Anuncian Inversión de 632 Mdd Para Gasoducto en Chiapas

212
Anuncian Inversión de 632 Mdd Para Gasoducto en Chiapas

* Darán Continuidad a Proyecto del Sexenio Pasado.

Tapachula, Chiapas; 08 de noviembre. – Los gobiernos de Estados Unidos y México firmaron este viernes una carta de intención para invertir en un gaseoducto en la Costa de Chiapas, 632 millones de dólares por parte de esa nación norteamericana y, con ello, impulsar el crecimiento económico.
Se dijo que lo pactado hoy, había sido parte de los compromisos contraídos en diciembre del año pasado por parte de las naciones para impulsar el desarrollo económico del sur de México y Centroamérica, y que se ha ido cumpliendo paulatinamente.
La idea es proporcionar a las grandes empresas el acceso de ese tipo de combustibles; es decir, atraer las inversiones a la frontera sur de Chiapas.
El proyecto había sido presentado por el gobierno federal pasado, pero nunca se llevó a cabo. El plan considera dos nuevos desarrollos para transportar gas natural en Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Chiapas, en cuyas entidades no ha llegado ese combustible útil para la industria manufacturera.
El primero de esos proyectos sería el gasoducto Lázaro Cárdenas-Acapulco, que iría desde el estado de Michoacán hasta el de Guerrero; así como el de Salina Cruz-Tapachula, que unirá a Oaxaca con Chiapas.
Se prevé que éste último traspasará la frontera sur para conectarse con la República de Guatemala.
A manera de ejemplo de los beneficios que eso traería, quien tenga una tintorería o una tortillería en Chiapas y le llegue gas natural, tendrá reducciones en sus costos de hasta un 40 por ciento.
Además, la experiencia internacional muestra que ese tipo de proyectos impulsa el desarrollo industrial de las entidades. En el caso de México, las entidades que cuentan con gas natural tienen en promedio un ingreso per cápita 50 por ciento mayor al de aquellas que no cuentan con él.
El Oaxaca y Chiapas partirá desde Salinas Cruz, en el Golfo de Tehuantepec, recorrerá toda la Costa de Chiapas, pasará por Tapachula hasta llegar a la frontera. Continuará en territorio guatemalteco y concluirá en el departamento de Escuintla.
Tendrá una longitud de 420 kilómetros en México y 180 Kilómetros en Guatemala, es decir, 600 kilómetros en total. Se calcula que el costo total del mega proyecto -en ambas naciones- podría alcanzar los 20 mil millones de pesos.
La obra requerirá de cerca de 4 años para ser concluida. En el caso de Guatemala, el país deberá realizar una licitación para el tramo que conectará de Tapachula a Escuintla con una distancia estimada de unos 180 kilómetros.
Hay empresas privadas interesadas para desarrollarlo y Pemex podría asesorar para hacer la licitación junto con un nuevo organismo mexicano. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello