.
Debido a esta situación, su ánimo ha decaído en gran medida, ya que a diferencia de las danzas y cantos que realizaban en los primeros días en el acceso del inmueble federal, ahora sólo permanecen agrupados y con la esperanza de que el fallo de los amparos interpuestos ante los Juzgados federales sea favorable para que en los próximos días puedan continuar su camino. EL ORBE/ Marvin Bautista.