Regidores y Alcalde Sesionan “Sospechosamente” a Puertas Cerradas

423
Regidores y Alcalde Sesionan “Sospechosamente” a Puertas Cerradas

*Exigen Ciudadanos que se Abran las Puertas del Cabildo.

Tapachula, Chiapas; 3 de Noviembre.- Las sesiones del Cabildo, que por años se llevaron a cabo públicamente para ver cómo se aprobaban o desechaban las propuestas del Alcalde en turno o de los Regidores, fueron canceladas, y ahora los arreglos entre ellos son a puerta cerrada.
En Tapachula, esas decisiones no concuerdan con la iniciativa del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en torno a la transparencia financiera, económica, política y social.
Benjamín Olguín, en su calidad de ciudadano, consideró que esas reuniones deberían estar abiertas a todo el público, como se ha realizado en administraciones anteriores.
«No quieren que la gente se entere de lo que están haciendo. Yo creo que, el que nada debe, nada teme. Si están trabajando bien, no hay por qué ocultar las cosas. Simple y sencillamente la población debe enterarse y saber qué es lo que están haciendo”, opinó.
Ante ese panorama, consideró que el Alcalde y el resto de los integrantes del Cabildo, “pudieran estar incurriendo en algo indebido, por la insistencia de aprobar los acuerdos a puerta cerrada, cuando todos debemos de estar sabidos de lo que se está haciendo en beneficio de Tapachula”.
En los Ayuntamientos locales anteriores, recordó, cualquier ciudadano podía entrar a las sesiones e, incluso, se transmitían en vivo para que se pudiera consultar desde sus propios hogares o fuentes de trabajo.
Indicó que no se puede hablar de democracia en Tapachula y menos de transparencia, si las decisiones que tienen que ver con el Gobierno y la administración pública, lo hacen a puertas cerradas.
“El cambio que se esperaba con el nuevo gobierno, era para mejorar las condiciones de vida en este municipio. Sin embargo, para el alcalde Oscar Gurría, el cambio es para ir en contra del desarrollo, la democracia y la transparencia”, opinó.
Al hacer un balance de esa actitud de los miembros del Cabildo durante todo un año, indicó que, lejos de atender las necesidades que aquejan a la población, “pudieran estar buscando obtener mejoras para su propio beneficio, tomando acuerdos en lo oscurito”,
Coincidió con las voces que señalan que la inconformidad social en Tapachula va rápidamente en aumento, luego de las lamentables condiciones en las que se encuentra el municipio.
No hay obras, no se sabe en dónde están los millones de Pesos que mensualmente reciben del Gobierno Federal, del Estatal y de las recaudaciones; hay altos niveles de inseguridad, pésimos servicios públicos, desabasto de agua, comercio informal y prostitución, desbordados, entre otros. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello