Ayuntamiento Adeuda Salarios a Empleados Migrantes, Indocumentados Varados por Desatención del INM

411
Los inconformes aseguran que están pendientes de pago alrededor de 3 millones de pesos, por concepto de un mes de sueldo.

* LA ACTUAL ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL AUN NO LIQUIDA 1 MES DE SUELDOS A LOS MIGRANTES QUE CONTRATÓ PARA LABORES DE LIMPIEZA EN LA CIUDAD.
* VARIOS INDOCUMENTADOS PERMANECEN VARADOS, YA QUE NI EL INM, COMAR, ACNUR Y DERECHOS HUMANOS LOS ATIENDEN PARA PODER REGULARIZARSE.

Tapachula, Chiapas; 20 de Diciembre.- Luego de que el Ayuntamiento no les ha pagado desde hace un mes los salarios a los migrantes que fueron contratados para trabajos de limpieza en las calles, este viernes cumplieron el segundo día de inconformidades.
En la víspera, se habían concentrado en el edificio particular que renta y tiene habilitadas como oficinas del Gobierno Municipal, ubicadas en la Central Poniente y 2ª Sur.
Ahí, los afectados habían dicho a los medios de comunicación que los traían de un lado a otro y no les querían pagar, con la justificación de que no había dinero.
Este viernes por la mañana nuevamente se presentaron a ese lugar y dijeron que ya no iban a trabajar, hasta que les pagaran.
Luego, hubo una reunión con varios funcionarios que les prometieron que los pagos de una quincena saldrían en las próximas horas y el resto, para la semana entrante.
Dudando que no fuera a cumplir la administración del aún alcalde, Óscar Gurría Penagos, la mitad de los migrantes decidió mantener su postura y los otros retomaron sus actividades de limpieza.
Según los migrantes, en suma, se les adeuda alrededor de tres millones de Pesos, solamente en salarios.
INM Desatiende a Migrantes Irregulares
Miles de extranjeros indocumentados que entraron al país de manera irregular en los últimos meses, permanecen varados, sin trabajo, sin un lugar dónde vivir y con un futuro incierto.
María del Carmen Díaz Rodríguez, de origen cubano, dijo en entrevista para rotativo EL ORBE, que está en Tapachula desde el 29 de Mayo, y de inmediato solicitó su estatus migratorio ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).
Desde entonces, señala, está haciendo sus trámites ante las autoridades, pero como es desertora de Cuba, se mantiene en el país como si estuviera presa.
Y es que explicó que la Comar le negó el refugio y por ello se dirigió al INM, en donde le dijeron que no pueden hacer nada por ella porque no tiene sus papeles legales. “Le pregunté al agente de migración a dónde tenía que ir, y me dijo que no sabía, y por eso me quedé en blanco”.
Después, según lo que narró, acudió a la Comisión de los Derechos Humanos, donde le contestaron lo mismo, que no saben qué hacer con su caso.
Como una de las últimas opciones, se presentó ante un despacho de abogados particulares, quienes le están haciendo sus trámites para que sea considerada apátrida, es decir, una persona sin patria y con ello alcance un beneficio migratorio, pero el trámite podría durar seis meses.
Por otro lado, se apuntó en el empleo que ofrece el Gobierno, pero que no les han pagado y tuvo que dejar la casa en donde le cobran mil 500 Pesos, “y por eso estoy en la calle, sin saber a dónde ir”.
Calculó que en esa misma situación podría haber otros 2 mil extranjeros en Tapachula, “a quienes los policías les exigen dinero y si no lo entregan, les dan una golpiza, además le roban sus propiedades y los tratan como si fueran perros”. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello