Miles de Migrantes Inician Huelga de Hambre en el Parque Central “Miguel Hidalgo”

147
Se Concentraron en el Parque “Benito Juárez”, Donde Entregaron Documentos Para Obtener un Amparo y por Fin los Dejen Abandonar Tapachula.

* Son Miles.

* “¡YA DÉJENNOS SALIR DE TAPACHULA!”

Tapachula, Chiapas; 13 de Septiembre del 2021.- Miles de extranjeros de varias nacionalidades iniciaron en la mañana de este lunes, en Tapachula, la huelga de hambre más grande que se tenga registrada en la historia de EL ORBE, en protesta porque el Gobierno Federal los mantiene retenidos en la Ciudad al no entregarles el oficio que les permita recorrer el territorio nacional para llegar a los Estados Unidos.
A la par de eso, grupos de abogados de la región sumaron esfuerzos para formular de manera gratuita los amparos individuales a cada uno de los migrantes, en donde un Juez federal les otorgue la protección de la justicia para que no sean detenidos y puedan llegar a tierras norteamericanas.

Se Concentraron en el Parque “Benito Juárez”, Donde Entregaron Documentos Para Obtener un Amparo y por Fin los Dejen Abandonar Tapachula.

La concentración de los hombres mujeres y niños de color en el Parque Central “Miguel Hidalgo” en este lunes, fue impresionante, porque también se dieron cita activistas nacionales e internacionales, representantes de organismos de Derechos Humanos, observadores de la Organización de las Naciones Unidas, entre otros.
En el acto estuvo el director de la organización “Pueblos sin fronteras”, Irineo Mújica, así como su homólogo del Centro de Dignificación Humana (CDH), Luis García Villagrán.
Ahí, defensores de los Derechos Humanos informaron a los extranjeros que realizarán los juicios de garantía ante un Juez federal para que se resuelva la legalidad de los trámites, puedan transitar por territorio nacional y salir de Tapachula.
Alrededor de las 10 de la mañana, los activistas dejaron de comer algún tipo de alimentos al igual que los migrantes que se enlistaron por su voluntad para participar en ese ayuno sin precedentes en México.
De acuerdo a Mújica, “se tiene el propósito de ayudar a los migrantes para que dejen Tapachula, porque este municipio está desbordado. Tan solo en un minuto recibimos más de 50 documentos para trabajar en los amparos”.
El objetivo del ayuno es que el Gobierno Federal atienda la crisis migratoria que se está viviendo en la región Soconusco, “donde los migrantes quieren salir de Tapachula, porque ya no hay lugar para más personas”, indicó.
Se informó, además, que el ayuno se desarrollará de manera permanente en esa plaza central hasta que las autoridades mexicanas atiendan esa situación que inició con el sexenio.

Con un “Ayuno por la Libertad”, Migrantes de Varias Nacionalidades Buscan ser Escuchados por las Autoridades del INM.

Guillermo Baltazar, en representación de los migrantes de El Salvador y quien se sumó a la huelga de hambre, señaló que decidieron participar en ese movimiento porque se quieren ir de Tapachula, pero no en caravana, porque señala que en los primeros intentos, fueron golpeados y otros están desaparecidos.
Es la misma postura de miles de migrantes que han estado varados durante meses en esta Ciudad, señaló, por lo que muchos han optado por tomar caminos de extravío, viajar por la sierra en zonas montañosas o irse en autobuses.
Irineo retomó el tema al recalcar que, en Tapachula, “hay una crisis desproporcionada. Jamás habíamos visto que un gobierno concentrara a la migración en una sola Ciudad, que está abarrotada y sufriendo”.
Aseguró que no avalan la violencia y que por ello han emprendido estas acciones, como el “Ayuno de la libertad” y los amparos, para que los migrantes puedan tener una alternativa para salir hacia los Estados Unidos, “porque están atrapados y encerrados en un lugar donde no quieren estar”.
La respuesta de los miles de indocumentados a esa determinación fue impresionante, porque en cuestión de segundos miles de ellos se congregaron en el parque central.
Aún cuando no se dio a conocer las cifras exactas, se calcula que en la huelga de hambre participan más de cinco mil, aunque por la tarde se seguían sumando.
Como era de esperarse, ningún funcionario se presentó para hacer alguna propuesta de solución o para establecer alguna mesa de diálogo. EL ORBE / M. Blanco